¿Qué es el Índice Big Mac?

Big Mac es más que una hamburguesa doble de carne de vacuno con lechuga, cebolla, pepinillo y queso fundido. También es una marca registrada por la cadena estadounidense de comida rápida McDonald´s, un icono de carácter mundial y, gracias a la revista inglesa The Economist, ha dado nombre a un índice monetario para comparar el poder adquisitivo entre las diferentes economías del mundo. Es el denominado Índice Big Mac.

Índice Big Mac según distintos países.

Valoración del precio de la hamburguesa Big Mac expresada según el Índice Big Mac.

Índice Big Mac en un entorno global

La Teoría de la Paridad del Poder Adquisitivo (PPA), y el propio Índice Big Mac, se basan en otra ley económica, la del precio único, según la cual un mismo bien debe tener el mismo precio en cualquier país del mundo si se dan las condiciones de libre competencia y comercio y no existen costes adicionales al transporte. McDonlad´s Corporation tiene un total de 36.000 locales repartidos entre los cinco continentes. La hamburguesa Big Mac se comercializa en la gran mayoría de ellos y su precio de venta se ajusta al nivel de renta per cápita concreto de cada población, lo que la convierte en un barómetro ideal para medir los niveles de igualdad y desigualdad adquisitiva entre países con distinta moneda.

“El Índice Big Mac es un barómetro económico que se adapta a la necesidad de medir los niveles de igualdad o desigualdad de los tipos de cambio de divisas a partir de un producto unitario”.

Más allá del carisma comercial de la que es probablemente la hamburguesa más famosa del mundo, la razón por la cual el semanario inglés The Economist eligió hace ya más de 30 años (1.986) la hamburguesa Big Mac como producto de referencia de su Índice para calcular el estado real de los tipos de cambio de divisas, o lo que es lo mismo, si están sobrevalorados o infravalorados con respecto al dólar, está en la Teoría de la PPA. Según el enunciado académico de La Teoría de la PPA “el tipo de cambio entre las monedas de dos países es igual a la relación entre los niveles de precios de esos dos países ya que, solo así, el poder adquisitivo de las monedas de ambos países es el mismo”. Es decir, que si el valor estimado del dólar americano está en 0,25% por encima del valor estimado del euro, el precio de consumir una hamburguesa Big Mac debería ser un 0,25% más caro en los países con dólar americano que en los países con euro para que se cumpliese la equidad del modelo de cambio de divisas.

Infografía de los datos definitivos recogidos por The Economist.

Infografía empleada por The Economist para presentar los datos del Índice Big Mac. Fuente: The Economist.

Índice Big Mac en datos reales

The Economist presenta los datos del Índice Big Mac en una infografía o gráfico de datos con el que el usuario puede interactuar, consultando así las comparativas que el lector desee en los registros sobre el estado real de las equivalencias económicas entre países. La pestaña “Seleccionar moneda base” ofrece la posibilidad de elegir entre cinco tipos de monedas de curso legal: el dólar estadounidense, el euro, la libra esterlina, el yuan chino y el yen japonés. Así, si consultásemos los datos del mes de julio del año 2.107 sobre Estados Unidos (EE UU) y la República Popular de China, según el semanario inglés, en el mes de julio del año 2.017, “el precio medio de un Big Mac en Estados Unidos (EE UU) fue de 5,30 $, en China fue de 2,92 $ a los tipos de cambio del mercado”. Esto significaría, en referencia a lo afirmado por The Economist, que en esas fechas la moneda de la República Popular de China (excepto en Hong Kong y Macao ya que su moneda es otra), el yuan, se infravaloró un 45%.

Cambiando en el gráfico el tipo de moneda base al euro, el precio medio de una hamburguesa Big Mac en el mes de julio del año 2.017 fue de 3,91 € en la Eurozona y en la República Popular de China fue de 2,55 €. Al igual que ocurre en la comparativa EE UU- China, el yuan se infravaloró, aunque en este caso en menor medida, un 34,7%. Siguiendo con el euro como moneda base, en EE UU, en la misma fecha, el precio de la mítica hamburguesa fue de 4,64€, que se traduce en una sobrevaloración del dólar americano del 18,7%. En el caso de la libra esterlina frente al euro se produce una infravaloración del 7,9%. En Gran Bretaña el precio del producto estrella de Mcdonald´s costaría 3,60 €, un valor muy próximo al precio real del Big Mac en la Eurozona que fue de 3,91 €.

Relación yuan y dólar según el Índice Big Mac.

Ejemplo de moneda corriente de la República Popular de China (yuan) y de EE UU (dólar americano).

“En el mes de julio del año 2.017 el yuan, moneda de la República Popular de China, se infravaloró un 45% frente al dólar americano”. The Economist.

Pero el Índice Big Mac puede consultarse de otras maneras. El semanario inglés enseña de forma predeterminada en la parte inferior de la infografía principal “un gráfico de dispersión” que representa el precio local de un Big Mac contrastado en la moneda base seleccionada previamente con “el Producto Interior Bruto (PIB) de ese país”. Situando el cursor sobre cualquiera de los puntos del gráfico de dispersión se obtiene información más detallada.

La tercera y última opción para acceder a la información precisa la encontramos en el gráfico de líneas “que representa la infravaloración o la sobrevaloración del país resaltado ordenado en función de su evolución temporal de acuerdo a la moneda base seleccionada”, según The Economist. Así, sabemos que en julio del año 2.017 el rublo ruso estaba infravalorado respecto al dólar americano un 57%, frente a la infravaloración del  71,5% del mes de enero del año 2.015.

“En Gran Bretaña el precio del producto estrella de Mcdonald´s costaría 3,60 €, un valor muy próximo al precio real del Big Mac en la eurozona que fue de 3,91 €”. The Economist.

Margen de error del Índice Big Mac

“El Índice Big Mac nunca fue concebido como un indicador preciso de la desalineación monetaria, sino como una herramienta para hacer la teoría del tipo de cambio más digerible”. The Economist.

El Índice Big Mac propuesto por The Economist no tiene rigor científico. Esto quiere decir que no es un modelo de análisis económico corroborado por ninguna institución u organismo oficial. Para que las conclusiones de sus resultados sean más rigurosas debe tenerse en cuenta una serie de supuestos:

  • La presencia en la zona de locales de comida rápida que ofrezcan productos o servicios iguales o similares a los de la Corporación Mcdonald´s.
  • La hamburguesa Big Mac no tiene los mismos índices de demanda en todos los puntos de venta internacionales de Mcdonald´s.
  • La relación comparativa del coste de acudir a comer a Mcdonald´s o ir a otro restaurante, que no necesariamente tiene que ser de comida rápida, es desigual para cada país de muestra.
Hamburguesa Big Mac.

Hamburgues que ha inspirado el Índice Big Mac. Fuente: McDonald´s.

Aún así, su criterio original, la obtención de los datos empíricos monetarios y el trabajo analítico posterior con ellos aporta información relevante para el objeto de estudio: comparar el poder adquisitivo de las diferentes economías del mundo. Según reconocen desde The Economist el Índice Big Mac “nunca fue concebido como un indicador preciso de la desalineación monetaria, sino como una herramienta para hacer la teoría del tipo de cambio más digerible”.

Sobre el autor Maria Diaz

Licenciada en Periodismo y especializada en el Análisis Político. Mi objetivo es comprender la realidad para poder narrarla, porque historias hay muchas y todas merecen ser contadas.

Deja un comentario: