fbpx

Tipos de inflación, explicados de manera sencilla

Tags: ,

A lo largo de estas semanas hemos ido viendo algunos conceptos económicos que todo el mundo debería conocer, pues de ello depende en gran en medida el día a día y las cuentas familiares de casi todos. Por ello en esta ocasión sigo con el carro económico y voy a tocar una de las bazas más importantes de la economía moderna: la inflación. ¿Qué es?¿Por qué se da?¿Qué tipos hay? Eso y mucho más en el post de hoy.

Inflación

Inflación

Qué es la inflación

La inflación, dicho a groso modo, es la subida de los precios en un margen de tiempo concreto. Es un término estrechamente relacionado con la perdida de poder adquisitivo, pues cuanto más suban los precios sin actualizarse los ingresos más habrá que pagar por los bienes y servicios; pudiendo así comprar menos cosas con el mismo dinero. De ahí que anualmente se junte en España la patronal, los sindicatos y el gobierno para subir el Salario Mínimo Interprofesional por encima de lo que han subido los precios. Es decir, para colocar la subida por encima del IPC y evitar así que se pierda poder adquisitivo. También se hace con las demás nóminas y con las pensiones.

Es normal que año tras año la inflación vaya subiendo en uno o dos puntos porcentuales, pero cuando lo hace de manera mucho más aguda nos metemos en los terrenos pantanosos; algo que si puede llegar a ser preocupante.

Ejemplo de inflación

Inflación de la leche

Inflación de la leche

Ya sabéis que con ejemplos todo se entiende mucho mejor, así que ahí va uno.

Imaginad que en 2015 una caja de leche valía 70 céntimos (me estoy inventando los datos, que conste). Y ahora tomad el dato de que esa misma caja subió a 72 céntimos al cierre de 2016, lo que representa un incremento del 2,85%. Ese porcentaje sería la inflación en ese producto.

Ahora bien, la inflación oficial, el IPC (*), se calcula en base a la variación en los costos de la cesta básica de la compra (entre otros parámetros de referencia); por lo que es habitual que cuando un producto suba de precio lo hagan los demás y se convierta en algo generalizado. Así pues imaginaros que ese 2,85% de la leche es la media que han subido los productos referenciados por el IPC durante un año. Si los salarios suben en ese mismo periodo un 2% nos encontramos frente a una perdida del poder adquisitivo del 0,85%. Si la subida de los salarios se mantiene en el IPC (en la inflación) no se notará, mientras que si suben por encima del IPC los trabajadores ganarán poder adquisitivo y podrán gastar más. Todo depende del contexto económico y de la habilidad del Gobierno.

Puede que el 0,85% del ejemplo no sea mucho, pero eso equivaldría a que una persona que cobre 1.000 euros pasae a cobrar 991,50. Cambia la cosa, ¿verdad?

(*) Técnicamente el IPC no es lo mismo que la inflación, pero el concepto es tan similar que se puede dar por sinónimo para la explicación.

Causas de la inflación

Hay diversas razones por las que la inflación puede darse.

Por una parte están las emisiones de deuda del Estado, que harán que los intereses se sumen a los gastos orgánicos y así se requiera de financiación constante para cubrir esas obligaciones. Cuando esto se solventa a través de cargas impositivas las empresas deben subir los precios para mantener los márgenes. Pasa algo parecido cuando hay una excesiva emisión de dinero por parte de las instituciones, pues este se devalúa y hace que los precios suban para que los margenes comerciales puedan mantenerse.

Otra de las causas de la inflación es el incremento de la demanda cuando la oferta no puede seguir el ritmo de producción. En esos casos, al existir más demanda que oferta, suben los precios. Economía de mercado. Y bueno, si esto se da en un sector estratégico, como podía ser el energético, se verán afectadas muchas industrias, haciendo que los precios suban de manera generalizada. A este último se le llama “inflación estructural”.

Tipos de inflación

Deflación

Deflación

Hay varios términos asociados de manera directa con la inflación:

  • Deflación

    Se da cuando el efecto real es inverso a la inflación. Es decir, cuando los precios bajan.

    Podría parecer algo positivo, pero no lo es tanto, puesto que está demostrado que esta situación lleva a disminuir el consumo en espera de mejores oportunidades. Al final las empresas cierran por falta de beneficios y el desempleo se incrementa.

  • Reflación

    Las economía que se encuentran en deflación necesitan provocar un incremento de los precios para evitar los problemas del punto anterior. A esta vuelta de tuerca se le llama “reflación”.

  • Estanflación

    El término estanflación hace alusión a un hecho típico en las crisis económicas: subida de la inflación y del paro manteniendo estancado el PIB.

  • Inflación subyacente

    La inflación subyacente comparte el mismo principio que la inflación, pero con la salvedad de que para su cálculo no se incluyen aquellos bienes con precios muy variables. Por ejemplo se dejan fuera los servicios energéticos, pues sus tarifas cambian constantemente y pueden viciar la inflación real.

  • Inflación estructural

    Se da cuando el incremento de precios en un sector determinado afecta a otros, haciendo que otro tipo de industrias asociadas suban sus precios de manera generalizada. Es típico cuando se dispara el precio del petroleo, del gas y en general de todas las materias primas.

  • Desinflación

    La desinflación básicamente viene a ser el contexto económico en el que la inflación decrece sin desaparecer.

  • Inflación moderada

    La inflación moderada existe cuando las tasas inflacionistas son inferiores al 10% anual. Se trata de un tipo de inflación manejable a través de políticas económicas convencionales.

  • Inflación galopante

    Se llama así a este tipo de inflación puesto que es capaz de provocar incremento de precios de hasta tres cifras. Es decir, que los productos de consumo podrían duplicar, triplicar o cuadruplicar su precio de un año para otro. Se da en medio de contextos económicos muy graves. Como por ejemplo guerras.

  • Hiperinflación

    La hiperinflación es una realidad cuando la subida de precios es superior al 1.000%. Esto causa una perdida de poder adquisitivo brutal, una depreciación completa del dinero y una inestabilidad social y política muy peligrosa. Es el contexto en el que se encuentra Venezuela.

Artículos relacionados

Sobre el autor Jon Sainz

Programador industrial, blogger profesional y Coordinador de Contenidos de Cursos.com.

sígueme en:

Deja un comentario: