Cómo ser inmunólogo. Requisitos, sueldo y cursos

Tags:

Para ser inmunólogo lo mejor es apostar por una formación de calidad. La carrera de inmunología no existe como tal dentro de cualquier facultad, pero se puede acceder a esta especialidad a través de otros estudios. Por ejemplo, estudiando antes los grados de medicina, farmacia, enfermería o biología. Además, los interesados deben cumplir unos requisitos. Al margen de estudiar, tienen que tener interés por las especialidades que están presentes en la inmunología.

inmunólogo

Los profesionales de este ámbito acostumbran a tener en España un sueldo que está entre los 2.500 y los 3.000 euros. Por otra parte, los interesados en tener una toma de contacto con el mundo de la inmunología pueden encontrar dentro del mercado una serie de cursos interesantes para conocer las líneas maestras de esta disciplina.

Lo cierto es que el trabajo del inmunólogo, aunque puede ser desconocido para buena parte de la población, tiene su importancia. Esto es así porque se dedica profesionalmente a la investigación para atajar problemas y enfermedades que pueden resultar peligrosos para el organismo humano. Debido a esto, las bacterias y otros cuerpos son aspectos en los que un inmunólogo trabaja con asiduidad para lograr encontrar soluciones de calidad (Post relacionado «¿Qué es la Medicina Alternativa?»).

inmunólogo

Un médico inmunólogo se dedica principalmente a identificar, descubrir y atajar los agentes externos que estén presentes y se corra el riesgo de que su contacto con el cuerpo humano provoque problemas o enfermedades para el organismo. Lo cierto es que el perfil de este médico guarda más relación con la ciencia que con la medicina. A la investigación es a la que los inmunólogos dedican más tiempo en su jornada de trabajo. También realizan estudios, ponencias y exposiciones orientados a reforzar el sistema inmunológico del cuerpo y evitar que entre en contacto con agentes de riesgo.

Se puede afirmar que el inmunólogo se encarga de aplicar una ciencia perteneciente a la biología que se emplea en el ámbito sanitario para estudiar los mecanismos de índole fisiológica que actúan en la defensa del organismo del cuerpo humano que tienen como principal objetivo la identificación de agentes externos que pueden atacar al cuerpo e incluso favorecer su destrucción.

Una de las cuestiones que más han ayudado a que se desarrolle la labor que desempeñan los inmunólogos fue el descubrimiento del HIV-SIDA. Este hito permitió el crecimiento de la inmunología como ciencia porque posibilitó que se pusieran al descubierto los mecanismos más complejos que tienen como gran objetivo mantener en buen estado de salud al organismo del cuerpo humano. Ello a pesar de que nuestro cuerpo está expuesto con mucha frecuencia a posibles infecciones que suponen importantes riesgos.

Investigación del sistema inmune

A la luz de lo expuesto hasta este punto, podemos señalar que un inmunólogo es el profesional que se especializó en la investigación del sistema inmune que se encuentra presente dentro del cuerpo humano. Estos trabajadores tienen como misión lograr el diagnóstico de deficiencias, patologías, enfermedades, alteraciones, infecciones o trastornos que pueden aparecer en componentes que intervienen de manera decisiva en favorecer que el organismo tenga un funcionamiento adecuado.

Por ejemplo, un inmunólogo se encargará de la investigación, supervisión, análisis y revisión de componentes como neutrófilos, linfocitos, macrófabos, leucocitos, citoquinas, células y anticuerpos que están presentes en el torrente sanguíneo de nuestro cuerpo y pueden ser indicadores del estado de salud que presenta la persona en cuestión.

Por lo tanto, el sistema que centra todos los esfuerzos y la atención del inmunólogo es el inmunitario. Este sistema actúa de forma decisiva en la defensa del cuerpo humano cuando el organismo se enfrenta a agentes externos que pueden provocar infecciones que deriven en enfermedades a tener en cuenta. Bacterias, parásitos y hongos son cuerpos que entrañan riesgo y peligro para el ser humano y son objeto del trabajo del inmunólogo, un profesional que se dedica a la investigación y el estudio de cuestiones que están presentes en la biología y la medicina.

Lucha contra el cáncer

Dentro de las situaciones que se dan en el cuerpo humano y en las que el inmunólogo tendrá algo que decir podemos señalar la inmunoterapia contra los casos de cáncer. También atajarán casos de inmunodeficiencia en los que las partes que forman el sistema inmunitario del organismo fallan o no funcionan como debieran en el momento de suministrar la respuesta que se espera ante una situación de riesgo infecciosa. Aquí el inmunólogo deberá ser capaz de lograr que el sistema inmunitario vuelva a funcionar correctamente y ofrezca las respuestas que se espera para reducir las situaciones de riesgo.

Función ante trasplantes

Cuando se producen trasplantes también es habitual que tenga que actuar el inmunólogo. Lo hace para reducir la incidencia de los factores que pueden propiciar el rechazo hacia el órgano trasplantado. En este caso, el inmunólogo deberá ser capaz de intentar que el organismo no rechace el trasplante y que los sistemas del cuerpo garanticen su correcto funcionamiento.

De igual manera, en los casos de autoinmunidad también deben actuar los inmunólogos. Tendrán como objetivo principal reducir los ataques que el propio sistema inmunitario de una persona realice contra sus propias células, algo que puede propiciar la aparición de enfermedades como la artritis reumatoide, el lupus o otras similares que reducen las prestaciones del cuerpo humano.

En la misma línea de lo expuesto en el párrafo anterior, se puede apuntar que los inmunólogos también actúan ante otros problemas que surgen en el sistema inmunitario del organismo y que están detrás de enfermedades y trastornos como pueden ser algunas reacciones exageradas de hipersensibilidad, las alergias, el asma y problemas que aparecen a nivel cutáneo.

El principal requisito que deben cumplir los que estén interesados en convertirse en inmunólogos es tener interés por materias como la medicina y la biología porque serán las que después estarán presentes en su día a día laboral. En la actualidad no existe en España una carrera de inmunología como tal, pero es una ciencia que se aborda en otros grados como, por ejemplo, los de biotecnología, medicina, odontología, farmacia, enfermería, veterinaria, bioquímica y biología.

Los que opten por algunas de estas carreras tendrán la ocasión de especializarse en inmunología hospitalaria. En este caso, los estudiantes deberán haber estudiado previamente medicina, farmacia o biología y después afrontar el MIR, FIR o BIR para lograr la especialidad y ser considerados como inmunólogos a todos los efectos posibles.

La nómina de un inmunólogo dentro de España en la actualidad se sitúa al mes entre los 2.500 y los 3.000 euros, lo que al año se traduce en que está entre los 35.000 y los 42.000 euros netos anuales. De todas formas, el sueldo de un inmunólogo es una cuestión que variará en función del lugar específico en el que el profesional desempeña su función.

Cursos de inmunología

INESEM

INESEM pone en el mercado un curso que se imparte de forma exclusiva en modalidad online y tiene como título «Técnico en Inmunología». Presenta un precio de 600 euros y tiene una duración de 6 meses a lo largo de los cuales los alumnos reciben 540 horas de formación. Los trabajadores en activo se pueden beneficiar de una línea de bonificación para las empresas en virtud de la cual esta enseñanza puede salirle gratis a los interesados.

Euroinnova

Euroinnova Business School pone en el mercado el «Curso Online de Inmunología Clínica Aplicada» al precio de 300 euros. Esta enseñanza solo se imparte a distancia y cuando los alumnos que se matriculan en ella la completan reciben un certificado acreditativo del curso que han llevado a cabo.

Artículos relacionados

Sobre el autor Alberto Gomez Aviles

sígueme en:

Deja un comentario: