Inspector de Hacienda: ¿qué hace, cuánto cobra y qué hay qué hacer para convertirse en uno?

Tags:

¿Te estás planteando hacer una oposición y te atrae la idea de optar a la de inspector de Hacienda? Pues presta atención porque te acercamos todo lo que debes saber al respecto. Desde qué hace a cuánto cobra y cuáles son los pasos que se deben seguir si lo que buscas es convertirte en uno de ellos.

¿Qué hace un inspector de hacienda?

En primer lugar aclarar que un inspector de Hacienda es un funcionario público que desempeña un trabajo para la Agencia Tributaria. El objetivo principal de un inspector de Hacienda es cerciorarse de que tanto las empresas como las personas que trabajan bajo el régimen de autónomos pagan los impuestos que corresponden. Para ello se basan en facturas presentadas e ingresos, así pueden hacer una interpretación de las cifras y ver si se debe investigar una empresa o no es necesario.

Más allá de esto, un inspector de Hacienda realiza su labor en varios ámbitos. Efectúa desde la resolución de asuntos tributarios a la realización de investigaciones o simplemente dar asesoramiento técnico a las personas que lo soliciten.

De este modo, como apuntábamos, los inspectores de Hacienda lo que hacen es interpretar las cuentas presentadas para así asegurarse de que tanto los autónomos como las enseñas pagan la cantidad de impuestos que les corresponde. Ya sea impuestos sobre la renta y/o impuestos sobre el capital. Además también ayudan a las empresas con las diferentes regulaciones tributarias que deben cumplir, ya que muchas de ellas se desconocen al principio.

Un inspector de Hacienda suele trabajar en equipo, ya sea prestando asistencia a compañeros o dirigiendo el equipo en un caso particular. No obstante, los inspectores de hacienda también realizan su trabajo por su propia cuenta y tienen plenas responsabilidades sobre el mismo, gestionando su propio tiempo.

Cuando un inspector está empezando su labor suele ser investigar a pequeñas empresas que se pueda pensar que están operando con transacciones en efectivo. En el momento en el que se adquiere un grado de experiencia se empiezan a investigar empresas más grandes que tienen cuentas más complejas y que no están claras.

Además, los inspectores más experimentados son los que se encargan también de investigar complejos casos de fraude fiscal o evasión a través de entramados que parecen imposibles de descifrar. Estos profesionales son además expertos en derecho fiscal y estrategia tributaria. En el caso de estos profesionales si fuera necesario también podrían dar p asesoramiento especializado a las agencias locales sobre cuestiones fiscales difíciles de resolver así como casos individuales muy complejos.

En cualquier caso un inspector de hacienda debe estar familiarizado con el tipo de negocio que está estudiando. Si está realizando una investigación compleja es probable que tenga que ir hasta las instalaciones de la empresa que está investigando y preguntar en persona a las personas investigadas para así lograr entender la economía de la empresa y si puede estar incurriendo en anomalías.

Además un inspector de hacienda tiene la potestad para analizar los registros informatizados de una enseña si así puede llegar a comprobar que verdaderamente se está aplicando la legislación fiscal vigente. Esto también es aplicable para aquellas personas cuyo negocio está en internet.

Una de las finalidades de estos registros es comprobar si hay diferencias sustanciales entre los ingresos que se declaran y el nivel de vida del propietario o de la empresa o sus directivos. Y es que a través de las cuentas se pueden presentar una serie de características poco usuales que no responderían al comportamiento que se suele dar en ese comercial o a la actuación reciente que haya podido llevar a cabo la empresa.

En el caso de que se observe un comportamiento extraño, los inspectores de hacienda hablan del caso en concreto en las reuniones con los miembros del equipo. También se avisa por carta al afectado o mediante una visita. Con ello lo que se quiere es buscar alguna explicación y cuestionar las posibles irregularidades que puedan haber en las cuentas. Lo más habitual es que se reúnan con el dueño o el director de la empresa, pero también es posible que quieran ver al contable o al abogado de la enseña.

Otro de los objetivos de los inspectores de Hacienda es resolver un caso por medio de la negociación con el contribuyente, aunque no siempre es posible. Hay casos que se han de llevar a los tribunales. Si esto es así es muy probable que el inspector tenga que tener a punto una gran cantidad de pruebas detalladas e incluso tengan que comparecer en el juicio.

Perfil profesional de un inspector de Hacienda

Para convertirte en un inspector de Hacienda tienes que tener un determinado perfil profesional. Un inspector de hacienda ha de ser una persona con amplia capacidad de planificación y organización. Ha de tener también conocimientos en cálculo aritmético.

inspector de hacienda

¿Cuánto cobra un inspector de Hacienda?

Técnicos de Hacienda

Si se hace una oposición para trabajar en Hacienda y se gana la plaza de técnico de Hacienda recibirás una retribución media de 36.090,42 euros brutos anuales.

Si ganas esta plaza y es tu primer año en Hacienda ganarás un total de 26.981,87 euros al año. Aquí el sueldo base es de 12.906,52 euros. A esta cantidad hay que sumar el complemento de destino que sube 5.276,40 euros y un complemento específico de 5.867,96 euros. Además hay plus de productividad de 2.930,99 euros.

Técnico de Hacienda tipo A

Un técnico de Hacienda tipo A cobra 45.288,34 euros brutos anualmente. Este montante se desglosa del siguiente modo. Un sueldo base de 12.906,52 euros. El complemento de destino es de 8.378,40 euros, el complemento específico anual es de 17.673,18 euros y el plus por productividad media es de 6.330,24 euros.

Inspector Adjunto A

Dentro de la oposición a inspector de Hacienda encontramos diversos rangos. Si se gana una plaza de de inspector adjunto A, se cobrarían 43.981,54 euros brutos al año. Esta cantidad respondería a un sueldo base que sería anualmente de 14.677,32 euros. A él habría que sumar un complemento de destino de 8.378,40 euros, otro complemento específico que asciende a 13.665,12 euros. Además de un plus por productividad media que es de 7.260,70 euros. Aunque este último plus no está asegurado en el 99% de los casos sí se acaba pagando.

Inspector Jefe de Hacienda

En el caso de que se gane una oposición de inspector jefe de Hacienda se percibirá una retribución total anual de 83.792,39 euros. Esta cantidad se divide del siguiente modo. Por un lado, un sueldo base de 14.677,32. Esta cantidad es idéntica en todas las categorías. Aquí el complemento de destino es de 10.427,16 euros; el complemento específico asciende a los 41.206,06 euros y el plus por productividad media que siempre se suele pagar es de 17.481,85 euros. Todas estas cantidades darían lugar al monto final de 83.792,39 euros.

¿Cómo es el examen para convertirte en inspector de Hacienda?

El examen que debe superar una persona que quiere acceder a una plaza pública de inspector de Hacienda tiene el siguiente formato.

En primer lugar hay un ejercicio a modo de cuestionario con 14 preguntas. De ellas siete son sobre Derecho Civil y Mercantil y otras siete tratan sobre Economía General y Economía de la Empresa. Para este módulo te dan un tiempo de cuatro horas.

El segundo ejercicio consiste en la resolución de uno o varios supuestos prácticos. Estos supuestos prácticos son sobre contabilidad y sobre matemáticas financieras y para ello te dan un plazo de cuatro horas.

El tercer ejercicio que hay que hacer se encuentra dividido en dos partes. La primera parte consiste en la resolución de un caso práctico profesional que trata sobre algún tema del programa de la oposición y para ello tendrás cuatro horas.

La segunda parte consistirá en la traducción directa de un texto en inglés, francés o alemán y para esto te dan un total de 75 minutos.

El cuarto ejercicio es el de la exposición oral de cuatro temas. Estos temas son al azar y de ellos dos son de Derecho Constitucional y Administrativo, uno es sobre Hacienda Pública y otro trata sobre el Sistema Financiero Español. Para ello tienes un total de 60 minutos.

El quinto y último ejercicio consiste en la exposición oral de tres temas. En esta ocasión estos temas son sobre Derecho Financiero y Tributario Español. Para ello te darán 45 minutos.

¿Qué debes hacer para convertirte en inspector de Hacienda?

Para ser inspector de Hacienda debes tener en cuenta, en primer lugar, la formación de base que has de tener. Cualquiera de estos grados que te presentamos a continuación puede ser una base perfecta para luego estudiar la especialización que te permita ser inspector de Hacienda.

Grado en análisis económicos

Este grado da a la persona que lo estudia los medios y las habilidades necesarias que le permitirán analizar los problemas económicos de la sociedad, además de las dificultades que se puedan presentar en la administración pública y en la empresa.

Grado en dirección financiera y contabilidad

Si estudias este grado también podrás convertirte en inspector de Hacienda. Este grado ofrece una formación que permitirá al alumno trabajar sobre el ámbito contable y financiero de una empresa.

Grado en economía

Si haces un grado en economía también podrás acceder a estas oposiciones. Al decantarte por unos estudios así adquirirás una formación científica de los aspectos básicos y prácticos de la economía. También aprenderás a hacer análisis económicos.

Grado en economía financiera y actuarial

Este grado da conocimientos sobre los análisis financiero, la planificación de estrategias de las empresas, la realización de estudios, etc.

Grado en economía y finanzas

Este grado da conocimientos sólidos sobre economía y finanzas para luego poder acceder a estudios como el de Inspector de Hacienda pero también para realizar labores de gestión, asesoramiento y evaluación de las cuentas de una empresa.

Grado en gestión económico financiera

Este grado da la formación necesaria para posteriormente trabajar como inspector de Hacienda pero también realizando tareas relacionadas con la gestión, el asesoramiento y la evaluación del estado de las cuentas de una enseña.

Cursos para poder convertirte en un inspector de Hacienda

1. Curso para preparar a la oposición de inspectores de Hacienda del Estado, CEF

Se trata de un curso que está pensado para preparar a sus alumnos de cara a aprobar el examen que les permita convertirse en inspectores de hacienda. Para ello se encargan de dar una preparación muy práctica, basada en los ejercicios que aparecen en la oposición. Mediante este método se busca que el alumno sepa a qué tipo de pruebas se va a enfrentar y el tiempo que puede gastar en cada una de ellas.

Estos cursos preparatorios se imparten de manera presencial tanto en horarios de mañana como de tarde y también de fines de semana.

La parte oral de la oposición en este curso se preparará de forma personal y completamente individualizada. Se asigna a cada alumno un preparador, el resto de ejercicios sí se preparan en grupo.

2. Oposiciones Inspectores de Hacienda del Estado. A Distancia, CEF

En CEF también dan la opción de preparar estas oposiciones de manera virtual. Con ejercicios a realizar online y la posibilidad de consultar dudas mediante conferencias por skype.

Los que quieran estudiar esta oposición tendrán que hacer frente al siguiente temario. 16 temas de derecho civil, 14 temas de derecho mercantil, 16 temas de economía general, 13 temas de economía de la Empresa. Formación en contabilidad y matemáticas financieras, 30 temas de derecho Constitucional y Administrativo, 22 temas sobre hacienda Pública, 16 temas sobre el sistema financiero español y 27 temas sobre el derecho Financiero y Tributario Español.

3. Curso Inspección de Hacienda, CTO

Este curso está destinado a todas aquellas personas que quieran aprobar la oposición de inspector de Hacienda. Se puede estudiar tanto de manera presencial en los centro del Grupo CTO como a nivel presencial.

En este curso se estudian los ejercicios que pueden aparecer y que han aparecido en otras convocatorias en este examen.

3. Cursos agente de la Hacienda Pública, LyC Formación

Este curso impartido por LyC Formación te preparará para aprobar las oposiciones de agente de hacienda publica y acceder a este empleo. Son unas oposiciones destinadas a aquellas personas que quieran trabajar en el ámbito de la administración y de la gestión.

Para ello cuenta con un programa de 53 temas. Se trata de un curso que se puede estudiar bajo la modalidad n.

4. Oposiciones Agente de Hacienda Pública – Cuerpo General Administrativo, Campus Training

Este curso es semipresencial y se imparte en diferentes ciudades de España. Entre ellas se encuentran Valencia, Bilbao, La Coruña, Córdoba, Barcelona, etc. Para hacer este curso los requisitos son ser español, tener el título de Bachiller Superior, Bachillerato – LOGSE, Formación Profesional de Segundo Grado o haber superado las pruebas de acceso a la Universidad para personas de más de 25 años.

Este curso contiene cinco bloques diferentes, tras finalizar cada uno de ellos se hace un examen.

5. Oposiciones Agente de Hacienda Pública, Máster D

A través de este curso podrás prepararte para superar las pruebas de Agente de Hacienda Pública. Para ello en Máster D cuentan con profesores muy cualificados, temarios completamente actualizados, orientadores, horarios flexibles y centros que están repartidos por toda la geografía española. Si cuentas con su experiencia seguro que podrás superar las oposiciones para trabajar en la Hacienda Pública.

Todos sus cursos se imparten mediante clases en directo con simulacros de examen muy parecidos a las pruebas oficiales, además de la posibilidad a acceder a las vídeoclases las 24 horas del día.

6. Curso superior de Inspectores de Hacienda del Estado, ITH Oposiciones

Este curso pretende preparar y dotar al alumno de los conocimientos necesarios que le permitan superar con éxito el examen de Inspector de Hacienda y acceder así a un trabajo de carácter público como el que tendría en el caso de aprobar esta oposición.

Este curso se imparte mediante una metodología basada en una o dos sesiones semanales en las que desde el primer momento se prepara de manera simultánea al alumno para los cinco bloques del examen a los que se enfrentará.

En el caso de que se opte por este curso bajo la modalidad online, entonces la formación se imparte a través de la plataforma electrónica. Al acceder a ella se encuentra toda la información organizada en diferentes vídeos y guías de estudio. A través de una intranet el alumno tiene acceso a la información y se puede realizar un seguimiento de su progreso por parte del profesor.

La duración de este curso es de doce meses. Tiene un coste mensual de 240 euros en el caso de la preparación presencial y de 140 para la preparación online.

Artículos relacionados

Sobre el autor Lorena Gonzalez

El periodismo, en todas sus formas, es mi pasión. Formarse continuamente y trabajar mi modo de vida.

sígueme en:

Deja un comentario: