fbpx

Cómo ser juez. Requisitos, sueldo y cursos

Tags:

Si buscas respuesta a la pregunta cómo ser juez ya te adelantamos que no se trata de un camino sencillo. Implica años y años de estudio y esfuerzo, pero si eres una persona con un noble sentido de la justicia al final todo ese esfuerzo merece la pena.

juez

Tipos de juez

Lo primero que hay que tener en cuenta es que dentro del Poder Judicial existen diferentes tipos de jueces y los requisitos para acceder al puesto no son iguales. 

Juez de Paz

El juez de paz es prácticamente una anomalía dentro de nuestro sistema. Se trata de un juez no profesional al que ni siquiera se le exige tener formación en Derecho. Actúa a nivel municipal y es nombrado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma a propuesta del Ayuntamiento.

Ejerce su cargo durante cuatro años y puede ser reelegido de forma indefinida. Actúa dentro del ámbito civil y penal llevando asuntos sencillos como la celebración de matrimonios civiles, la inscripción de nacimientos o los juicios de faltas.

Juez de carrera

El juez de carrera es al que nos referimos normalmente cuando hablamos de jueces. Se trata de un licenciado o graduado en Derecho que ha superado la oposición y que desarrolla su labor dentro de cualquiera de los ámbitos jurisdiccionales: civil, penal, administrativo, etc.

Con el paso del tiempo los jueces llegan a ser magistrados si sirven en órganos jurisdiccionales superiores como las Audiencias Provinciales o algún Tribunal Superior de Justicia.

En el siguiente epígrafe nos centraremos en los requisitos exigidos para ser juez de carrera, ahora vamos a seguir viendo los diferentes tipos de jueces que existen en el ordenamiento jurídico español.

El juez del cuarto turno

Existen personas con un amplio conocimiento teórico y práctico del Derecho que sin embargo no disponen de tiempo para prepararse la compleja oposición de judicaturas, pero privar al Poder Judicial de ellas no sería lógico, por lo que existe una forma de proveer al sistema judicial de un valioso capital humano más allá de la oposición, es lo que se conoce como el cuarto turno.

Para acceder se exige que los interesados tengan más de 10 años de experiencia en el ejercicio del Derecho y que superen un curso de formación específico en la Escuela Judicial. El acceso se funda en los principios de mérito y capacidad, garantizando la objetividad y transparencia a lo largo de todo el proceso.

Se conoce a esta forma de acceso como “cuarto turno” porque de cada cuatro vacantes ofertadas para magistrado dos de ellas serán cubiertas por jueces que ascienden, la tercera por jueces a través de pruebas selectivas y la cuarta está reservada a juristas de reconocida competencia y con más de 10 años de experiencia profesional.

Requisitos para ser juez

Al tratar los requisitos para ser juez vamos a centrarnos en los jueces de carrera. Dado que hay que presentarse a una oposición lo que se exige en primer lugar es ser español, mayor de edad y ser licenciado o graduado en Derecho. Tampoco se pueden tener antecedentes penales. Además, como es lógico, hay que aprobar la oposición y obtener una nota que permita acceder a las plazas ofertadas.

Oposiciones para juez

Las oposiciones para juez u oposiciones para judicatura están entre las más difíciles que existen, algo que se debe a que a día de hoy se sigue primando la capacidad de memorización de temas y leyes sobre las habilidades prácticas para enfrentarse a las diferentes situaciones que tiene que asumir un juez en su día a día. De hecho, mientras que en otras oposiciones ya se incluyen ejercicios prácticos, la oposición de juez sigue sin hacerlo a pesar de las peticiones de asociaciones judiciales y opositores.

Oposiciones para juez se suelen convocar todos los años, el número de plazas varía en función de las necesidades y el presupuesto del Estado. Pero a la hora de la verdad suele haber menos aprobados que plazas ofertadas, lo que nos da una idea de cómo funciona el sistema.

Temario de la oposición a juez

El temario de esta oposición es bastante amplio y se exige un conocimiento en profundidad del mismo. En las últimas convocatorias el temario ha consistido en:

  • 26 temas de Derecho Constitucional.
  • 96 temas de Derecho Civil
  • 61 temas de Derecho Penal.
  • 56 temas de Derecho Procesal Civil
  • 37 temas de Derecho Procesal Penal.
  • 19 temas de Derecho Mercantil.
  • 27 temas de Derecho Administrativo y Laboral.

Para aquellos que quieran trabajar dentro del ámbito jurídico pero no quieran preparar una oposición de este tipo siempre hay otra alternativas, por eso te puede interesar seguir leyendo nuestros artículos “Oposiciones a tramitación procesal: requisitos, salario y cursos” y “Oposiciones de gestión procesal: requisitos, salario y cursos”

Desarrollo de la oposición

El opositor a judicaturas debe superar tres exámenes, no superar alguno de ellos implica no poder realizar el siguiente. El primero de ellos es un tipo test y el aprobado depende de la media aritmética de los resultados obtenidos por todos los alumnos que se hayan presentado.

Quienes aprueben deberán hacer los otros dos exámenes, que son orales y se realizan en el edificio de la Audiencia Nacional en Madrid. Los opositores extraen al azar unas bolas de una bolsa y el número de cada bola determina el tema que deben exponer ante el tribunal.

No se permite ningún tipo de apoyo documental, aunque se da al aspirante un plazo de 15 minutos para que se realice un pequeño esquema que le sirva para organizar su exposición.

Se busca que la exposición sea lo más exacta y ajustada posible a la literalidad de la ley. Pero además después de la exposición el opositor puede recibir preguntas por parte de los miembros del tribunal.

Si durante la exposición los examinadores consideran que el opositor no está a la altura de lo que exige la oposición, se corta el examen de manera inmediata y ahí acaba la experiencia opositora al menos por ese año.

La Escuela Judicial

Aprobar la oposición no implica empezar a trabajar como juez de forma inmediata, sino que los aprobados deben pasar dos años en la Escuela de Práctica Judicial, que se encuentra en Barcelona.

El curso combina la formación teórica con la práctica y una vez superado con éxito el mismo por fin se obtiene el nombramiento como juez y los opositores son ya jueces de carrera. Para asignarles sus nuevos destinos se tienen en cuenta las notas conseguidas durante el curso. Un juez puede ir destinado a una gran ciudad o a un municipio, generalmente a órganos jurisdiccionales de ámbito civil y penal.

Para llegar a ser juez en ámbitos más complejos como el contencioso-administrativo se exige a los jueces tener una experiencia mínima dentro de la carrera judicial y hacer un curso de especialización, por lo que de primeras no se puede acceder a jurisdicciones como la contencioso-administrativa o la mercantil.

Sueldo de un juez

Un juez es un funcionario del Grupo A, por lo tanto tiene uno de los sueldos más altos que paga la Administración a su personal. Los estudiantes que están en la Escuela Judicial perciben un salario mensual, pero sólo una vez que son nombrados oficialmente jueces perciben el suelo que corresponde a su categoría, que parte de los 3.000 € mensuales. Este salario se puede ver incrementado por los pluses de destino, las guardias, los trienios, etc.

Artículos relacionados

Sobre el autor Mayka Jimenez

Experta en Derecho, marketing digital y Redes Sociales. Me encanta escribir ¡y leer!

sígueme en:

Deja un comentario: