Letras del Tesoro. Qué son, cómo se contratan y cuál es su rentabilidad.

Tags:

El sector inversor español contempla una serie de opciones donde el riesgo y las oportunidades varían de manera muy considerable dependiendo de los matices, pero si hay un denominador común a toda esta amalgama de productos financieros es el desconocimiento generalizado al respecto por parte de la población. Por esa razón en esta ocasión me gustaría hablaros acerca de uno de los productos de inversión más recurridos y seguros que hay en el circuito nacional: las Letras del Tesoro. ¿Qué son, cómo se contratan, qué rentabilidad ofrecen? Eso y mucho más en el post de hoy.

Letras del Tesoro

Letras del Tesoro

Qué son las Letras del Tesoro

Entre las vías que tiene un Estado para financiarse nos encontramos diversas opciones. Por una parte están los impuestos, por otra está la rentabilidad del conglomerado de compañías públicas, y por otra la emisión de deuda; donde entran de lleno las Letras del Tesoro.

Así es, las Letras del Tesoro no son más que títulos de deuda emitidos por el Banco de España, y cuya finalidad es obtener liquidez rápida a bajo coste. Los plazos de devolución contractuales se fijan en un máximo de 12 meses, por lo que se trata de un instrumento inversor ágil, seguro y respaldado. Más aún si tenemos en cuenta que se trata de un producto de renta fija, lo que quiere decir que desde el momento en el que adquieren los títulos de deuda se sabe cuál será la rentabilidad que se obtendrá y cuándo se hará líquida.

Se diferencian de los bonos y obligaciones del Estado básicamente en los tiempos, pues los primeros se encuentran de media en los 4 años de vida y los segundos por encima de la década. ¿No tenéis mucha paciencia? Pues las Letras del Tesoro pueden ser una magnífica oportunidad.

Características de las Letras del Tesoro

Como os he comentado las Letras del Tesoro se emiten por lo general para periodos máximos de 12 meses, pues son herramientas previstas para lograr financiación a corto plazo. No obstante ello no quiere decir que únicamente haya una opción de contratación en cuanto a periodos se refiere, pues en el mercado primario existe la posibilidad de hacerse con títulos a 3, 6, 9 y 12 meses (el de tres meses por lo general suele estar destinado a inversores institucionales y casos específicos, pero vamos, existe).

Se trata de títulos que se emiten “al descuento”. De hecho esa expresión os la encontraréis bastante si os ponéis a buscar más a fondo. Pero, ¿qué significa que un título se emita “al descuento”? Básicamente que estaréis comprando el activo por menos del precio nominal, siendo la diferencia lo que obtendréis al final de la vida útil del mismo (o fragmentado anualmente). Ahí va un ejemplo, que así se entenderá mejor:

Las Letras del Tesoro tienen un valor nominal de 1.000 euros por título. Si vais a comprar una letra a una rentabilidad del 1,3%, pagaréis 987 euros. Al final obtendréis esos 987 euros pagados y la diferencia hasta los 1.000 euros. Es decir, 13 euros de beneficio por título.

Las Letras del Tesoro son instrumentos financieros que presentan un ratio de riesgo muy reducido, pues la garantía principal que hay tras los títulos es el propio Estado. Y claro, como comprenderéis pocas entidades puede haber más estables económicamente. Algo que también hace que la rentabilidad no sea la misma que acudiendo a productos de inversión más arriesgados. Detalle que habréis comprobado al ver el ejemplo anterior. No obstante es una magnífica opción para grandes capitales que no quieran arriesgar.

Rentabilidad de las Letras del Tesoro

Tesoro público

Tesoro público

La rentabilidad ofrecida por las Letras del Tesoro varía dependiendo en cada subasta realizada por el Banco de España. Normalmente nos encontramos ratios que rondan el 1%, pero en estos momentos se están dando rentabilidades negativas. Es decir, que obtendréis al final menos dinero del invertido (entorno a un -0,2%). ¿Por qué? Porque la solvencia del Estado ahora mismo no presenta problema alguno y la seguridad del producto es excepcional. ¿Tiene sentido? Sí, lo tiene. Más que nada porque de esta manera se permite que el dinero invertido se mantenga en mejores posiciones que el IPC. Si este es del 0,7% el poder adquisitivo del inversor habrá crecido en un 0,5%.

Por otra parte este tipo de operaciones en negativo también tienen sentido si el inversor quiere “aparcar” el capital en espera de mejores oportunidades en un sitio con todas las garantías, o directamente si tiene intención de alterar los porcentajes metiendo el parámetro de la divisa de por medio. Si por ejemplo un estadounidense, un marroquí o un chino compraran desde sus países Letras del Tesoro españolas con rentabilidades negativas, teniendo en cuenta del cambio de divisas podrían acabar obteniendo beneficios mayores. Este último punto es jugar con fuego, pues en el mercado del Forex nunca se sabe; pero posible es.

Tributación de los beneficios

Como os podéis imaginar los beneficios obtenidos de las Letras del Tesoro tributan ante Hacienda, y más concretamente como rendimientos de capital mobiliario en el IRPF. ¿Cuánto? Pues dependerá de las cifras. Si la base liquidable se encuentra por debajo de los 6.000 euros el tipo al que accederéis es del 20%, si está entre 6.000 euros y 50.000 euros tributaréis al 22%, y si las cifras son superiores el porcentaje quedará en el 24%.

Cómo comprar Letras del Tesoro: Mercado primario y Mercado secundario

Probablemente habréis escuchado estos términos a la hora de investigar sobre las Letras del Tesoro, así que os los voy a explicar de manera sencilla. No es que os vayan a afectar mucho si no sois inversores profesionales, pero sí que os conviene conocer; aunque sea por contar con una visión global.

El mercado primario básicamente es el proceso por el que el Banco de España emite las Letras del Tesoro. Se efectúan una serie de subastas y se especifica, entre otros asuntos, el interés pagadero según el producto. El mercado secundario es en el que los poseedores de títulos ya emitidos pueden negociar su compraventa con entidades financieras y otros operadores autorizados. Es decir, el mercado de la reventa.

Prima de riesgo y agencias de calificación

Prima de Riesgo

Prima de Riesgo

Pero, ¿cómo se determina el interés que pagará el Estado a los propietarios de las Letras del Tesoro? Como os he comentado se realizan subastas, y el resultado de las mismas dependerá de mil y un parámetros; pero básicamente todo se reduce a echarle un pulso al Estado conociendo los datos económicos que maneja. Es decir, que cuanto mejor esté la economía pública la seguridad de los títulos será mayor y el interés obtenido menor, pues habrá más interesados en hacerse con el producto. Pero si la economía va mal menos interesados habrá y las ofertas serán a tipos mucho más elevados.

Ahora bien, ¿de donde sale toda esta información? Por una parte de los informes oficiales de las entidades económicas españolas, pero por otra parte de indicadores internacionales bastante conocidos, como son la famosa Prima de Riesgo o las “notas” que otorgan las agencias de calificación como Moody`s. ¿No os suena eso de los “bonos basura” o la calificación “AAA”?¿No recordáis cuando hace unos años se hablaba en todos los medios de la Prima de Riesgo a la que se enfrentaba España? Pues todas esas variables influyen en el interés obtenido al final.

Artículos relacionados

Sobre el autor Mónica Neva

sígueme en:

Deja un comentario: