¿Qué diferencias hay entre la mantequilla y la margarina?

Tags:

Seguramente te has encontrado alguna vez con esta inquietud, ¿qué diferencia hay entre la mantequilla y la margarina? ¿Cuál me conviene consumir en mi desayuno? En este artículo te cuento cómo se hace cada una para que puedas decantarte por la que más te guste. Sin lugar a dudas conocer aquello que usamos para cocinar es la mejor forma de procurarnos una buena salud.

La margarina y la mantequilla no faltan en ningún buen desayuno

Cómo saber cuál es más adecuada para el organismo

¿Qué tienen en común la mantequilla y la margarina?

A simple vista la mantequilla y la margarina no son muy diferentes. Aunque la manteca es más cremosa, en la cocina a veces se utilizan de forma indistinta. Debes saber, que ambas se consiguen a través de un proceso de elaboración que puede ser artesanal o industrial. Las que compramos en el supermercado, provienen de un proceso de elaboración industrial y debieron pasar por un alto escrutinio para saber si cumplen con las exigencias del sistema sanitario respecto a los alimentos.

En lo que respecta al uso que se hace de ambas en la cocina es similar. Aunque en algunos casos se prefiere la margarina porque su contenido graso es inferior al de la manteca, y al ser de origen vegetal suele ser un poco más ligera y facilita la digestión.

A grandes rasgos podríamos decir que la diferencia que existe entre ambos productos es no sólo el proceso de elaboración sino también la materia prima que se utiliza para producir cada una. En el caso de la mantequilla, es la grasa láctea, mientras que la materia prima de la margarina son grasas vegetales sometidas a un proceso de hidrogenación. De todas formas existen muchas otras diferencias entre ambos productos, las cuales te iremos contando a continuación para que puedas escoger cuál es tu favorita.

Uno de los nutrientes que ambos productos tienen en igual cantidad es el sodio; no obstante, la mantequilla es más variada y posee un fuerte valor en carotenos, lo que en algunos casos la vuelve más recomendable.

En este vídeo una nutricionista explica las diferencias entre mantequilla y margarina. ¡No te lo pierdas!

Ingredientes de la mantequilla

La mantequilla se consigue a partir del suero lácteo, es decir que su ingrediente fundamental es leche de origen animal (de vaca, cabra, oveja). Tiene un alto nivel de grasa saturada y toda ella es de origen animal; esto la vuelve más difícil de digerir y, de hecho, muchas personas, directamente no pueden tolerarla. La mantequilla también tiene un alto contenido de colesterol por lo que no es recomendable para personas con el colesterol alto.

Contiene un 20% de agua y hasta un 85% de grasas. Se puede obtener de la grasa láctea de la leche de diversos animales, aunque la que más se utiliza y consume es la que se extrae de la leche de vaca. Existen diferencias entre las mantequillas que encontramos en el supermercado: las hay bajas en calorías, sin aditivos nutricionales, con sal agregada, mantequilla batida, bajas en grasa. etc. Dependiendo de cada una puede contener aditivos como gelificantes, colorantes, aromas.

Entre sus nutrientes hay que señalar un alto contenido en lípidos, proteínas, vitaminas A, D y E y numerosos y variados minerales, tales como potasio, fósforo, calcio y sodio.
En lo que respecta a su aspecto tiende a ser más compacta, lo que la vuelve más difícil de untar, aunque suele derretirse con facilidad.

Ingredientes de la margarina

La margarina se crea a partir de grasa vegetal (se utiliza generalmente aceite de oliva, de girasol, de maíz o de palma). La grasa de la margarina es insaturada (que suele denominarse “grasa buena”), y aunque en algunos casos se le suelen incorporar aditivos como vitaminas o minerales, la margarina no contiene estos nutrientes. Su característica principal es que al ser de consistencia cremosa suele ser muy práctica para untar en pan. También se derrite perfectamente si deseamos incorporarla a una salsa u otro tipo de preparación cremosa.

Debemos aclarar, sin embargo, que si la margarina es de origen industrial la grasa vegetal utilizada suele ser hidrogenada (para permitir esa consistencia sólida del producto a temperatura ambiente); esto significa que aunque al consumirla la sintamos más liviana que la mantequilla, el efecto en nuestro organismo es similar, porque las grasas hidrogenadas se comportan como grasas saturadas. Esto significa que la grasa de la margarina engorda lo mismo que la grasa de la mantequilla. En este artículo puedes conocer más en detalle las características de las grasas hidrogenadas y sus riesgos para el organismo.

De todas formas, la cantidad de grasa de la margarina es muy inferior a la de la mantequilla: tiene como máximo 60% de grasa; esto la vuelve más recomendable en los casos de personas que sufran de colesterol alto o alguna dolencia similar. Otra de sus características que tendríamos que resaltar es que se considera una alta fuente de vitaminas A y E, y generalmente también contiene otros aditivos saludables, como minerales, fibra y fitoesteroles.

dietética y nutrición

¿Cuál es más saludable para el organismo?

Según un informe de la OCU, la idea de que la margarina es nociva para nuestro organismo está basada en falacias. Si bien tanto la margarina como la mantequilla tienen un alto contenido graso, si las consumimos con moderación pueden aportarle a nuestro organismo nutrientes imprescindibles. Ahora bien, todo depende también de qué tipo de margarina y de mantequilla consumamos.

Si comparamos entre una mantequilla normal y una margarina enriquecida con vitaminas y probióticos, la segunda será intensamente más recomendable porque al consumirla incorporarás menos grasa al organismo y, por otro lado, conseguirás dotarlo de una gran variedad de nutrientes esenciales. Pero si la comparación es entre la mantequilla normal y una margarina sin aditivos y nutrientes adicionales, entonces la más conveniente será la mantequilla.

Esto significa que, entre una buena margarina y una buena mantequilla se considera más saludable la primera, debido a su menor contenido graso; no obstante, dependiendo del tipo de dieta que llevemos nos recomendarán una u otra. Por otro lado, nunca debemos olvidar que lo importante es no comer en abundancia de ninguna de las dos.

Una buena forma de saber cuál es la más recomendable para tu salud es observar la etiqueta del producto, donde aparecerá su posición dentro del sistema de control Nutriscore. Cuanto más cerca del color verde se halle el producto, más saludable será para tu cuerpo. Aquí tienes más información sobre Nutriscore.

Para terminar, te animo a tranquilizarte, porque, si bien la mantequilla y la margarina son alimentos con alto contenido graso, consumidas ambas con moderación pueden enriquecer muchísimo tu dieta y no representan un verdadero riesgo. No obstante, si tienes problemas de salud, a lo mejor puedes decantarte por el consumo de aceites vegetales sin hidrogenar, como el aceite de oliva o girasol o el consumo de frutos secos, los cuales serán mucho más saludables para tu organismo,y tu corazón te lo agradecerá. Por otro lado, puedes disfrutar de deliciosos desayunos con estos productos absolutamente naturales y sabrosos.

Artículos relacionados

Sobre el autor Tes Nehuén

Soy lectora, poeta y narradora. Como redactora web he colaborado con portales como www.infoviaje.net. Actualmente escribo reseñas y gestiono las redes sociales en la web literaria www.poemas-del-alma.com. Me gustan los libros (¡claro!), la naturaleza, la tecnología y los videojuegos.

sígueme en:

Deja un comentario: