¿Qué es y en qué se basa el método Kumon?

Tags:

El método Kumon está basado en un sistema de aprendizaje especial que fue creado hace varios años por un padre japonés que se implicó en la educación de su hijo. Seguro que en alguna ocasión has escuchado hablar de este famoso aprendizaje, vamos a explicar qué es y en qué se basa el método Kumon. La idea principal de Kumon es conseguir mediante esta forma de enseñanza desarrollar la capacidad de los alumnos, motivarles y ayudarles a mejorar su confianza.

¿Qué es el método Kumon?

La metodología que utiliza Kumon tiene como objetivo estimular el aprendizaje del alumno. El método Kumon está basado en dos tipos de programas: matemáticas y lectura. Mediante la utilización de estos dos programas se incentiva la autonomía de los niños a la hora de estudiar y se consigue que adquieran más seguridad y autoconfianza mientras aprenden.

El método Kumon es una forma de enseñanza individual y muy bien planificada porque viene estructurada con un material especial de matemáticas y lectura. Los alumnos perciben el aprendizaje como algo divertido, se sienten motivados y adquieren técnicas de estudio que les capacita para enfrentarse sin miedo a cualquier tipo de ejercicio.

La principal novedad que conlleva aprender con el método Kumon es que no se pretende enseñar con lecciones a los alumnos, sino que al realizar los ejercicios ellos van aprendiendo y corrigiendo qué fallos han tenido. Por lo tanto, los niños se dan cuenta de que pueden solucionar por sí mismos cualquier problema de aprendizaje que encuentren mientras realizan los ejercicios de los cuadernillos. En el siguiente vídeo se puede ver como funciona el método Kumon en los centros:

Características del método Kumon

Las características básicas del método Kumon se pueden resumir en 4 apartados concretos: aprendizaje individualizado, material didáctico adaptado y progresivo, ser autodidacta y conseguir autonomía, y orientación individual.

Aprendizaje individualizado

El aprendizaje con el método Kumon es independiente de la edad del niño o del curso de los alumnos, es decir, no se limita la enseñanza. Con la idea de que cada alumno tiene una capacidad distinta, se empezará a realizar los cuadernillos con el contenido más sencillo para ir avanzando de forma gradual.

Uno de los objetivos del método Kumon es desarrollar al máximo la capacidad de aprendizaje de los alumnos, sin presiones externas, y reforzando mediante pequeños premios los conocimientos adquiridos.

Material didáctico adaptado y progresivo

La gran diferencia de la metodología de Kumon con otros aprendizajes es el tipo de material didáctico que se utiliza en las clases. Todos los cuadernillos del método Kumon tienen ejercicios que están organizados de forma gradual, con menor dificultad al principio y va aumentando progresivamente al avanzar.

El contenido del material didáctico se adapta a la capacidad de cada alumno para que pueda resolver los ejercicios sin ayuda externa, reflexionando por sí mismo. Se enseña a los niños una innovadora forma de aprender y querer adquirir nuevos conocimientos.

Ser autodidacta y conseguir autonomía

La base del método Kumon es que los alumnos desarrollen la capacidad de aprender por ellos mismos, ser autodidactas y tener autonomía para pensar en la resolución de los ejercicios. Mediante el esfuerzo individual conseguirán ir avanzando con la motivación de conseguir nuevos retos.

Orientación individual

No cabe duda de que para poder realizar los ejercicios de los programas de matemáticas y lectura del método Kumon es necesario que un orientador guíe a los alumnos. El supervisor de las clases debe observar qué dificultades tienen los niños para ayudarles en sus propias habilidades, ya sea, revisando los ejercicios o estimulando su autonomía y seguridad en el trabajo realizado.

¿En qué se basa el método Kumon?

El sistema de aprendizaje Kumon fue ideado por un padre japonés, que era profesor de matemáticas y quería ayudar a su hijo a mejorar en esa asignatura. Posteriormente, empezó a desarrollar también diversos programas de lectura y de estudio lingüístico.

Programas de matemáticas y lectura

El método Kumon está basado en dos programas: de matemáticas y de lectura. Los programas llevan material didáctico que se estructura por niveles y se componen de contenidos muy amplios, en concreto, se utilizan diferentes ejercicios que van desde Educación Infantil hasta Bachillerato.

Inicialmente el método Kumon empezó a llegar a los centros españoles con el programa de matemáticas para los niños pero al comprobar la buena acogida de este novedoso sistema de aprendizaje, se incorporaron los contenidos del programa de lectura.

Obviamente, los cuadernillos tanto de matemáticas como de lectura contienen ejercicios muy fáciles y sencillos para los niños más pequeños que están aprendiendo a sumar y restar o aún no saben leer. A base de repeticiones y descubrir los errores por ellos mismos, consiguen completar con la máxima puntuación cada nivel antes de empezar con el contenido del siguiente. El método Kumon ha planificado con mucha dedicación los dos programas para adecuarlos a la capacidad de los alumnos y poder ir desarrollando su aprendizaje.

Lectura recomendada: “Método Montessori“.

Cómo funciona el método Kumon

Aunque la práctica de Kumon está pensada para realizar diariamente durante 5 o 10 minutos en casa, los alumnos tienen que acudir a las clases de los centros Kumon un par de veces a la semana durante 1 hora para revisar los ejercicios y avanzar gradualmente.

Las tareas de casa con los padres

Los ejercicios del material didáctico del método Kumon conllevan una tarea adicional para los padres de los alumnos, que son los supervisores de sus hijos cuando realizan la tarea en casa diariamente.

El éxito de Kumon se debe al enfoque en el desarrollo de la capacidad individual de cada alumno y al compromiso tanto de los niños como de sus padres y de los orientadores.

Las tareas principales de los padres en casa son la corrección y calificación de los ejercicios que realizan los alumnos diariamente. Aunque puede parecer un trabajo costoso a priori, en realidad, con los libros correctores únicamente se debe dedicar unos minutos a esta labor.

Por otra parte, los alumnos se sienten más motivados y valorados al ver que sus padres pueden comprobar el esfuerzo y los avances que realizan con el método Kumon cada día.

Objetivos del método Kumon

  • Alumnos autodidactas

Uno de los objetivos de Kumon es que los niños sean autodidactas, por lo que se les facilitan las herramientas necesarias para que puedan aprender por sí mismos. Se trata de enseñar a los niños a saber cómo deben realizar las tareas y a que aprendan que el esfuerzo y la constancia son la mejor base de cualquier aprendizaje.

  • Niños más autónomos y responsables

Con el método Kumon los niños adquieren habilidades como la autonomía y la auto-motivación que les serán de mucha utilidad en cualquier momento de su vida. Además, también se persigue que alcancen un compromiso con el trabajo que deben realizar diariamente y una mayor responsabilidad.

  • Desarrollar el máximo potencial

Los alumnos trabajan con ejercicios que tienen contenidos adaptados a su capacidad individual, de esta manera, pueden obtener conocimientos que aún no han aprendido en el colegio. El objetivo de Kumon es desarrollar el máximo potencial del alumno para que pueda enfrentarse con éxito y motivación a los niveles más difíciles.

  • Descubrir una nueva forma de aprender

Sin duda, con el método Kumon los niños y sus padres van a descubrir una forma innovadora de aprender y esto implica una visión diferente de los estudios a la que estamos acostumbrados en el ámbito escolar. Los alumnos se adaptan fácilmente porque sienten que su aprendizaje es divertido y se valora por parte de sus padres y profesores.

En el siguiente vídeo se explica de forma más detallada qué es Kumon y  cuáles son los objetivos del método Kumon:

https://www.youtube.com/watch?v=hoKMwmq13S0

Artículos relacionados

Sobre el autor Rosa Sanz

Estudiante de psicología y especialista en arteterapia. Redactora, emprendedora y colaboradora de DREAM.

sígueme en:

Deja un comentario: