Cómo trabajar en la NASA. Requisitos, sueldo y cursos

Tags:

La forma más directa de trabajar en la NASA es realizar una apuesta decidida por la formación de calidad. Graduados en varias ingenierías tienen la posibilidad de trabajar como astronauta. Además, deben cumplir otros requisitos que exige la NASA para su ingreso y que están relacionados con otras cuestiones como la altura y la edad (Post relacionado «Cómo ser estomatólogo. Requisitos, sueldo y cursos».).

Por lo que se refiere al sueldo, un trabajador de la NASA que se encuentre recién ingresado tendrá unos emolumentos que ronden los 55.000 euros, pero, conforme el empleado vaya adquiriendo experiencia, está cantidad irá creciendo de forma paulatina hasta situarse incluso por encima de la barrera de los 100.000 euros.

Dentro de la apuesta por la formación que es aconsejable que realicen los que desean trabajar en la NASA, los cursos más interesantes por los que se pueden decantar son las carreras universitarias que facilitan el ingreso a los astronautas. Estos estudios suelen ser los que vienen del terreno de las ciencias. Las ingenierías son la rama que más puertas abre a los aspirantes interesados en trabajar en la NASA.

Cómo ser astronauta

Trabajar como astronauta puede parecer uno de esos anhelos que se tienen en la infancia, pero que es imposible conseguir en la edad adulta. Sin embargo, todos los años ingresan nuevos trabajadores de este colectivo tanto en la NASA como en la Agencia Espacial Europea. Para ser astronauta, el interesado se puede decantar por ser piloto o especialista. Para ser lo primero hay que ser piloto de las fuerzas armadas americanas.

La NASA selecciona entre los aviadores que tengan más horas de vuelo. Por su parte, un especialista debe estar en posesión de un diploma universitario, si bien es cierto que esto es lo que dicta la teoría, pero la práctica demuestra que para ser especialista es mejor ser doctor de alguna especialidad relacionada con el trabajo de astronauta.

Los interesados en trabajar como astronauta conviene que tengan claro a qué se dedica este profesional. Se trata de un perfil especializado en pilotar una astronave. Los que deseen realizar misiones deben tener un expediente académico brillante y tener una licenciatura de la rama de ciencias como puede ser una ingeniería, química, física, geología, biología o matemáticas. Como hemos señalado con anterioridad, es recomendable que hayan conseguido el doctorado y atesoren experiencia profesional en su campo académico.

Además, los candidatos en realizar misiones deben tener entre 27 y 37 años y superar un test físico que es bastante exigente y en el que, por ejemplo, los interesados no pueden superar la barrera de 14 en su presión arterial y medir entre metro y medio y dos metros. Estos requisitos provocan con mucha frecuencia que aspirantes se queden fuera de la selección por criterios físicos que no pueden alcanzar.

De igual manera, los que tienen en mente convertirse en piloto de misiones de la NASA deben acreditar de forma oficial que han volado durante más de mil horas en aviones a reacción. Asimismo, no pueden medir menos de 163 centímetros ni más de 193. Aquellos que reúnen estas características se deben enfrentar después a un proceso de selección y, los que lo superen, participarán en otro de entrenamiento antes de poder empezar a pilotar una astronave.

Las convocatorias para ser astronauta tanto en la NASA como en la Agencia Espacial Europea se realizan de forma irregular. En ocasiones, sí buscan personal para afrontar futuras misiones que se desarrollarán en puntos como la luna o Marte. Además, países con tradición en la carrera espacial como Rusia, Japón y Canadá tampoco entrenan a mucha gente, por lo que se reducen las posibilidades.

Requisitos para trabajar en la NASA

Aunque en el anterior epígrafe hemos apuntado de forma sucinta algunos requisitos que eran necesarios cumplir por parte de los aspirantes en convertirse en astronautas, nos referíamos a los interesados a trabajar como astronautas de forma general. En este apartado ponemos el foco en las exigencias que pone encima de la mesa la NASA para los interesados en trabajar a sus órdenes. Unos de los requisitos que hay cumplir es el relacionado con la estatura. Los candidatos deben tener una altura media entendiendo por ella estar entre los 157 y los 190 centímetros.

La NASA no pone restricciones a sus candidatos en cuanto a la edad. Sus astronautas tienen una media de 34 años, pero la Administración ha contratado aspirantes con edades comprendidas entre los 26 y los 46 años, por lo que se puede afirmar que la edad no es una cuestión determinante para trabajar en la NASA.

Donde sí mira con lupa la Administración es en el estado de salud de sus astronautas. Exige que estén en perfectas condiciones. Por eso, antes de enviar dentro del equipo de una misión a un trabajador se le hace pasar por una detallada revisión médica que guarda mucha relación con la que siguen en el ejército.

Uno de los requisitos a tener en cuenta es que los candidatos deben tener una visión perfecta o que sea corregible a 20/20, algo que en la actualidad está bastante al alcance de la mano gracias a las intervenciones correctivas de la vista a las que se pueden someter los interesados que presenten algún problema de visión. Además, la presión sanguínea debe estar en unos parámetros óptimos, es decir, 140/90 en reposo.

Progreso profesional

En cuanto a la experiencia, la NASA otorga mucha importancia a que los candidatos hayan progresado y experimentado mejoras en su carrera profesional. La Administración exige que el interesado haya trabajado 3 años en la área en la que se graduó en la universidad y que sus responsabilidades fueran aumentando de forma paulatina. En algunos casos, la experiencia se puede suplir si el aspirante ha logrado un título de postgrado relacionado con su área académica.

En la misma línea de lo que acabamos de apuntar, la NASA pide que sus aspirantes tengan estudios universitarios relacionados con los ámbitos de las matemáticas, la ingeniería, la geología, la física o la biología. Además, como ya hemos señalado, si los aspirantes tienen un postgrado relacionado con estas materias también contarán con ventaja en el proceso de selección.

Posiblemente el requisito que resulte más limitante para los candidatos sea que la NASA exige tener la ciudadanía de Estados Unidos, por lo que a los requisitos propios que hemos expuesto que pide la Administración se unen los necesarios para ser conocido a efectos legales como ciudadano de Norteamérica.

Sueldo de los empleados de la NASA

Aquellos que consiguen superar los procesos de selección que pone en marcha la NASA y empiezan a trabajar como astronautas lo hacen con una retribución neta al año que se puede traducir en unos 55.000 euros. Sin embargo, esta cantidad puede ir creciendo conforme el trabajador va adquiriendo más experiencia. De esta forma, un trabajador de la NASA puede llegar a percibir más de 100.000 euros netos al año por la prestación de sus servicios.

Cursos para trabajar en la NASA

Astronauta

Cursos

Los mejores cursos para trabajar en la NASA son los grados universitarios que están relacionados con materias próximas a la profesión de astronauta. De esta manera, el estudio de algunas carreras supone el primer paso en el camino para trabajar en la NASA. Algunas de las disciplinas que es más recomendable estudiar para ser astronauta son las ingenierías química, electrónica, ambiental, informática, telecomunicaciones y aeroespacial. También son interesantes los grados en geología, biología, derecho, física, astronomía y matemáticas.

Artículos relacionados

Sobre el autor Alberto Gomez Aviles

sígueme en:

Deja un comentario: