fbpx

¿Qué es el networking y cómo puede beneficiaros?

Tags: , ,

A la hora de crecer profesionalmente hay que tener una serie de circunstancias en cuenta para alcanzar las metas propuestas: una buena formación, una personalidad adecuada a las circunstancias, disponibilidad, capacidad de sacrificio, etc. Ahora bien, teniendo en cuenta los tiempos que corren, donde el acceso al mundo de la empresa vía Internet se ha democratizado, el hecho de tener una buena red de contactos es vital. Razón por la que en esta ocasión os vaya a hablar de algo que está en boca de todos: el networking.

Networking

Networking

¿Qué es el networking?

Se le denomina “networking” al conjunto de técnicas empleadas para generar contactos de índole comercial o profesional con individuos o empresas. Un término que si bien es cierto que puede sonar a novedad lleva entre nosotros desde que bajamos de los árboles; pues a poco que os pongáis a pensar veréis que desde siempre ha habido relaciones entre expertos en un área para aunar conocimientos y, si se da el caso, para llegar a acuerdos que beneficien a ambas partes.

El networking es lo que se ha venido haciendo toda la vida en aquellos lugares donde se han montado ferias especializadas. Unos hablan con otros, se cruzan tarjetas, se informan de los productos y servicios, contratan esto o lo otro, quedan para seguir al tanto de la evolución de la empresa por si se presentaran nuevas oportunidades, etc.

Ahora bien, no voy a mentiros diciéndoos que aquí la red no ha tenido nada que ver. Es más, el hecho de que Internet haya globalizado de manera acelerada nuestra población hace que el networking se haya convertido en uno de los pilares fundamentales de las startups y del día a día de muchas PYMEs nacionales y extranjeras. ¿Quién hubiera dicho hace apenas 15 años que en estos momentos podríamos estar al tanto de las andanzas de “aquel tipo que conocimos en la feria de Moscú” tres años atrás, pudiendo asistir a seminarios impartidos por su empresa sin necesidad de movernos del sillón, con la posibilidad de ver cuál es su agenda y de coordinarnos en consecuencia para coincidir nuevamente o pudiendo incluso cerrar contratos mercantiles sin necesidad de recurrir a viajes, intermediarios o legalización de documentos? -¿Habéis visto alguna vez una pregunta tan larga?- ¡La magia de Internet! (donde LinkedIn tiene mucho que ver).

De hecho, si tenéis trabajos online como autónomos (o “freelancers”, como ahora les llaman), en los que los contactos sean realmente necesarios, el networking habrá de ser una parte importante de vuestro día a día.

¿Conoces la importancia que tiene el netwworking enn el «intraemprendimiento»? Pues si no lo sabes, échale un ojo al siguiente artículo:

¿Qué es el «intraemprendimiento»?

¿Cómo se hace networking?

Hay mil y un maneras de practicar el networking, así que al final se trata de echar imaginación y mucho morro para conseguir esa conexión que os pueda ser útil. No obstante voy a poneros las vías más frecuentes que emplean los profesionales para llevar a cabo esta actividad tan crucial:

  • Ferias

    Las ferias son el punto clave donde los profesionales de todos los ámbitos se han dado encuentro toda la vida. Y si no estáis acostumbrados a este tipo de eventos deberíais conocerlos algo más en profundidad.

    Puede que tengáis en mente la imagen de feria = “conjunto de stands donde la gente vende cosas”, y de hecho muchas son así; y especialmente las de artesanías y asuntos similares. Vosotros vais y compráis el producto de turno. ¡Pero amigos, no lo estaréis viendo desde el punto de vista de un buen “networker”! Tras los stands hay artesanos, comerciantes, empresarios o comerciales interesados en algo más que vender y sacarse unos euros ese día. Muchos (la mayoría) buscan hacer contactos que puedan generarles negocio para cuando la ferie se acabe. Por ejemplo a este tipo de expositores les vendría de maravilla conocer a otros comerciantes que pudieran hacerles pedidos, a medios de comunicación, a agentes de comercio internacional, etc. De hecho en las ferias profesionales se suele ir únicamente a eso, ya que no es frecuente ponerse a vender artículos ahí mismo (con stock y demás).

    Y bueno, obviamente luego está el asunto de las conferencias, de las mesas redondas, de los actos de Talent Shows y demás. En este tipo de eventos hay mil y un posibilidades para conocer gente y empresas que podrían marcar un antes y un después en la realidad de una PYME o de una microempresa.

  • Congresos

    Congresos

    Congresos

    Un congreso es algo similar a una feria, pero con la salvedad de que se centra en conferencias dadas por ponentes del sector. Es decir, que los visitantes del evento se sientan para ver qué tiene que decir el otro (así a groso modo).

    En este tipo de eventos lo principal son las charlas que se dan para dar a conocer nuevos campos de investigación, nuevas líneas de productos, nuevos avances en la industria, etc. Y claro está que también hay zonas habilitadas para que los participantes puedan relacionarse con otros profesionales. ¿No os parece que es el lugar idóneo para dar a conocer vuestros servicios y para generar una serie de contactos interesados en compraros o en proveeros?

  • Conferencias

    En las conferencias convencionales no suele haber más que uno o dos ponentes, siendo de facto un congreso es versión mini. De hecho en la mayoría de casos nos encontramos con eventos totalmente prescindibles; pero también es cierto que en ocasiones, teniendo en cuenta quién organiza la conferencia o quién la imparte, el público que asiste puede ser de interés. ¿Os imagináis quién podría ir a una conferencia dada por Patricia Botín en Madrid, o a una impartida por Elon Musk en Barcelona?

  • Actos sociales

    Hay muchos actos sociales que congregan a empresarios, emprendedores, fundadores de startups y demás miembros del ecosistema con la escusa de reunir fondos para un acto benéfico, para celebrar alguna efeméride, para la presentación de un libro o porque al potentado de turno se le ha ocurrido. Nuevamente os podríais encontrar en un entorno donde los negocios fueran el eje central de las conversaciones; y por ende en medio de un ambiente idóneo para repartir tarjetas y hablar de lo que hacéis.

  • “A la caza”

    Los puntos que os he ido comentando anteriormente se dan en contextos naturales, pero, ¿y si provocásemos el networking? En resumidas cuentas: podréis generar contactos echándole morro y concertando citas con los interesados en sus oficinas, en cafeterías o donde se os ocurra. Vamos, lo que toda la vida han venido siendo los contactos comerciales.

    Cierto es que la gente será mucho más reticente, pero a base de insistir (sin ser cansinos o maleducados) lo conseguiréis. ¿Hay voluntad? Eso es lo principal.

Consejos a la hora de hacer networking

Un buen discurso

Un buen discurso

  • Tened un producto listo

    Puede parecer una bobada, pero resulta que muchos se lanzan a hacer contactos teniendo solo una idea de negocio. Y bueno, una cosa es hacer un estudio de mercado, que está muy bien; pero, ¿tratar de comprometer a otros profesionales o empresas con un producto o servicio que aún no se ha desarrollado? Nadie os va a decir que sí, y si así es será porque tenéis alguna ventaja competitiva muy fuerte: hijo de, directivo de, etc. El enchufismo de toda la vida, vaya.

    Así pues, antes de poneros a ofrecer nada por ahí, terminad el plan de negocio, montad la empresa, comenzad a operar (aunque sea a pequeña escala) y, llegado el momento, acudid a una feria para exponer lo que tengáis y conseguir clientes.

  • Filtrad los eventos a los que vayáis a ir

    Eventos hay a montones, pero la mayoría no os servirán para nada; así pues, ¿cómo podéis enfocaros mejor y escoger aquellos que sí vayan a resultaros de provecho? Pues primero de todo determinando cuál es vuestra identidad, y a continuación viendo cuáles son los que se acotan al sector en el que operáis. Si aún así siguen quedando muchas opciones limitad el asunto y seleccionad los eventos que mayor repercusión vayan a tener en los medios; además, claro está, de aquellos donde vaya a haber más actos organizados de networking.

  • Preparad el material gráfico

    Tened en cuenta que muchos de estos encuentros son fugaces, ya que en este tipo de eventos los participantes suelen andar a mil cosas. Así pues, de manera paralela a una presentación de vuestro producto o servicio tendréis que tener preparado un folleto donde se explique todo al detalle. ¡Y no os olvidéis de las tarjetas de visita! Alguna vez ya me ha pasado ir a una feria, pedir una tarjeta de visita a un expositor, y ver que me pone su contacto en un trozo de papel sacado de cualquier lado.

  • Preparad un buen argumentario

    Ni se os ocurra ir a un evento de este tipo si no sois capaces de sustentar todos los puntos débiles de vuestro negocio con argumentos convincentes. Dad por hecho que os van a fusilar con preguntas incómodas y comprometidas tratando de sacar a al luz cuáles son vuestras debilidades. Así pues nada de ir con un simple discurso y ya; preparad algo más a fondo, conoced cada detalle del producto o servicio, y de ser posible pedid una auditoría a un experto del sector para que os saque los colores en privado y no en público. Lo agradeceréis.

  • Un buen discurso nunca viene mal

    Una vez hayáis trabajado en profundidad en el punto anterior preparad “las florituras” (el discurso que vayáis a dar cuando debáis explicar qué es vuestro producto o servicio y qué ventajas tiene respecto con lo que ya hay en el mercado). Os vendrá muy bien para no quedaros en blanco y evitar dejar cosas en el tintero cuando llegue el momento. Es más, de hecho, si lo combináis con el punto anterior, os dará un extra de seguridad. Algo muy importante si no estáis acostumbrados a hablar en público y a hacer este tipo de presentaciones (otra cosa también muy frecuente de ver en las ferias, donde las empresas a veces mandan al primer empleado que pasaba por ahí).

  • Imagen

    Si vais a ir a una feria o a un congreso con la idea de hacer networking tenéis que tener mucho cuidado con la imagen que proyectáis, pues dirá mucho de vosotros y de vuestra empresa. Ahora bien, eso no quiere decir que os tengáis que quitar la barba, cortar la melena heavy o poneros traje. ¿Y sabéis por qué? Porque se notará que no estáis acostumbrados a ello; os sentiréis incómodos.

    Mi consejo es que vayáis aseados -obviamente-, con la barba y el pelo arreglados (peinados, retocados, etc.) y vestidos con una ropa con la que os sintáis a gusto. Ahora bien, que sea algo formal o “casual”. De hecho aquí los pantalones vaqueros encajan perfectamente siempre y cuando no lleven desgastes, roturas y similares; además, claro está, de que no vayan combinados con camisas o camisetas inadecuadas o con calzado llamativo. ¿Seguís teniendo dudas? Poned la TV y ved cómo van vestidos los presentadores. Pocos veréis con traje, ¿verdad? Pues eso. Personalidad ante todo.

  • Llevad un smartphone con vosotros

    A día de hoy creo que todo el mundo lleva uno encima, pero nunca vienen de más advertirlo. Estos aparatos os serán de ayuda para muchos asuntos que se os puedan cruzar en la jornada: necesidad de mandar un email urgente, de tener que investigar de manera rápida a un cliente o a un proveedor potencial, de tener que quedar con vuestros contactos, etc. Se que puede sonar a bobada, pero creedme si os digo que andaréis perdidos sin un trasto de estos. ¡Hay que ver la dependencia que nos han creado! Digamos que es la navaja suiza de nuestro tiempo.

    Otra opción es llevar un pequeño portátil; que además os vendrá de perlas para emplear en las presentaciones (en los eventos suelen ofrecer un equipo del lugar, pero a decir verdad es mejor si os lleváis el aparato configurado como os venga en gana). Os encontraréis con que tengáis que hacer una presentación en una cafetería, en unas escaleras, etc. ¡El networking!

  • Investigad acerca de aquellos con los que os queráis reunir

    No hay nada más feo que ir a una reunión concertada sin tener ni idea de qué hace la otra parte. Os podéis imaginar la imagen que esto podría dar de vosotros y de vuestra empresa, ¿verdad? Moraleja: antes de ir a un encuentro de networking investigad todo lo que podáis. A día de hoy es muy sencillo hacerlo vía Internet, así que no hay escusas. Y si se os ha olvidado ahí tenéis el smartphone, que os podría sacar de un lío.

  • Tened preparado un vídeo de presentación o unas diapositivas

    Presentación de diapositivas

    Presentación de diapositivas

    Si queréis dar a conocer algo, y especialmente un servicio, lo que os podría venir de perlas son las diapositivas de toda la vida y/o los vídeos explicativos. La gente tiende a asimilar mejor los conceptos a través de este tipo de material. Y eso por no decir que os será vital si tenéis la posibilidad de dar una ponencia ante un público medianamente grande. ¡Con dibujitos todo se entiende mejor! Y el networking no iba a ser una excepción.

    Por cierto, los gráficos y las infografías suelen tener mucha aceptación.

  • Nada de emplear el atractivo físico

    Podría parecer un “cliché”, pero aún a día de hoy las marcas siguen utilizando a las mujeres para atraer la atención de los potenciales clientes a los stands; provocando así una sesión de networking un tanto artificial. Y que conste que con esto me refiero a recurrir a mujeres en bikini, con trajes apretados, con minifaldas y cuentos similares. ¿Merece la pena mezclarse con una firma que emplee este tipo de estrategias? No se trata de vender como sea. Así pues no vayáis a montaros un stand de este estilo.

    También hay firmas que suelen poner atendiendo a mujeres de muy buen ver para así llamar la atención de los “interesados”. Otra estrategia reprobable si la razón de haber puesto a la mujer es su atractivo. Tampoco lo hagáis.

    Y si, aún en pleno siglo XXI aún nos tenemos que enfrentar a cosas así. De hecho no tenéis que hacer más encender la televisión para comprobarlo.

  • Haced un seguimiento de los contactos obtenidos

    De poco os servirá haber ido a una feria y haberos preparado cada punto si no hacéis después cierto seguimiento a estos contactos. Debéis llamarles o enviarles un email al cabo de varios días para solicitar una reunión donde poder tratar más a fondo el asunto que os haya puesto en contacto. En definitiva debéis velar por que no se pierda el negocio que tanto os ha costado conseguir. Y no, no estoy exagerando, esto pasa.

  • Haceros un perfil en LinkedIn

    LinkdIn se ha convertido en una red social clave para todos aquellos que quieren conseguir contactos profesionales y hacerse notar en una comunidad en concreto. Es decir, es una red social creada específicamente para hacer networking. ¿No os parece una buena idea? Pues sabed a los empresarios también. De hecho es una manera muy efectiva para buscar trabajo. Otra de las razones por las que la gente recurre al networking.

Cualidades para practicar un buen networking

Cualidades para practicar networking

Cualidades para practicar networking

Para que el networking pueda llegar a buen puerto y se puedan cumplir con las metas hay una serie de cualidades que los interesados deberían cumplir. Cierto es que se pueden solventar, pero por lo general siempre estarán ahí de una u otra manera:

  • Personalidad extrovertida

    El networking no es algo adecuado para personas con timidez, y especialmente si el nerviosismo les ataca cuando deben exponer una idea, un proyecto o un modelo de negocio ante un público. La gente podría llegar a entender esto, pero también es cierto que la imagen de la empresa se vería afectada. Así pues, si veis que podéis encontraros con este problema, evaluad posibles soluciones: mandando a alguien del equipo que esté más preparado para hablar en público, contratando lo servicios de un coach profesional que os pueda echar una mano o simplemente enfrentándoos a través de una terapia de choque (poneros a hablar en público en otros contextos y acostumbraros).

  • Sed sinceros y honestos

    En el networking hay muchos intereses ocultos, pues si la gente busca contactos no es precisamente para hacer amigos. El networking tiene como función primordial la generación de nexos comerciales, así que aún a pesar de que más de uno de los que andáis leyendo esto me digáis que soy idiota os diré que siempre debéis ser honestos y sinceros. Si os sentís en la necesidad de no serlo es porque lo que ofrecéis no es tan bueno.

    Decid cuáles son los puntos fuertes de vuestro producto o servicio, pero de igual manera indicad cuáles son los negativos. ¿Qué problemas podría encontrarse la gente comprándoos? ¡Siempre hay puntos negativos! Decidlos desde un inicio y, lo más importante, plantead las soluciones. Así nadie os acusará de querer embaucar y jugaréis limpio (evitándoos muchos problemas y haciendo que los clientes que consigáis sean de mucha mejor calidad).

  • Sed respetuosos

    Hay muchos empresarios que a la hora de practicar el networking tratan a los demás como si fueran de un escalafón social inferior, mirándoles por encima del hombro y en definitiva presentando modos prepotentes y egocéntricos. Si os encontráis con alguien así mantened la calma y sed respetuosos; jamás os pongáis a su altura. Y no solo lo digo por asuntos éticos, sino también porque si os enfrentáis tendréis todas las de perder. Si no os interesa mantener una conversación así levantaros de la mesa e iros, pero no entréis con toda la artillería.

    Si en cambio os halláis en el lado opuesto, siendo vosotros el “pez gordo”, y os encontráis con que os viene alguien con un negocio menor, tratadle con todo el respeto e interés del mundo. Seguramente vosotros en algún momento pasasteis por lo mismo, ¿verdad? Y bueno, si no os interesa mantener relaciones con él decídselo de manera educada y nada cortante.

  • Es importante saber defenderse en inglés

    A poco que vayáis a una feria medianamente importante es probable que os encontréis con visitantes de otros países. ¿Adivináis en qué idioma se van a dirigir a vosotros? Sí, en inglés. Así que ahí va la pregunta del millón: ¿qué tal va vuestro inglés? Si no va tan bien como os gustaría os invito a que echéis un vistazo al post “Las mejores academias de inglés en Madrid”. ¡El networking es algo que traspasa las fronteras!

  • Cultura general

    Una de las curiosidades del networking es que no siempre habla de negocios o de temas relacionados con el sector que corresponda, sino que las conversaciones suelen saltar a otros ámbitos que nada tienen que ver. De hecho podríais estar hablando de tuberías y acabar tratando la situación económica en Australia o la cría de perros. ¡A mi me ha pasado!

    Con esto os quiero decir que debéis ir preparados para cualquier cosa, y eso solo se puede conseguir si estáis al tanto de lo que sucede en el mundo. Obviamente tampoco os vendrían nada mal conocimientos en otras áreas como la Historia o la economía. Nada que no se pueda aprender si hay interés. ¿Estáis dispuestos a mejorar vuestros conocimientos generales?

  • Debéis tener visión global

    Visión global

    Visión global

    A lo largo de las últimas publicaciones he tocado el asunto de la visión global de manera bastante frecuente; y a decir verdad no es de extrañar, pues el mundo en el que vivimos nos los exige. Todo cambia rápido, todo está interconectado y todo nos afecta.

    La visión global es la capacidad de tener en mente el negocio “como un todo”. Es decir, que debéis ser capaces de comprender todos los pasos que han intervenido para que el producto o servicio sea una realidad. Tened en cuenta que una característica puede tener su razón de ser en algo que se ha extraído de un proyecto anterior o paralelo, que una vía de comercialización puede tener su razón en un hecho que se dio dos años atrás en la empresa a raíz de un impago efectuado por un cliente, etc. Todo está relacionado, así que no os ciñáis solo al conocimiento de los folletos.

    Por cierto, esto os ayudará a la hora de responder a preguntas comprometidas por parte de la otra parte en el networking.

  • Pasión

    Se nota a leguas cuando un comercial o un técnico es mandado a un acto de networking sin haberlo pedido y sin tener ganas. ¿Es vuestro caso? La pasión es algo que se debe poner a la hora de construir relaciones de negocios y/o profesionales, ya que de otra manera la otra parte lo percibirá y podría interpretar que no se tiene el interés suficiente en cerrar una cuerdo. Vamos, que se estaría dando una imagen realmente negativa. Y no queréis eso, ¿verdad?

En definitiva el networking es el momento crucial en el que comprobaréis si vuestra actitud es la adecuada para el mundo de los negocios. De cómo os responda la gente iréis aprendiendo y mejorando; además de que vuestro negocio y/o perfil irá potenciándose (algo que a fin de cuentas es lo que andabais buscando). Os aconsejo que guardéis este post y que busquéis más información acerca de cada punto, ya que cuantos más datos tengáis a la mano mejor os irá. Si tenéis cualquier pregunta podéis dejarla en el área de comentarios; más abajo. ¡Nos vemos!

Artículos relacionados

Sobre el autor Jon Sainz

Programador industrial, blogger profesional y Coordinador de Contenidos de Cursos.com.

sígueme en:

Deja un comentario: