¿Qué es la neuroeducación?

Tags:

La neuroeducación está siendo la protagonista de los cambios más importantes que estamos viviendo a la hora de aprender a aprender. Eso de la letra con la sangre entra, ya no solo se ha visto que era falso, sino que además ahora existen estudios científicos que lo demuestran.

Seguro que si tienes hijos habrás leído algo sobre las inteligencias múltiples, canales de aprendizaje o plasticidad del cerebro; pues todo esto es parte de los estudios a los que se dedica la neuroeducación.

Aunque hoy en día existe más confusión y mitos que certezas alrededor del papel del cerebro humano a la hora del aprendizaje, la neuroeducación nos aporta claves y herramientas para ayudar a nuestros hijos e incluso a nosotros mismos a estudiar de una manera más productiva y motivadora.

Si quieres conocer en profundidad métodos alternativos a la educación actual, no dejes de visitar “¿Qué es y en qué se basa el método Montessori?” y «¿Qué es y en qué se basa el método Waldorf?».

En este artículo queremos darte a conocer las bases de la neuroeducación, las evidencias que nos pueden ayudar a la hora de aprender y aclarar algunos mitos que se han creado alrededor de esta disciplina.

Te dejamos un vídeo en el que te hablan de la neuroeducación en contraposición al actual modelo de estudio:

¿Qué es la Neuroeducación?

Se entiende la neuroeducación como aquella disciplina que estudia el papel de los procesos neurológicos que se producen en el cerebro a la hora de aprender, principalmente en un ambiente académico.

Visto desde otro punto de vista podemos decir que la neuroeducación es la disciplina encargada de desarrollar estrategias y herramientas educativas para un mejor funcionamiento del cerebro a la hora de aprender.

Para ello, la neuroeducación se basa principalmente en tres disciplinas: la psicología (cognitiva y educativa), la neurología y las ciencias de la educación y aunque su ámbito de estudio se centre en centros escolares y educativos, la mayor parte de las investigaciones todavía se están realizando en laboratorios.

Te dejamos un vídeo en el que el Catedrático de Fisiología Humana de la UCM Francisco Mora te explica qué es la neuroeducación:

Bases de la Neuroeducación

La neuroeducación lleva más de 25 años estudiando los procesos neurológicos a la hora de aprender y durante todo este tiempo ha logrado una serie de hallazgos que son la base de esta disciplina y su aplicación práctica.

  1. Plasticidad neuronal y neurogénesis

La plasticidad neuronal es la capacidad que tiene todo el sistema nervioso, incluido el cerebro, para cambiar su estructura y funcionamiento por influencia del entorno. Estos cambios afectan tanto a estructuras moleculares, como a los genes y el comportamiento. La neurogénesis se refiere a la nueva producción de neuronas.

Estaríamos hablando por tanto de la capacidad de autorregenerarse del cerebro ante alguna lesión o trastorno, así como de reducir los efectos de patologías como el Alzheimer, TDAH, dislexias o el deterioro cognitivo.

  1. Neuronas espejo

Las neuronas espejos son un conjunto de neuronas que se activan cuando realizamos una acción o, lo más importante, cuando la vemos. Estas neuronas son las responsables de que imitemos los actos de otros y por tanto de que aprendamos imitando y desarrollemos la empatía y las emociones.

Te dejamos una charla TED en la que el neurocientífico V.S. Ramachandran habla de las neuronas espejo:

  1. Aprendiendo con emoción

En «Proceso de Aprendizaje e importancia de las emociones» ya hablamos de la importancia de las emociones a la hora de aprender. No solo nos ayudan a mantener la atención, sino que son imprescindibles para comunicarnos exitosamente y a tomar las mejores decisiones.

  1. El papel de la atención

Y hablando de la atención, este es un elemento muy importante para la neuroeducación. Se ha descubierto que para mantener la atención a la hora de aprender, lo mejor es empezar haciéndolo con contenidos que inciten la curiosidad y/o sean novedosos, y no mediante premios y castigos.

Además también se ha descubierto que la atención no se mantiene más allá de 15 minutos.

Te dejamos una explicación sobre la importancia de la atención a la hora de aprender:

  1. El ejercicio físico

Aquellos que practicamos algún tipo de deporte sabemos lo bien que nos sentimos después de hacer ejercicio. Pues bien, en neuroeducación se ha comprobado que el ejercicio físico facilita la plasticidad cerebral y la neurogénesis, desarrollando la memoria a largo plazo y consiguiendo un aprendizaje más eficaz.

Además, al reducir el estrés, se están potenciando  las emociones positivas y por tanto el aprendizaje.

  1. Hábitos de estudio

Es mediante la repetición como aprendemos lo que tenemos que asimilar, relacionando lo nuevo con la que ya sabemos. Al adquirir una serie de hábitos de estudio estamos consiguiendo que se consuma poco espacio de memoria de trabajo y por tanto podamos contar con más espacio para la reflexión.

  1. Jugar no es solo cosa de niños

Siempre hemos sabido que los niños pequeños aprenden jugando, pero es ahora gracias a la neuroeducación cuando estamos comprobando que los niños más mayores y los adultos también podemos utilizar este recurso para aprender mejor.

El juego motiva, mejora la autoestima, desarrolla la creatividad y puede mejorar la atención como por ejemplo el ajedrez.

  1. Aprendiendo con arte

Las actividades artísticas facilitan el desarrollo cognitivo, es decir, nos ayudan a pensar más y mejor. Se ha demostrado que la práctica musical mejora la capacidad intelectual gracias a la plasticidad neuronal y en algunos casos se ha visto que pueden llegar a mejorar las capacidades espaciales.

  1. Trabajando en equipo

No solo gracias a las neuronas espejo aprendemos de los demás, sino que al hacerlo junto a ellos se activa el sistema de motivación y gratificación del cerebro, lo que provoca que queramos hacer cosas de manera cooperativa, altruista y ayudando a aplazar la recompensa.

La educadora y escritora argentina Nora Rodríguez te explica cómo desarrollar el talento a partir de la potenciación del cerebro social del niño:

Desmontando mitos en Neuroeducación

La neuroeducación es una disciplina muy reciente que ha tenido que demostrar durante todo este tiempo (y que sigue haciendo) los equívocos que existían respecto a la influencia del cerebro sobre nuestro comportamiento y viceversa.

Te dejamos algunos de los mitos que aún hoy en día siguen existiendo:

  1. Solo usamos el 10% del cerebro

Entre otros argumentos, si esto fuera así, se hubiera encontrado alguna zona del cerebro sin función. Puedes leer más en este magnífico artículo de BarryBeyerstein y en «Capacidad del cerebro humano. ¿Cuánto utilizamos?»

  1. Aprendemos con el hemisferio cerebral predominante

A pesar de haberse hecho una división teórica de las funciones de los dos hemisferios cerebrales, se ha demostrado que ambos trabajan juntos a la hora de aprender.

  1. Potenciemos estilos de aprendizaje alternativos

Se ha demostrado que la mejor forma de enseñar es trabajar con todos los estilos de aprendizaje (visual, auditivo y cinestésico).

  1. Los juegos mentales mejoran nuestro cerebro

A pesar de la publicidad, jugar a juegos mentales no te hace más inteligente ni te va a prevenir de enfermedades mentales.

  1. Las inteligencias múltiples

Últimamente se está escuchando a investigadores decir que solo existe una inteligencia con muchas capacidades (como siempre se ha pensado), pero no diversas inteligencias.

Te dejamos otra charla TED en la que Manuel Carreiras desmonta los llamado neuromitos:

Aplicaciones prácticas de la neuroeducación

Después de leer la teoría, te dejamos una serie de consejos o aplicaciones prácticas para que puedas ir poniendo en marcha con tus hijos, alumnos o contigo mismo. Seguro que a partir de ahora tu forma de aprender será más efectiva.

  • Cada uno de nosotros (y por tanto nuestros cerebros) somos distintos, por lo que debemos tener presente la forma de ser y aprender de cada uno.
  • A la hora de trabajar las dificultades del aprendizaje existen estrategias, técnicas e incluso recursos informáticos que ayudan a que estos chavales no se queden atrás.
  • Genera un ambiente positivo, alegre y optimista sabiendo gestionar correctamente las emociones negativas y aprendiendo a identificar nuestras emociones y las de los demás.
  • Fomenta la lectura diaria de interés y motivadora.
  • Enseña los contenidos más importantes en los primeros minutos de la clase.
  • Promueve el ejercicio físico y las actividades artísticas como la música.
  • Introduce el juego en las aulas, junto a actividades que potencien todos los estilos de aprendizaje y otras que fomenten la relajación y la atención como el mindfulness.
  • Pon todas las facilidades y provoca que los alumnos se relacionen entre ellos.

Jesús Guillén, profesor de posgrado de Neuroeducación, te explica cómo poner en práctica estos consejos:

https://www.youtube.com/watch?v=__0h9ur5HTc

Artículos relacionados

Sobre el autor Carlos Póstigo

Psicólogo especializado en desarrollo personal. Formador y escritor de temática psicológica y de crecimiento personal.

sígueme en:

Deja un comentario: