fbpx

Cuidado con las ofertas de empleo falsas

Tags:

El mercado laboral se va recuperando poco a poco, pero aún así hay colectivos para los que encontrar un empleo puede llegar a ser muy complicado, y son precisamente esas personas las que se pueden convertir en víctimas potenciales de las ofertas de empleo falsas.

ofertas de empleo

Geralt / Pixabay

La falsa oferta de empleo, el nuevo timo

Las formas de estafa se van adaptando a los nuevos tiempos y las ofertas trabajo falsas son precisamente una nueva forma de estafa. Pero no todas son iguales, en algunas se busca sacar directamente dinero a la persona engañada, mientras que en otras se busca obtener mano de obra a coste cero.

Las hay que van más allá y bajo la oferta de trabajo falsa lo que no hay no es más que la intención de obtener los datos personales de una persona para usarlos con fines no precisamente buenos.

Ejemplos de ofertas de empleo falsas

Hace unos meses se viralizó a través de las redes sociales el caso de un diseñador gráfico. Este profesional había respondido a un anuncio para trabajar en una empresa y la misma le contestó que como parte del proceso de selección debía diseñar el nuevo logo de la compañía con unas condiciones muy específicas. Todo ello sin remunerar y a modo de “prueba” para elegir al mejor candidato.

No sabemos si realmente detrás de este caso había una verdadera oferta de trabajo o si la empresa únicamente buscaba conseguir diferentes alternativas para su nuevo logotipo de forma gratuita, pero lo que está claro es que si había una intención de abuso, puesto que existen otras formas de comprobar si un diseñador es realmente bueno en su trabajo, no encargándole una tarea específica del puesto de trabajo que se desea cubrir.

Otro ejemplo muy típico es el de los jornaleros a los que se les ofrece trabajar en una cierta campaña en otro país y a cambio se les exige una determinada cantidad de dinero para poder preparar el viaje. Lo habitual en estos casos es que cuando llega el día de la partida los afectados descubran que no hay viaje ni ha existido nunca el trabajo que les han prometido.

El mismo timo se utiliza con otras ofertas de trabajo en el extranjero (au pairs, administrativos, ingenieros, etc.) pero el modus operandi siempre es el mismo. Se alega que existen unos gastos administrativos que el trabajador debe cubrir y cuando el interesado ha pagado no vuelve a saber más de la empresa y su oferta de trabajo.

Internet, un caldo de cultivo para las estafas de empleo

Internet y las redes sociales facilitan mucho la búsqueda de un nuevo trabajo, pero conviene ser precavido, no todo lo que se oferta es cierto y muchos delincuentes han encontrado en redes sociales, en páginas de anuncios gratuitos, e incluso en famosas plataformas de búsqueda de empleo, una buena alternativa para encontrar a personas con ganas de trabajar y engañarlas.

denunciar ofertas de empleo falsas

Goumbik / Pixabay

Las ofertas de empleo falsas más habituales

Hacer trabajos manuales desde casa. Con la crisis muchas personas han buscado modos alternativos de generar ingresos y nada tan sencillo como hacer en casa alguna manualidad como montar bolígrafos, ensobrar publicidad, etc. ¿verdad? Pues cuidado, la mayor parte de estas ofertas son falsas. Se exige al interesado que abone una determinada cantidad de dinero (normalmente no demasiado) en concepto de pago de los materiales de trabajo que se le van a enviar, pero como siempre, una vez hecho el pago ya no se vuelve a saber nada más de la empresa.

Sobre trabajar desde casa existen muchos mitos. Si te interesa saber más sobre este tema te recomendamos la lectura de “Trabajar desde casa. Mitos, ventajas y desventajas”.

Trabajos poco cualificados y hay que llamar para informarse. Seguro que has visto algún anuncio en el que se buscan personas para cubrir puestos para los que no se requiere demasiada cualificación (repartir publicidad, por ejemplo) y la única manera de obtener más información es llamar a un número de teléfono. Hasta aquí todo normal y legal, pero cuando el interesado llama a ese número le responde un mensaje indicándole que debe llamar a un número de tarificación especial para obtener información. Si se llama a ese número la persona que está siendo engañada será sometida a diversas preguntas para tenerla al teléfono durante un buen rato y al final lo único que consigue es una factura de teléfono mucho más alta de lo normal.

Existe una versión similar a la anterior en la que en lugar de llamar a un teléfono hay que pinchar en un link. Ese enlace suele llevar a una página que descarga código malicioso y es capaz de acceder a todo el contenido del ordenador: fotos, datos personales, etc.

Rellenar encuestas. Es cierto que existen plataformas que pagan a los consumidores por rellenar encuestas, pero son pagos ínfimos. A las que aquí nos referimos son a esos anuncios que te ofrecen una cantidad interesante (15 o 25 €) por rellenar una sencilla encuesta. El fraude está en que para poder acceder a dichas encuestas nuevamente te piden dinero y claro, una vez que pagas no vuelves a saber del tema.

Transferencias bancarias. En este caso lo que ofrecen es una cantidad de dinero que puede ir de 300 a 600 € e incluso más por recibir ciertas cantidades de dinero en tu cuenta y moverlo hacia otra cuenta. Mucho ojo porque no se trata sólo de un timo, sino de convertirte en el cómplice de un delito. Esas cantidades que se transfieren proceden de negocios ilícitos y lo que haces es convertirte en un intermediario en un delito de blanqueo de dinero, lo que te puede ocasionar problemas con la justicia.

A veces se intenta enmascarar el mismo acto con otras excusas. Por ejemplo, se contacta con una persona interesada en trabajar en servicio doméstico y se le indica que se trata de una familia que vive en el extranjero y va a trasladarse de ciudad, por lo que necesita que alguien se encargue de la limpieza de la casa antes de que ellos lleguen. Se dice a la interesada en la oferta que por problemas con el banco se le va a hacer una transferencia de X dinero a su cuenta, de ahí debe comprar los productos de limpieza para limpiar la nueva vivienda y mandar el resto del dinero mediante una transferencia a otra cuenta. Nuevamente tampoco existe la oferta de trabajo y lo único que se ha hecho es engañar a una persona para que mueva dinero obtenido de forma ilegal.

Inversiones dudosas. Aquí lo que te ofrecen es multiplicar tu dinero a través de inversiones en productos como el oro. Tú abonas una cantidad en concepto de inversión y se supone que un tiempo después verás los frutos de esa inversión, pero en realidad el afectado acaba por no ver nada de nada.

Empieza a trabajar ya. Este tipo de ofertas de trabajo en las que te ofrecen empezar a trabajar de forma inmediata sin necesidad de pasar por ningún proceso de selección son muy comunes en páginas de anuncios gratuitos e incluso rondan por WhatsApp. Lo único que tienes que hacer es enviar todos tus datos personales (incluyendo normalmente una fotocopia de tu DNI) al supuesto empleador. Aquí tampoco existe la oferta de empleo, pero a cambio alguien ha conseguido todos tus datos personales y puede usarlos por ejemplo para suplantar tu identidad online.

¿Cómo saber si una oferta de empleo es falsa?

Los estafadores que usan las ofertas de empleo falsas saben muy bien lo que hacen. Son plenamente conscientes de que muchas personas están en una situación en la que necesitan encontrar empleo desesperadamente y no van a pararse a pensar las cosas demasiado si tienen la posibilidad de acceder a un puesto de trabajo.

Sin embargo, la mejor forma de no caer en las garras de estas personas sin escrúpulos es mantener la cabeza fría y pensar bien las cosas. Lo bueno es que estos timos no suelen estar demasiado elaborados, por lo que si prestas atención los puedes detectar en seguida.

En términos generales debes desconfiar de una oferta de trabajo si:

Te exigen una determinada cantidad de dinero antes de la contratación para que puedas optar al puesto, con la excusa de mandarte material o para realizar un curso de formación que es supuestamente indispensable para acceder a ese puesto de trabajo.

  • Ofrecen cosas demasiado buenas: mucha flexibilidad horaria, salarios que no son habituales para el trabajo ofertado…
  • No se especifica de forma clara el trabajo que vas a tener que desarrollar. Por ejemplo “buscamos personas de 30 a 50 años para trabajo en horario flexible en la zona del sur de Madrid”.
  • Solicitan una incorporación tan inmediata que es prácticamente en el mismo día.
  • Ofrecen un período de prueba sin remunerar.
  • Para obtener más información debes llamar a un número de tarificación especial (803, 806, 807 o 905).
  • La empresa se comunica contigo a través de cuentas de correo electrónico generalistas en lugar de tener un correo corporativo.
  • La fuente de la oferta de trabajo no es fiable ni conocida.
  • El anuncio no está bien redactado, tiene faltas de ortografía y gramaticales.

¿Estás a salvo en los portales serios de búsqueda de empleo?

Lamentamos tener que decirte que no. Existen muchos portales especializados en la búsqueda de empleo que funcionan muy bien, pero que no pueden tener un control exhaustivo sobre todo lo que se publica en ellos (aunque deberían). De modo que siempre se puede colar una oferta falsa de trabajo.

En estos casos los delincuentes suelen trabajárselo algo más para que no llame tanto la atención. Pero aún así si estás atento/a puedes darte cuenta de que no existe intención ninguna de ofrecer un trabajo.

Suele tratarse de ofertas que permanecen publicadas durante mucho tiempo y aunque muchos candidatos parecen interesarse en ellas nunca se llega a cubrir la vacante. Lo normal es que no definan claramente el puesto a cubrir, porque lo que buscan es llegar al máximo número posible de personas.

Lo vemos con un ejemplo. Una empresa que de verdad quiere cubrir un puesto de trabajo podría publicar algo así:

“Se busca auxiliar administrativo/a para cubrir baja por maternidad. Contrato de interinidad a jornada completa. Imprescindible experiencia de al menos cinco años en el área de recursos humanos, manejo de NominaPlus y nivel alto de inglés”.

Mientras que una oferta falsa que quiere despertar el interés del mayor número de personas podría ser algo así:

“Se busca personal para oficina, diversos puestos a cubrir. No se requiere experiencia previa. Salario de 1.500 € e interesantes incentivos”.

Normalmente en estos casos lo que se busca es o bien sacar el dinero a los interesados o aprovecharse de ellos y conseguir trabajadores gratis, así que si te interesas por un anuncio de este tipo lo normal es que la supuesta empresa contacte inmediatamente contigo. Suelen hacerlo por teléfono mejor que por email.

Aquí puedes darte cuenta de que se trata de una estafa porque te mencionan el nombre de la empresa muy de pasada, casi para que no puedas enterarte de él. Te hablarán mucho sobre lo que ofrecen y es posible que se interesen muy poco sobre tu persona. Además, si realizas preguntas para intentar saber más sobre la empresa es posible que te den largas para no contestarte.

Si no te piden directamente dinero y lo que buscan es encontrar a alguien que realice un cierto trabajo gratis, te citarán a una entrevista de trabajo o directamente te darán fecha para empezar a trabajar. Pero una vez que estés allí te dirán que es un período de prueba no remunerado, o que te van a hacer un contrato mercantil. En definitiva, que no te van a contratar, así que lo mejor es salir de allí cuanto antes, nada vale tanto como tu tiempo.

¿Qué hacer ante una posible oferta de empleo falsa?

Es recomendable que revises todas las ofertas de empleo a las que quieras aplicar con tranquilidad. Si el nombre de la empresa no viene en el anuncio ya es motivo para empezar a sospechar.

Busca la empresa en Internet, hoy en día es realmente raro que una compañía no tenga una página web. Si no la tiene o ves que es demasiado “cutre” lo más seguro es que estés ante una estafa.

También tienes la opción de poner el nombre de la empresa en Google y echar un vistazo a los resultados. Si se ha utilizado el mismo nombre de empresa para cometer estafas seguramente ya habrá mucha gente comentándolo en diferentes foros y blogs.

Presta también atención a los parámetros que hemos señalado antes y recuerda que si una oferta parece demasiado buena para ser verdad es que seguramente no sea verdad.

Si consideras que alguna oferta de trabajo es falsa lo mejor es que lo comuniques directamente a la plataforma en la que está puesto el anuncio, para que proceda a su eliminación. Piensa que tú no has caído, pero si la oferta sigue publicada otra persona que tenga la misma necesidad que tú de encontrar un trabajo puede llegar a caer.

También puedes poner el asunto en manos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Puedes acudir directamente a una comisaría de Policía Nacional o Guardia Civil a poner la denuncia, pero en estos casos puedes hacerlo directamente online.

Si no sabes muy bien cómo tienes que actuar, te puede interesar seguir leyendo nuestro artículo “Cómo poner una denuncia”.

Hoy en día hay muchos medios online en los que se habla de este tipo de ofertas de trabajo falsas, porque desafortunadamente han proliferado mucho, puedes hacer una captura de pantalla  de la oferta falsa y compartirla con otros usuarios en foros y blogs especializados, así habrá más gente que esté alertada.

como detectar ofertas de empleo falsas

Rawpixel / Pixabay

Consejos para buscar empleo con seguridad

No te dejes desanimar por la presencia de ofertas de empleo falsas, también hay muchas buenas ofertas a las que puedes optar. Desde aquí te recomendamos que busques empleo únicamente a través de plataformas fiables que tengan una buena política de protección de datos personales.

Antes de posicionarte como candidato/a para una oferta procura buscar información sobre la empresa para asegurarte de que existe y es de confianza.

Al enviar un curriculum elimina de él aquellos datos personales que no son esenciales. Por ejemplo, indica tu localidad de residencia, pero nunca tu dirección concreta. Tampoco indiques tu número de DNI o de la Seguridad Social. Estos datos sólo debes aportárselos a la empresa si finalmente te contrata.

Encontrar empleo no siempre es sencillo, pero si actúas con precaución estarás a salvo de estafas y muy pronto encontrarás ese trabajo que estás buscando.

Artículos relacionados

Sobre el autor Mayka Jimenez

Experta en Derecho, marketing digital y Redes Sociales. Me encanta escribir ¡y leer!

sígueme en:

Deja un comentario: