¿Quién es el “Olentzero”?

Tags:

Cuando se acerca la Navidad, los niños vascos esperan con ilusión los regalos de los Reyes Magos… Pero también del Olentzero, ese personaje bonachón, regordete y desaliñado que trabaja como carbonero y vive en el bosque todo el año. Sólo sale de su guarida en Nochebuena para dejar un regalito a los niños que se han portado bien… Y un pedazo de carbón a los que no.

El Papá Noel vasco

Aunque su figura se ha asimilado a la de Santa Claus (algunos le llaman el “Papá Noel vasco”), lo cierto es que este entrañable personaje ha logrado mantener una estética única y genuina: la de un hombre grande y grueso, amante del buen comer (como atestigua su barriga) y del buen beber (como prueba su nariz roja). Siempre lleva puesta su txapela, la boina típica vasca, y le gusta fumar en pipa. Solamente le podremos ver el día de Navidad, cargando con los regalos en un gran saco que carga a sus espaldas.

Como sucede con Papá Noel, los niños escriben sus cartas al Olentzero que aparecerán la mañana del 25 de diciembre debajo del árbol de Navidad o en algún lugar de la casa. En muchas localidades del País Vasco y de Navarra se celebra un desfile el día de la víspera en la que el viejo carbonero es el protagonista.

Origen del Olentzero

Al igual que el Apalpador en Galicia o el Tió de Nadal en Cataluña, la del Olentzero es una tradición antigua y de origen pagano. Antes de la llegada del cristianismo, en los territorios que hoy forman parte de Euskadi, Navarra y el País Vasco francés, se festejaba el solsticio de invierno que traía consigo la renovación de la naturaleza. Esta es precisamente la idea que la figura del Olentzero simboliza. Aún hoy todavía existe la costumbre de pasear a un gran muñeco ataviado como el Olentzero el día de Nochebuena para prenderle fuego al final, un gesto que enlaza con el simbolismo de muerte y renovación.

El origen de la palabra Olentzero tampoco está claro y aún hoy es objeto de controversia. El nombre cuenta con numerosas variantes regionales dentro de la geografía vasca y navarra (Olantzaro, Orentzaro, Onentzaro, etc.). Los estudios etimológicos han deducido que proviene del término onen, que en euskera significa “bueno”, y zaro, que se puede traducir como “tiempo” o “época”. El significado sería entonces “tiempo de lo bueno”.

La famosa “canción del Olentzero” es un clásico de la Navidad en tierras vascas:

Es curioso comprobar cómo ha evolucionado la figura tradicional del Olentzero desde sus inicios hasta hoy. Hasta bien entrado el siglo XX, este personaje era un hombre hosco y solitario que vivía en el monte y al que no le gustaban los niños. En cambio, hoy lo vemos como un viejo bonachón que adora a los pequeños y les trae regalos en Navidad.

También relativamente nueva es la introducción de Mari Domingi, un personaje tradicional de la mitología vasca, como la esposa del Olentzero.

La casa del Olentzero

Si Papá Noel vive en el Polo Norte, la casa del Olentzero (Olentzeroren Baserria) se encuentra mucho más cerca. En concreto, en la localidad vizcaína de Mungia.

Esta casa se encuentra dentro del parque temático Izenaduba Basoa, dedicado a la mitología vasca y todos sus personajes, dentro de los límites del Caserío Landetxo Goikoa, uno de los más antiguos de la región. Un lugar donde divertirse y aprender muchas cosas, especialmente los niños. Es el mismísimo Olentzero quien recibe a los visitantes y los guía a través de los diferentes recorridos del parque.

 

Artículos relacionados

Sobre el autor Daniel Terrasa

Licenciado en Geografía e Historia. Redactor y blogger. Enamorado de los libros y de internet. Escritor en mis ratos libres.

sígueme en:

Deja un comentario: