Oposiciones de élite. ¿Cuáles son?

Tags:

Cuando hablamos de oposiciones de élite nos estamos refiriendo básicamente a los procesos selectivos para ser notario, juez, fiscal, abogado del Estado, registrador de la propiedad, inspector de Hacienda e inspector de trabajo. Como verás, la mayoría son oposiciones para graduados en Derecho.

Escritura notarial firmada por un notario

Escritura de subrogación en préstamo hipotecario firmada por un notario

Y si son oposiciones de élite no es por cualquier motivo. Si se llaman así es por las condiciones tan duras que han de pasar todos aquello aspirantes que se presenten para poder obtener una plaza fija.

Pero tampoco queremos ponértelo tan negro como parece. Aunque es cierto que hay que hacer un esfuerzo extra en comparación con otros procesos, las oposiciones de élite no dejan de ser pruebas para las que teniendo una buena organización y poniendo todo de nuestra parte podemos superar.

Si quieres conocer más en detalle en qué consisten estas oposiciones de élite y cómo puedes superarlas, nos gustaría que siguieras leyendo. De momento, te dejamos un vídeo en el que Mario Conde te cuenta su experiencia como opositor a Abogado del Estado:

¿Por qué son oposiciones de élite?

Ya te hemos comentado que las oposiciones de élite reúnen una serie de condiciones bastantes duras que las hace meritorias de este nombre, pero ¿sabes que las hace tan difíciles de superar?

Primeramente destaca el gran volumen de temario que hay que estudiar, ya que suele rondar cerca de los 300 temas, a los que habría que sumar una buena cantidad de textos legales de gran extensión como el Código Civil.

Y no solo eso, también habría que contar con las constantes actualizaciones y modificaciones en estos textos, lo que hace que aparte de estar pendientes constantemente de estos cambio, hay que reciclar los contenidos ya estudiados.

Por otro lado no debes olvidar que para presentarte a cualquiera de estas oposiciones de élite se necesita tener como mínimo una titulación previa de graduado o licenciado, y por tanto tener que superar entre cuatro y cinco pruebas, a diferencia de las de menor grado que suelen ser entre dos o tres.

Por último, a la cantidad de aspirantes que se presentan habría que añadirle la dificultad que tienen por ser oposiciones del Estado, las cuales normalmente no tienen un sistema de concurso-oposición como las de las comunidades autonómicas o las administraciones locales.

Pero a pesar de su dificultad, están entre las oposiciones mejor remuneradas, lo que siempre es un aliciente para prepararlas.

Estudiar unas oposiciones de élite supone un gran esfuerzo

Estudiar unas oposiciones de élite supone un gran esfuerzo y muchas horas de estudio

Cómo aprobar las oposiciones de élite

Está claro que para aprobar unas oposiciones de élite es imprescindible tener un buen cargamento de conocimientos, por lo que el estudiar es el primer y básico requisito si lo que quieres es superarlas.

Y para ello no hay nada como un buen plan de estudios y por supuesto respetarlo. Algunos preparadores de oposiciones de élite incluso establecen horarios de salidas con amigos y parejas. De esta manera desarrollarás tu constancia, tu capacidad de memorización aumentará y serás más eficiente.

Y hablando de preparadores de oposiciones de élite. Que sepas que aunque no se den a conocer, existen. Eso sí, ellos eligen a quienes preparan, ya que no solo está en juego su prestigio, sino también su tiempo y esfuerzo.

Pero aún hay más. Un buen truco que te ayudará es vivir este proceso de preparación de las oposiciones como si fuera un trabajo, es decir, sentirlo como una obligación y una responsabilidad ante la que tienes que cumplir. Psicológicamente esta estrategia es muy potente.

También te informamos que no hay que olvidar otros factores que no están en nuestras manos y que habrá que luchar contra ellos. Entre estos encontramos el orden de convocatoria, los aplazamientos, la ciudad de origen e incluso un posible nepotismo.

Te dejamos un vídeo en el que puedes conocer algunos consejos para prepararte las oposiciones a Registrador de la Propiedad:

Las oposiciones más difíciles de aprobar

Hasta aquí te hemos hablado de por qué son oposiciones de élite y cómo superarlas con éxito. Pero, ¿cuáles son estas oposiciones tan difíciles de aprobar? Te las presentamos a continuación:

Oposiciones para registrador de la propiedad

Las oposiciones para el Cuerpo de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles están consideradas como las más difíciles. Ten en cuenta que no solo hay que estudiar más de 300 temas, sino que la media de tiempo de preparación es de entre 6 y 10 años y hay muy pocas plazas.

Como requisito inevitable para presentarte a estas oposiciones es ser egresado o licenciado en Derecho y luego superar cuatro ejercicios. Los dos primeros son orales y los dos siguiente escritos, siendo el cuarto un ejercicio práctico.

Si os interesa esta oposición no os perdáis nuestro post de los registradores de la propiedad, os contamos al detalle el proceso para conseguir una plaza.

Oposiciones para abogado del Estado

Un abogado del Estado se encarga de prestar asistencia jurídica al Estado, a sus organismos autónomos y a los Órganos Constitucionales y suelen cobrar una media de entre 50.000€ y 60.000€.

Para poder presentarte a las oposiciones, el requisito imprescindible es tener el título de Graduado o Licenciado en Derecho y posteriormente superar las cinco pruebas de las que consta esta oposición.

Si quieres saber más, te recomendamos que leas el siguiente artículo:

Oposiciones a Abogado del Estado. ¿Cómo son? ¿Qué requisitos se piden?

Para ser notario es imprescindible aprobar una oposición de élite

Para ser notario es imprescindible aprobar una oposición de élite

Oposiciones para juez

Aunque hay diversos tipos de jueces, en este caso estamos haciendo referencia al llamado “Juez de carrera”, que es aquel que ha necesitado pasar por unas oposiciones para poder ejercer como tal.

Estas oposiciones no han variado mucho y consisten básicamente en tres pruebas teóricas. La primera es de tipo test y las dos siguiente orales, en las que se deberán hacer una exposición lo más ajustada posible a la literalidad de la ley.

Igualmente, te dejamos otro artículo en el que podrás conocer más información:

Cómo ser juez. Requisitos, sueldo y cursos

Oposiciones para fiscal

Aunque el cine ya nos ha acercado la figura del fiscal a nuestras vidas, no está de menos recordar su papel fundamental en la defensa de los derechos de los ciudadanos y su actuación en favor del interés público.

Para llegar a ser fiscal es necesario primeramente ser egresado o licenciado en Derecho y superar unas oposiciones muy parecidas a las de juez, es decir, superar una primera prueba teórica tipo test y luego dos orales.

No olvides que puedes saber más en:

Cómo ser fiscal. Requisitos, sueldo y cursos

En este vídeo que te dejamos a continuación puedes conocer un método de estudio para prepararte las oposiciones a Juez y Fiscal:

Oposiciones para notario

El notario es esa autoridad que se encarga de “dar fe”, es decir, proporcionar la seguridad jurídica necesaria a los ciudadanos gracias a su capacidad jurídica de dar exactitud de todo lo que vea, oiga o perciba y de las declaraciones de voluntad de las partes.

De nuevo encontramos el requisito imprescindible de ser egresado o licenciado en Derecho para poder presentarse a las oposiciones para notario. Además, habrá que superar cuatro pruebas: las dos primeras orales y las dos segundas escritas.

Tenéis más información acerca de cómo ser notario en «Oposiciones a Notario. ¿Cómo son?¿Qué requisitos se piden?«.

Oposiciones para inspector de Hacienda

Ser inspector de hacienda es encargarse de que tanto las empresas como las personas que trabajan bajo el régimen de autónomos cumplan con sus obligaciones fiscales, es decir, cerciorarse de que paguen sus impuestos.

Para poder presentarte a las oposiciones de inspector de hacienda deberás estar en posesión de un grado de ámbito económico y después superar cinco pruebas, escritas las tres primeras y orales las últimas.

Si quieres saber más y conocer qué grados te dan la posibilidad de presentarte a estas oposiciones, no dejes de visitar el artículo:

Inspector de Hacienda: qué hace, cuánto cobra y qué hay qué hacer para convertirse en uno

Para ser inspector de trabajo, lo primero es superar una de las oposiciones de élite

Para ser inspector de trabajo, lo primero es superar una de las oposiciones de élite

Oposiciones para inspector de trabajo

Como ya sabrás, la función principal del Cuerpo Superior de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social es llevar el control de todo lo relacionado con la legislación en materia laboral y la Seguridad Social.

Aunque no es necesaria una titulación específica superior, sí se requiere ser egresado o licenciado. Después, habría que superar cuatro pruebas, tres escritas y una oral en la que el tribunal puede hacer preguntas.

Para ampliar la información sobre las oposiciones para inspector de trabajo, te dejamos el siguiente artículo:

Oposiciones a Inspección de Trabajo: requisitos, salario y cursos

Por último, hay que tener en cuenta que existen otras oposiciones de élite a nivel internacional, nos estamos refiriendo a las:

Oposiciones a la Unión Europea

Artículos relacionados

Sobre el autor Carlos Póstigo

Psicólogo especializado en desarrollo personal. Formador y escritor de temática psicológica y de crecimiento personal.

sígueme en:

Deja un comentario: