Más información sobre otras Oposiciones

Hay un pequeño grupo de oposiciones que tienen características especiales, ya que no se encuadran en ninguna de las categorías habituales como pueden ser Hacienda, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Prisiones, Sanidad, etc. Son otro tipo de oposiciones

¿Quieres saber más sobre las particularidades de estas otras oposiciones? ¡Toma nota! ¡Empezamos!

Te estarás preguntando que otras oposiciones hay que no encajen con las categorías más habituales. Pues lo primero que te podemos contar es que existen muchas otras clases de oposiciones según la materia que les es propia, pero que no entran dentro de la clasificación estándar de las Administraciones Públicas.

Dentro de esta no clasificación podríamos estar hablando de procesos selectivos poco comunes como los que dan acceso a puestos de funcionariado en orquestas y compañías de teatro o danza públicas, bibliotecas, museos y archivos, Renfe, Aena o también para la Dirección General de Tráfico como examinador.

Son un tipo de oposición muy concreto para el que, igual que en otras oposiciones, se sacan plazas casi todos los años. Además, si estás buscando algo distinto, puede ser una buena idea presentarte a este tipo de oposiciones porque vas a encontrar menos competencia.

Para poder acceder y presentarte a oposiciones otras tienes que cumplir una serie de requisitos.

Se trata de requisitos que suelen ser comunes en la mayoría de este tipo de procesos selectivos. Sin embargo, es probable que, para determinadas oposiciones, además se te pida que cumplas una serie de requisitos específicos.

Nosotros te vamos a hablar sobre lo que es más habitual que se solicite como requisitos generales de acceso a todos los sistemas de oposición. Estos son los requisitos generales de las oposiciones:

  • Ser ciudadano español, de acuerdo con las leyes vigentes.
  • También pueden presentarse los ciudadanos de los estados miembros de la Unión Europea
  • Hay convocatorias que también están abiertas a ciudadanos de los estados que tengan tratados internacionales con la Unión Europea en cuanto a la libre circulación de trabajadores.
  • Haber cumplido 18 años o tener la edad que la convocatoria establezca como mínima antes de que acabe el plazo de presentación de instancias, y no exceder la edad establecida como máxima para su ingreso.
  • Poseer la titulación suficiente, o estar en condiciones de obtenerla, en la fecha en que acaba el plazo de presentación de solicitudes.
  • Cumplir las condiciones para ejercer las funciones que dentro del cuerpo de funcionarios del Estado le pueden ser encomendadas.
  • No estar inhabilitado para el ejercicio de las funciones públicas
  • No estar separado, mediante expediente disciplinario, del servicio de cualquier administración pública.

Para conocer más en detalle cuales son los requisitos de la oposición a la que te quieres presentar, necesitas consultar la convocatoria específica.

En cuanto a los exámenes en este grupo de oposiciones, lo mejor es revisar bien la convocatoria de cada una de ellas, pero, en general, podemos hacerte un pequeño resumen de las pruebas que es más habitual que te encuentres.

Las pruebas selectivas que deberás superar para conseguir una plaza fija si decides presentarte a alguna de estas oposiciones, por lo general, suelen ser de este tipo:

  • Cuestionarios de conocimientos: Lo normal es que sean pruebas tipo test sobre temarios específicos de cada oposición.
  • Casos prácticos: Te enfrentarás a cuestiones y supuestos prácticos basados en los contenidos de los temarios específicos de cada oposición.
  • pruebas con supuestos reales donde los examinadores medirán tus capacidades profesionales.
  • Pruebas de idiomas: En general suele ser buena idea tener nivel de idiomas. Si bien no es frecuente y no suele ser una prueba de carácter eliminatorio, si que es cierto que, si se incluye prueba de idiomas, superarla te puede dar puntos adicionales en la oposición.
  • Test psicotécnicos: Normalmente se trata de pruebas que miden tus capacidades razonamiento lógico y formal. Pueden incluir alguna pequeña prueba de personalidad, depende de la oposición y del organismo convocante.
  • Reconocimiento médico: para comprobar que tienes las aptitudes físicas necesarias para el normal desempeño de las funciones asociadas al puesto al que vayas a optar.

En conclusión, son muchas las formas en las que podemos clasificar las oposiciones según a que tipo de Administración Pública den acceso. Sin embargo, como hemos podido ve, existen algunas que se salen de lo habitual.

Por eso, también existen otras oposiciones que tienen unas características que las convierten en algo distintas y que no se pueden clasificar dentro de los puestos funcionariales más habituales.

Si bien es cierto, que se trata de procesos selectivos que ofrecen un menor número de plazas, también es verdad que tus oportunidades aumentan teniendo en cuenta que se va a presentar menos gente a ellas. ¿Estás pensando en conseguir una plaza como funcionario público? ¡Es tu momento! Busca entre oposiciones otras y encuentra el puesto ideal para ti.

En cursos.com te ayudamos a encontrar la academia especializada para cada tipo de oposición. ¡No te lo pienses más! Da un paso hacia delante y consigue un trabajo estable y bien remunerado como funcionario público.