Países de Europa y países de la Unión Europea

Tags:

El otro día veíamos cuáles son las capitales de Europa, y hoy, sin ir más lejos, vamos a echar un vistazo a cada uno de los países del viejo continente (no solo a los países de la Unión Europea, sino a todos). ¿Os gustaría conocer algún que otro destino para las vacaciones veraniegas de este año? Pues entonces prestad atención, que hay cosas muy interesantes y desconocidas para la mayoría.

Países de Europa

Países de Europa

Países de Europa y de la Unión Europea

  • Albania

    Albania es uno de los países de Europa que por lo general más desapercibidos pasan entre la población española; algo que a decir verdad no es como para extrañarse, ya que se trata de un Estado adriático de poco más de 28.700 km (más pequeño que Galicia) en el que poco suele pasar más allá de las convulsiones políticas crónicas de la región. No obstante poco a poco está sabiendo cómo atraer visitantes extranjeros gracias a sus atractivos históricos y a sus bajos precios. Su capital y principal ciudad es Tirana.

  • Alemania

    Alemania es el referente económico entre los países de la Unión Europea (en gran parte gracias a los trabajos STEM); y de hecho es quien tira del carro de la Zona Euro. Por otra parte es un país con un rico pasado y un gran catálogo de atracciones naturales y urbanas para visitar. Su capital es Berlín.

  • Andorra

    Andorra es uno de los países de Europa que menos superficie tienen, y para muestra un botón: es más pequeño que la isla de Ibiza y cuenta con menos de 80.000 habitantes. ¿Os imagináis un país con la mitad de población del Distrito Centro de Madrid? Pues si sumáis esa poca población a un entorno natural montañoso e increíblemente hermoso os encontraréis con uno de los destinos turísticos más golosos del continente.

  • Austria

    Austria es uno de los principales países de la Unión Europea (de hecho es el más importante de Europa Central). Un auténtico referente para el turismo de naturaleza y para los amantes de la música clásica y la danza. ¿Os apasiona el arte? Austria es vuestro destino. Su capital, Viena, es una de las ciudades con más historia monumental del continente.

  • Bélgica

    Este es uno de los países de la Unión Europea que menor longitud de fronteras tienen; cosa que no evita que se trate de uno de los Estados más prominentes en lo económico y cultural. Su industria es famosa, entre otras cosas, por la calidad de sus cervezas y chocolates. ¿Sois golosos? Pues ya sabéis donde ir. Además de ello Bruselas, su capital, es la sede administrativa de la Unión Europea; por lo que os podéis imaginar qué tan importante es esta urbe para la sociopolítica europea y mundial.

  • Bielorrusia

    Bielorrusia es uno de los países más peculiares de Europa; además de que es uno de los más desconocidos. No es miembro de la UE, y encima es raro que alguien vaya por allí a no ser que sea por asuntos de negocios o trabajo. Esa circunstancia hace que sea uno de los grandes desconocidos de Europa. ¿Buscáis un destino diferente para vuestras vacaciones? Pues Minsk y el resto del país os espera. Paseando por sus calles viviréis lo que fue la antigua Unión Soviética, ya que poco ha cambiado su imagen desde entonces.

  • Bosnia y Herzegovina

    En lo que vamos de listado os he hablado de dos países que son prácticamente desconocidos para el común de los españoles; y como no hay dos sin tres aquí va otro más: Bosnia y Herzegovina. ¿Alguna idea? A muchos os sonará a guerra, pues en los años 90 hubo en su territorio una cruenta guerra en el contexto de la independencia de Serbia. Actualmente se trata de un destino muy perseguido por montañeros de media Europa y por turistas que buscan nuevas experiencias.

  • Bulgaria

    Bulgaria es uno de los países del Este que más importancia está adquiriendo en el mundo del turismo; y especialmente su capital, Sofía. Se trata de un país con amplias costas en el Mar Negro y con un gran atractivo turístico a raíz de sus cadenas montañosas (especialmente la de Rila), sus precios y su apertura a la Europa occidental (el país es miembro de Unión Europea -y de la OTAN-).

  • República Checa

    La República Checa (también conocida como “chequia”) es un pequeño país situado al sureste de Alemania que se ha convertido con el paso de los años en un auténtico referente turístico gracias a Praga, su capital y principal ciudad. Dispone de obras maestras de la arquitectura como la Catedral de San Vito, el Castillo de Praga, el Puente Carlos o el propio casco histórico de la capital. Una visita más que recomendable; y en especial si os gusta leer historia antes de llegar a un sitio.

  • Chipre

    Chipre es un pequeño país situado en la zona este del Mediterráneo; famoso por sus playas, precios y hospitalidad. Ahora bien, también es muy conocido por tener el territorio nacional repartido entre dos Estados: la República de Chipre y la República Turca de Chipre. Esta última solo la reconoce Turquía y la Liga Árabe.

  • Ciudad del Vaticano

    Junto con Mónaco es la única Ciudad-Estado de Europa; además de que es el país más pequeño del mundo (Melilla es unas 27 veces más grande que el Vaticano). Ahora bien, probablemente conoceréis más este Estado por ser la sede de la Iglesia Católica Apostólica Romana; es decir, la sede del Papado. A pesar de sus limitaciones se trata de una de las ciudades más visitadas de Europa. Algo que por cierto no es para extrañarse, ya que guarda en su interior algunos de los mejores museos del mundo. También es típico acudir a la Plaza San Pedro cuando el Papa oficia la misma pública.

  • Croacia

    Croacia es uno de los países de Unión Europea más recomendados a la hora de hacer viajes alternativos sin necesidad de irse lejos (se encuentra en pleno Adriático). De hecho está entre los países más visitados del mundo. Largas playas de arena blanca, precios bajos, arquitectura de renombre y gran patrimonio es lo que os esperará en sus tierras. Además, claro está, de paisajes indescriptiblemente bellos. ¿Os apuntáis?

  • Dinamarca

    Este pequeño país situado en Escandinavia es un ejemplo de desarrollo económico para medio mundo, ya que a base de cargas impositivas elevadas y una educación ciudadana de primera han conseguido desarrollarse hasta convertirse en uno de los estados más importantes del continente europeo. Además de ello es un gran destino para visitar si os gusta todo lo relacionado con la mar o con la cultura.

  • Eslovaquia

    Pequeño país situado al sureste de la República Checa (territorio con el que estaba anexionado hasta inicios de los años 90 -momento en el que la Unión Soviética se disolvió-) que ha vivido un fuerte desarrollo económico a lo largo de los últimos años al haberse convertido en un foco industrial para la región. El ser uno de los países de la Unión Europea con sueldos más bajos y su cercanía con Alemania hizo que muchas grandes compañías instalaran ahí sus centros de producción (especialmente en los alrededores de su capital, Bratislava).

  • Eslovenia

    Eslovenia es un pequeño país que no alcanza a tener la superficie de la Comunidad Valenciana, pero que aún así concentra algunos de los paisajes más hermosos de Europa. Se trata del tercer país más boscoso del continente en proporción, tiene montañas pertenecientes a la cordillera alpina, ofrece glaciares y lagos, grandes prados y un basto pasado que se denota en su patrimonio cultural. Además de ello es uno de los países más seguros de Europa. ¿No os parece un buen sitio para ir a pasar unos días con la familia?

  • España

    ¿Sabíais que España es el segundo país más grande de la Unión Europea, solo superado por Francia (y por poco)? Es un hecho curioso, pues a decir verdad nuestro territorio se encuentra fuertemente despoblado. Ahora bien, eso no quita que con el Brexit España se vaya a convertir en la cuarta economía de la Unión Europea.

    Por otra parte somos el tercer país más visitado del mundo (solo superado por Estados Unidos -por poco- y por Francia -va en retroceso en los últimos años-) y uno de los mayores referentes de la cultura mediterránea.

  • Estonia

    Estonia es otro de esos países desconocidos en España, pues si bien la mayoría sabe que se trata de un Estado, pocos saben ponerlo sobre el mapa y prácticamente nadie acierta a decir que Tallin es su capital. El hecho de que haya sido una de las tantas repúblicas creadas tras la disolución soviética lo hace lógico; además, claro está, de que pocas relaciones tenemos con su Gobierno a nivel económico y político.

    Ahora bien, eso no quita que suponga suponga una magnífica alternativa para visitar, ya que en su pequeño territorio os podréis encontrar más de 1.500 islas e islotes, multitud de humedales y lagos (algunos de los más grandes del continente ahí están), acantilados de película y mucho más.

  • Finlandia

    Finlandia es uno de los países más despoblados de Europa (las condiciones adversas de su climatología no animan a los asentamientos, y especialmente hacia el norte). No obstante sus 5,4 millones de habitantes han conseguido uno de los índices de calidad de vida más elevados del mundo; además de un sistema educativo envidiado por muchos.

    Ofrece a los turistas grandes glaciares, paisajes de montaña y llanuras, tradiciones milenarias y sobre todo mar, mucha mar. Así que si os gusta la rudeza marina este puede ser uno de vuestros destinos ideales.

  • Francia

    Entre los países de la Unión Europea Francia es el más grande y visitado por turistas de todo el mundo. No solo se trata de una de las principales economías del mundo, sino que además ofrece a los viajeros un basto patrimonio cultural e histórico, paisajes y recovecos naturales para todos los gustos (eso sin contar con que Francia tiene islas en el Caribe, claro) y una identidad nacional muy marcada. Este país siempre merece una visita, no hay duda.

  • Grecia

    Grecia es la cuna de la civilización europea, y si bien ahora no están pasando por su mejor momento siempre es un buen sitio para visitar. No os perdáis Atenas, el canal de Corinto, las islas del Mar Egeo o los Monasterios de Meteora (increíbles). Es un país seguro, que ofrece buen clima y donde la gente es muy hospitalaria. Y por cierto, su comida, marcadamente mediterránea, es sabrosa hasta decir basta.

  • Hungría

    Hungría históricamente siempre ha sido uno de los países más importantes de Europa del Este, a pesar de que actualmente no sea ni de lejos el país más grande o próspero de la zona. No obstante es un país moderno, integrado en la Unión Europea y que ofrece al visitante una magnífica combinación entre su basto patrimonio histórico, sus construcciones de corte moderno y su espíritu soviético; que aún pulula por el aire. Su capital, Budapest, es una de las ciudades más hermosas de la región.

  • Irlanda

    En la otra parte del continente, y con una única frontera terrestre, nos encontramos con la República de Irlanda. Se trata de uno de los pequeños países de la Unión Europea, pero con paisajes increíbles donde priman la montaña, el verdor sin fin, las grandes praderas y los acantilados imposibles. Dublín, su capital, se ha convertida en una ciudad moderna que ha sabido atraer el interés de los jóvenes europeos. ¿Será por la fabrica de Guinness?

  • Islandia

    Aquí tenéis otro país pequeño, y encima aislado. ¿Os gusta el frío, el hielo y la nieve? Entonces Islandia podría ser una buena opción para vosotros. Su capital, Reikiavik, es la capital más septentrional del mundo. Algo que provoca que sus inviernos tengan solo 4 horas de luz y sus veranos jornadas intensivas de sol. El país está prácticamente despoblado, por lo que pasear por sus llanuras puede ser una muy buena opción si sois amantes de la naturaleza.

  • Italia

    Italia fue quien en la antigüedad cogió el testigo a Grecia, ya que el Imperio Romano invadió el país Heleno. De ahí que a día de hoy a la península “itálica” (que Italia se llama desde hace poco) llegara semejante patrimonio arqueológico, histórico y monumental en general. ¿No os gustaría sentir en vuestras propias carnes qué tenían que pasar los que se lanzaban a la arena en el Coliseo? En Roma podréis hacerlo. Y por cierto, sobra decir que la gastronomía del país es otro de los grandes atractivos. De lo mejorcito entre los países de la Unión Europea.

  • Letonia

    Pequeño país situado en el Mar Báltico cuya capital y ciudad más importante es Riga. Su economía se basa mayormente en la agricultura y la industria pesada, aunque a raíz del patrimonio histórico que tiene este estado-nación se está comenzando a potenciar todo lo relacionado con el turismo.

  • Liechtenstein

    No es uno de los países de la Unión Europea, ya que entre otras cosas se trata de uno de los paraísos fiscales más importantes del continente. Se trata de un microestado que basa su economía mayormente en la venta de productos financieros; aunque cierto es también que los deportes invernales cada vez están cogiendo más notoriedad en su economía. Un destino peculiar, no hay duda.

  • Lituania

    Lituania es un pequeño país báltico situado al sur de Letonia. Si bien ha tenido un siglo bastante tormentoso por detrás a raíz de las guerras en las que se ha visto inmerso el territorio y por el hecho de haber sido soviética a día de hoy es una de las economías que más crece entre los países de la Unión Europea. Sus recursos proceden en gran medida del sector agropecuario, pero poco a poco su capital, Vilna, está haciéndose un hueco en el sector de la biotecnología.

  • Luxemburgo

    Este pequeño país de Europa Central es uno de los fundadores de la Unión Europea, y por ende tiene en su territorio algunos de los órganos administrativos más importantes del ente supranacional. Su economía se basa mayormente en la gestión de productos bancarios avanzados y capitales, aunque también tiene industria aeroespacial, logística y de telecomunicaciones. Este país tiene el segundo Producto Interior Bruto per Cápita más alto del mundo.

  • Macedonia

    Macedonia es un pequeño país situado al norte de Grecia (y en la órbita económica de este) cuya capital es Skopie. Se trata de un Estado que cuenta con una orografía montañosa plagada de lagos y bosques, por lo que si os gusta la naturaleza es un buen destino.

  • Malta

    Malta es uno de los países de la Unión Europea más pequeños; aunque eso sí, muy atractivo para visitar. Se encuentra en medio del Mediterráneo, al sur de Sicilia, y ofrece a los visitantes un Patrimonio Histórico muy interesante; en gran medida a raíz de la existencia en el lugar de la Orden de los Caballeros Hospitalarios (la orden del Temple). Tiene vuelos diarios con España.

  • Moldavia

    La República de Moldavia es un pequeño estado que en su momento fue miembro de la Unión Soviética. No forma parte de la Unión Europea y su economía no llegar a estar al nivel de sus vecinos (Rumanía y Ucrania). Dentro de su territorio tiene una región denominada “Transnistria” que lleva 25 años independizada de facto. El Gobierno de Chisináu no reconoce este hecho, pero tampoco tiene capacidad de control de esa zona. Este hecho hace que se convierta en un país interesante para quienes buscan visitar lugares diferentes.

  • Mónaco

    Mónaco es, junto con la Ciudad del Vaticano, la única ciudad-estado que hay en Europa. Se trata de un pequeño territorio rodeado por Francia y con una línea costera que ha enfocado en el turismo de lujo. De hecho tiene también uno de los casinos más conocidos del mundo (el de Montecarlo) y una carrera de Fórmula 1 que se celebra tomando sus calles como circuito. Un buen destino, no hay duda; pero eso sí, es costoso.

  • Montenegro

    Montenegro es una pequeña república situada en el Adriático que viene de la desintegración de Yugoslavia. Uno de esos países que pocos conocen en España, pero que en cambio guarda grandes secretos para los turistas. Si estáis buscando pueblos pesqueros de película, calas de ensueño y una gastronomía sana acompañada de precios bajos este es vuestro país.

  • Noruega

    Noruega se encuentra en plena península escandinava (aunque no se le reconoce como país escandinavo) y es, a día de hoy, uno de los países más prósperos de Europa (que no de la Unión Europea, organización en la cual no está). Se encuentra prácticamente despoblado, estando la mayor parte de sus habitantes en la zona sur. ¿Os gusta el turismo de montaña, glaciares y grandes extensiones despobladas? Pues deberíais daros una vuelta por la región central y norte de este país. Eso sí, llevad un buen abrigo.

  • Países Bajos

    Países Bajos es uno de los países de la Unión Europea que mayor desarrollo está presentando en las últimas dos décadas. Tiene una economía muy desarrollada y una población acostumbrada a recibir turistas y migrantes de todas las partes del mundo. Eso hace que su capital, Ámsterdam, sea un hervidero de culturas. Por otra parte es un país muy aferrado a la mar, donde es típico ver las famosas “casas-barco”.

  • Polonia

    Polonia es uno de los países de la Unión Europea que mayor incremento del turismo está teniendo en los últimos años. Su economía en pleno desarrollo y su fuerte patrimonio histórico y cultural han hecho de este Estado un gran referente continental para viajeros de todo pelaje. Además de ello es un importante nudo logístico internacional gracias a su posición estratégica a medio camino entre el núcleo de la UE y Rusia.

  • Portugal

    Portugal es uno de los países de la Unión Europea que más interés generan entre los españoles, ya que su cercanía y su basto patrimonio histórico, unido al hecho de que su economía haya mejorado últimamente, hace de sus principales destinos lugares realmente atractivos. No os perdáis Sintra, Oporto o su capital, Lisboa. ¿Buscáis playas, campings y relax? Entonces os recomiendo el sur; la región del Algarve.

  • Reino Unido

    Reino Unido es uno de los grandes países de la Unión Europea (al menos hasta que se consuma el Brexit), y sin lugar a dudas uno de los destinos turísticos más interesantes (más que nada por Londres). Tiene una de las economías más desarrolladas del mundo y está acostumbrado a recibir turistas de medio mundo. Por otra parte también es un lugar accesible para quienes quieran ir a aprender inglés (sale más barato que ir a EEUU o Australia).

  • Rumania

    Este es uno de los países más importantes de Europa del Este gracias al desarrollo relativo de su economía; potenciado a lo largo de los últimos años con la llegada de muchas firmas de corte industrial buscando producir a bajo precio. Por otra parte se ha convertido en un destino turístico emergente gracias a su magnífica capital, Bucarest; y a puntos tan peculiares como la región de Transilvania, “retocada” en el imaginario de todos por Bram Stoker, autor de la inmortal obra “Drácula”.

  • Rusia

    Rusia no está en la Unión Europea, pero aún así es el país más grande del continente. Curiosamente también es el país más grande de Asia y del mundo. Un gigante que aglutina en su territorio culturas y tribus de todo tipo, además de ciudades modernas como Moscú y muchas otras que se han quedado ancladas en la época soviética. La mayor parte de su territorio está despoblado, lo que hace que se convierta en un destino ideal para quienes amen la naturaleza. ¿Es vuestro caso?

  • San Marino

    Este es otro de los microestados que os podéis encontrar en Europa. Se encuentra en la zona noreste de la península itálica, rodeado completamente por Italia. Su economía se basa mayormente en la banca y en el turismo; dos actividades que han conseguido mantener a flote un país que carece de una industria significativa y que depende en gran medida de los italianos. Sin lugar a dudas un destino curioso que no os podéis perder si visitáis el país de la pizza -menudo topicazo que me acabo de marcar-.

  • Serbia

    Este país nació de la disolución de Yugoslavia y de la posterior desintegración de la unión entre Serbia y Montenegro. Se encuentra en la zona del Adriático -digo zona porque no tiene costa- y muchos lo conoceréis por las guerras en las que se metió el país en los años 90. Belgrado, su capital, se está convirtiendo poco a poco en un destino moderno frecuentado por jóvenes de todo Europa. Ofrece grandes zonas boscosas, hermosos parques naturales y grandes ríos navegables (donde destaca el Danubio).

  • Suecia

    Este es uno de los países de la Unión Europea que forma parte de la región escandinava. Tiene una superficie que apenas es un 10% menor a la española y su población es de solo el 20% de la nuestra, lo que indica cómo la mayor parte de su territorio está fuertemente despoblado. El frío y las duras condiciones orográficas tienen mucho que ver aquí, sin duda; punto que también es aprovechado por los amantes de la naturaleza. ¿Es vuestro caso?

    Se trata de un país fuertemente desarrollado con una importante industria (especialmente automotriz, farmacéutica y minera/procesadora). En los últimos años se ha dado una especial importancia a los sectores relacionados con “la nueva economía”: telecomunicaciones, biotecnología, software, etc.

  • Suiza

    Si bien no se encuentra dentro de la UE este país alpino tiene una de las economías más desarrolladas del mundo; siendo de hecho famoso por su sistema bancario (considerado un paraíso fiscal). Cuenta con un medio natural montañoso y atractivo para los amantes de los deportes invernales.

  • Ucrania

    País situado al noreste del continente europeo cuya capital es Kiev. Se trata de uno de los países fundadores de la Unión Soviética; y de hecho su pertenencia a esta federación aún se nota en sus calles, carreteras y campos, pues es ahora cuando el Gobierno está tratando de actualizarse a los nuevos tiempos. Recientemente saltó a los medio de comunicación de todo el mundo por su puja militar contra Rusia al haberse anexionado esta última la península de Crimea.

Artículos relacionados

Sobre el autor Jon Sainz

Programador industrial, blogger profesional y Coordinador de Contenidos de Cursos.com.

sígueme en:

Deja un comentario: