fbpx

10 pasos para crear una empresa en España

Tags: , ,

Independientemente de que la economía esté pasando por turbulencias crear una empresa siempre es una solución más que interesante para salir del desempleo o cambiar de aires si no estáis conforme a las condiciones del trabajo actual. ¿Alguna vez habéis pensado en ello? A decir verdad no es muy complicado, y en esencia faltará una única cosa: que tengáis una buena idea. ¿La tenéis? Entonces vamos a ver cómo crear una empresa en España a lo largo de 10 sencillos pasos.

Crear una empresa
Crear una empresa

Cómo crear una empresa en España

Crear empresa
Crear empresa
  • Paso 1: hacer un plan de negocio

    Antes de meterme con el asunto burocrático os comentaré cómo mucha gente se pone a crear empresas en este país sin haber hecho siquiera un plan de negocio básico para ver si su idea es viable. No caigáis en el mismo engaño, no penséis en que tenéis “todo en la cabeza” y en que vuestra experiencia en el sector hará que tengáis éxito. De hecho, ¿cuántos camareros o cocineros que han estado toda su vida trabajando en un local de hostelería no se han llevado un golpe enorme al emprender por su cuenta al confiar demasiado en sus capacidades?

    Con ello no quiero decir que no debáis creer en vosotros mismos, ni mucho menos; solo digo que debéis pararos a pensar en todo lo que concierne a crear una empresa en España: ¿vas a tener socios y confiáis en ellos?¿qué márgenes vais a manejar?¿quién será vuestro proveedor?¿donde os vais a ubicar?¿qué competencia tenéis?¿qué tendencias hay en vuestro sector?¿qué fondo de maniobra necesitaréis teóricamente? Y así un largo etcétera que no se solucionará solo tirando de la fe divina. Así pues, antes de nada, a coger papel y a estudiar bien donde os vais a meter. Y si no tenéis ni idea de cómo hacerlo contactad con un profesional de la materia, que por poco dinero os dirá qué tan viable es vuestra idea.

    Lectura recomendada: «Los 10 inventos españoles más importantes«.

  • Paso 2: Certificación Negativa del nombre de la sociedad

    Si ya tenéis todo claro y consideráis que vuestra mejor opción es crear una empresa debéis escoger un nombre. Ahora bien, podría darse el caso de que otro hubiera pensado en el mismo término o que estuvierais dándole vueltas a la cabeza a una palabra que resulta que está registrada. ¿Cómo podéis aseguraros de que esto no pase? Pues sencillo, solicitando una certificación negativa de denominación social en el Registro Mercantil Central. Tenéis más información en la web oficial del RMC (de hecho el trámite se hace directamente a través de su página web).

    Tened en cuenta que el nombre tiene ciertas limitaciones, ya que no podréis utilizar marcas registradas (por ejemplo Talleres Coca Cola, S.L.), indicar actividades que no vais a ejercer atendiendo al objeto social que más tarde tendréis que definir (por ejemplo no podréis poner a una empresa el nombre “Cristalería Antonio, S.L.” si el objeto social de la misma indica que se va a vender pienso para animales de granja), poner en la denominación social el nombre de una persona física o jurídica sin su consentimiento (no podréis registrar Pescadería Bertín Osborne, S.L. si el susodicho no lo autoriza), etc.

    ¿No tenéis ni idea de qué nombre poner a la compañía? Pues quedaros con los siguientes puntos: que identifique vuestra actividad de manera clara, que no suene mal y que os permita registrar un dominio web sin problemas (eñes, nombres complejos, etc.). Últimamente están saliendo muchas sociedades con nombres “3.0”, pero salvando cuatro casos no son muy acertados. Más vale que os quedéis con “Talleres Moncloa, S.L.” que con “Swi Swi Run, S.L.”.

  • Paso 3: capital social

    El capital social es el dinero con el que la empresa comenzará a funcionar. Y que conste que si una vez creada la empresa metéis dinero de fuera contabilizará de una manera muy diferente, haciendo que la complejidad en la gestión se incremente y, por que no decirlo, también los problemas. De ahí que debáis hacer una aportación inicial acorde a vuestras operaciones.

    Para que os hagáis una idea el mínimo de una Sociedad Limitada (S.L.) es de 3.000 euros, mientras que en las sociedades anónimas estaríamos hablando de 60.000 euros. Sabed también que este importe podréis aportarlo en fondos metidos en una cuenta bancaria, en cuyo caso tendréis que pedir una certificación al banco; o en activos, presentando las oportunas facturas. Un ejemplo típico de esto último son los coches, los ordenadores o incluso las propiedades inmobiliarias.

    Tenéis más información al respecto en “Características, ventajas y desventajas de las sociedades limitadas”.

  • Paso 4: crear los estatutos de la Sociedad

    Una vez aportado el capital tenéis que hacer un documento un tanto delicado: los estatutos. En ellos se indicará claramente cómo será el funcionamiento interno de la empresa, por lo que convendría que los redactara un abogado especializado en la materia. No os cobrará mucho y os podrá evitar problemas. También cabe la posibilidad de que os lo hagan en una notaría; y de hecho es una opción más que interesante, pues ahí es donde todas las empresas se crean; lo que hace que por las manos de los profesionales que allí se desempeñan pasen casos de todo tipo y excepciones varias. En las consultorías también pueden ayudaros.

    Dentro de los estatutos aparecerán temas tan delicados como el funcionamiento del Consejo de Administración (de haber), la cesión de títulos de propiedad, el modo de gobierno y toma de decisiones, etc. Son muchos puntos frágiles.

  • Paso 5: escritura de Constitución de la Sociedad

    Este es otro de los puntos cruciales a la hora de crear una empresa, pues la firma del notario hará que los estatutos se eleven a documento público. Así pues, llegados a este punto, ya podéis ir solicitando cita con el notario “que más rabia os de” (sea de vuestro municipio o no). Allí os pedirán los estatutos de la Sociedad, la identidad de los socios fundadores y de los miembros del Consejo de Administración (o del Administrador o administradores en su caso) y la certificación del capital aportado (el documento que os habrán expedido en el banco anteriormente, aunque como os decía también pueden ser facturas de bienes).

  • Paso 6: pago de impuestos

    Una vez el notario os haya dado su visto bueno y haya emitido la escritura de constitución de la sociedad tendréis que abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Para ello tendréis que ir a la oficina de Hacienda mas cercana.

  • Paso 7: NIF e IAE

    Ya estamos cerca de acabar con el tedioso proceso, pues solo quedará solicitar el Número de Identificación Fiscal (NIF) en Hacienda, pasar por el IAE y hacer una última escala en el Registro Mercantil.

    Primero de todo, en el caso del NIF, tendréis que presentar ante la Agencia Tributaria los siguientes documentos: el modelo 036 debidamente cumplimentado y una copia de la escritura de constitución . Con ello os darán el NIF.

    Una vez hecho este punto, y sin salir de la oficina de Hacienda, pasaros por la zona donde gestionen el IAE para daros de alta (aunque se supone que en el 036 ya está incluido este paso -pero por si acaso…-).

  • Paso 8: inscripción en el Registro Mercantil

    En este punto básicamente tendréis que ir a la oficina del Registro Mercantil que os corresponda e inscribir oficialmente la empresa. Para ello os pedirán que aportéis la escritura de constitución de la sociedad y el recibo de pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Os darán un certificado donde se indica la correcta inscripción de la sociedad en el Registro y los datos correspondientes (en qué libro consta oficialmente).

    ¡Y ya está! Con estos pasos parar crear una empresa podréis emitir y recibir facturas, solicitar subvenciones, presentaros a concursos públicos, contratar personal y mucho más. No obstante, para que todo esté en regla y podáis contratar correctamente aún os quedarán un par de procesos. Sigamos pues a los puntos 9 y 10.

  • Paso 9: legalización de libros

    Toda empresa debe tener en vigor unos documentos que se denominan “libros”, y que básicamente son registros de contabilidad, socios y otros parámetros y asuntos claves para la gestión societaria y la transparencia corporativa. Pueden llevarse en papel, pero a día de hoy lo más práctico es hacerlo de manera digital (independientemente de cómo lo hagáis hay que “legalizarlos” en el Registro Mercantil). De hecho en su momento ya hablamos de este asunto cuando tratamos el artículo de los libros de contabilidad para autónomos (os recomiendo que echéis una vista nuevamente al post).

    Pues bien, en el caso de las sociedades los libros a legalizar son: el Libro de Inventarios y Cuentas Anuales, Libro diario, Libro de Actas de las Juntas Generales y del Órgano Administrativo y Libro de Acciones Nominativas en las sociedades anóminas, Libro de Registro de Socios en las sociedades limitadas o Libro de Registro de Contratos en las sociedades limitadas unipersonales.

  • Paso 10: cuenta de cotización en la Seguridad Social

    Lo más probable es que como empresa queráis contratar empleados, ¿verdad? Pues sabed que tendréis que hacer para ello un último trámite que consiste en abrir en la Tesorería General de la Seguridad Social una “cuenta de cotización”, que básicamente es una cuenta que representará a la empresa de cara a la S.S. en lo que a contrataciones y relaciones con el organismo se refiere.

¡Y ya está! Ahora no eso lo es que ya tengáis la empresa en marcha, sino que además podréis contratar, llevar la contabilidad al día, realizar las cotizaciones adecuadas a la Seguridad Social y muchísimo más.

Crear una empresa a través de los PAE

¿Os ha parecido mucho lío la manera tradicional de crear una empresa? Hay una alternativa más rápida y sencilla, que os ahorrará tener que ir de un lado a otro; me refiero a los PAE, los Puntos de Atención al Emprendedor. Una serie de oficinas y agentes que en asociación con el Ministerio de Economía y las consejerías correspondientes hacen la labor de intermediarios al concentrar los trámites (lo que se ha venido llamando “la ventanilla única de emprendedores”).

El procedimiento es el siguiente:

  • Primero de todo debéis encontrar un PAE cercano, y para ello lo mejor que podéis hacer es recurrir a la web oficial, donde tienen un buscador actualizado.
  • Tendréis que llevar el DNI de los socios y de los miembros del órgano de administración, la identificación y el número de afiliación a la S.S. de los trabajadores (si os hubiere) y la cuenta o tarjeta para pagar los gastos del Registro Mercantil. Una vez entregados los documentos os tramitarán el DUE (Documento Único Electrónico) y os concertarán una cita en la notaría.
  • Al notario solo tendrán que ir los socios fundadores y el administrador o el Consejo de Administración con los DNIs y los certificados bancarios que indiquen que han aportado el capital correspondiente a su participación societaria. Recordad que también se pueden aportar propiedades en su lugar.
  • Una vez el notario emita la escritura pública el PAE se ocuparán de gestionar todo lo demás: Seguridad Social, Hacienda, Registro Mercantil, etc.

Un proceso mucho más sencillo para crear una empresa, ¿verdad? Todavía tocar que se pula algo pero va bien, bastante bien.

Cursos para crear una empresa en España

Cursos de empresa
Cursos de empresa

Como habéis podido ver crear una empresa y gestionarla no es tan sencillo como en un inicio podría parecer, por lo que una formación de calidad siempre viene bien. De ahí que en este apartado quiera mostraros un par de cursos que os vendrán de perlas si no tenéis muchos conocimientos al respecto y queréis lanzaros a la piscina.

  • Master en Contabilidad y Finanzas + Técnico Superior | URJC

    Si estáis buscando un máster con el que podáis adquirir los conocimientos adecuados para gestionar pequeñas, medianas y grandes empresas desde cero este es el vuestro. Aprenderéis a llevar los libros de contabilidad, a gestionar stocks, a manejar fondos de maniobra y de contingencias, a leer y crear balances, a tramitar impuestos de todo tipo, etc. Y todo desde una plataforma 100% online.

    ¿Os interesa? Tenéis más información en “Master en Contabilidad y Finanzas”.

  • MBA Gestión y Dirección de Empresas | ESEM

    Gestionar una empresa va mucho más allá de la contabilidad, pues hay que tener conocimientos amplios de multitud de áreas. De ahí que este MBA de ESEM pueda seros de mucha ayuda.

    Aprenderéis a gestionar todo lo relativo con el marketing de la compañía (análisis de mercado, CRM, Mobile, desarrollo de marca, inbound marketing, etc.), a la comunicación, a las ventas (previsión, dirección de equipos, negociación, etc.), a la distribución (merchandising, logística, etc.), a la dirección financiera, al project management, a la planificación estratégica, a la gestión de RRHH, etc. La verdad es que es bastante completo. Se imparte en Madrid a lo largo de dos años.

    ¿Os interesa? Tenéis más información en “MBA Gestión y Dirección de Empresas”.

Artículos relacionados

Sobre el autor Jon Sainz

Programador industrial, blogger profesional y Coordinador de Contenidos de Cursos.com.

sígueme en:

Deja un comentario: