fbpx

Cómo ser patólogo. Requisitos, sueldo y cursos

Tags:

Dentro del campo de la medicina, la labor de los patólogos es de capital importancia: son estos profesionales los que se dedican a investigar las enfermedades, desentrañar sus secretos y localizar sus puntos débiles para poder combatirlas con éxito. Si quieres dirigir tu carrera en esta rama de la medicina te recomendamos seguir leyendo, pues en los próximos párrafos te explicamos cómo ser patólogo, qué pasos debes seguir, qué salidas laborales tiene esta especialidad y cuánto se puede llegar a ganar.
Cómo ser patólogo

Se ha llegado a describir al patólogo como «el médico invisible», ya que en la mayoría de casos nunca trata directamente con los pacientes. Sin embargo, esto no quiere decir que su trabajo sea secundario o de menor importancia. No debemos olvidar que son ellos, los especialistas médicos que practican la anatomía patológica, los responsables de  emitir el diagnóstico definitivo de numerosas enfermedades gracias al estudio al microscopio de los tejidos (biopsias) y las células (citologías) de los pacientes.

Mucha gente piensa erróneamente que estos análisis son ejecutados por máquinas o programas informáticos. Nada más alejado de la realidad. Para interpretar los resultados de una biopsia, por ejemplo, hace falta la intervención de un especialista, con sus conocimientos, su experiencia y su ojo experto. Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que el patólogo es uno de los pilares de la medicina moderna, el responsable de muchos de los diagnósticos realizados en un hospital y sin duda de todos los que revisten importancia, como en el caso del cáncer.

Aunque se trata de una profesión compleja, delicada y que exige mucha responsabilidad, las funciones de un patólogo se pueden establecer grosso modo de la siguiente manera:

  • Análisis microscópico: citologías, biopsias, análisis de piezas quirúrgicas, etc. Estos procesos se llevan a cabo en un laboratorio especial, muy diferente al clásico laboratorio de análisis clínicos. Normalmente los Técnicos de Anatomía Patológica son los que realizan los preparados que el patólogo después examina.
  • Diagnóstico. Después del periodo de observación, que s epuede prolongar más o menos dependiendo de cada caso, el patólogo elabora su conclusión diagnóstica. En otras palabras; identifica la enfermedad, en caso de que la haya, y orienta al médico para diseñar el tratamiento más adecuado.

En las últimas décadas han aparecido nuevas técnicas para hacer más preciso y fiable el estudio de las células y tejidos. Tanto es así, que hoy es posible obtener información de las propiedades bioquímicas y moleculares de los tejidos, de sus genes y cromosomas e, incluso, de la existencia o no de alteraciones genéticas que pueden estar presentes en algunas enfermedades. Todo esto es materia de trabajo para el patólogo.

A continuación, un vídeo muy inspirador sobre la profesión del patólogo:

La Patología Forense

Existe una rama específica dentro de la especialidad que se encarga de investigar la causa y las circunstancias de la muerte de personas cuando existe interés judicial en ella. No se trata de una especialidad muy desconocida, pues su trabajo se ha popularizado gracias al cine y a ciertas series de televisión como C.S.I. y otras.

La ley exige que el patólogo forense realice la autopsia de un cadáver en algunos casos (todas las muertes violentas, muertes súbitas, etc.) y determine las causas exactas.

Una buena formación y una serie de habilidades personales conforman el cóctel perfecto para llegar a ser un buen especialista en patología.

Formación

El primer paso en cuanto a formación académica para ser patólogo es obtener el Grado en Medicina, que supone 6 años de estudio (te recomendamos leer nuestra entrada: Cómo ser médico. Requisitos, sueldo y cursos), Una vez conseguido el título, hay que cursar otros cuatro años de Especialidad de Anatomía Patológica. Por fin, antes de poder ejercer, será necesario  realizar un periodo de formación conocido como Médico Interno Residente (MIR). En relación a esto, no dejes de leer nuestro post específico sobre este tema: ¿Qué es el MIR (Médico Interno Residente)?.

Un camino largo, de más de diez años, pero necesario para convertirse en un profesional capacitado para ejercer una labora tan complicada y de tanta importancia dentro del ámbito médico.

Habilidades

Además de una sólida formación, es deseable que el patólogo posea una serie de habilidades personales que le permitan realizar su trabajo de forma correcta y eficaz:

  • Vocación, requisito fundamental para ejercer en cualquiera de las ramas de la medicina.
  • Minuciosidad, orden y capacidad de organización, cualidades necesarias para realizar un buen análisis y un diagnóstico acertado.
  • Capacidad de trabajo en equipo, ya que inevitablemente la labor del patólogo siempre estará coordinada con la de otros profesionales de la medicina.
  • Ganas de aprender, pues la investigación y los avances técnicos en el estudio de los tejidos y las células son continuos. Es necesario estar siempre actualizado.

Se puede dar el salto a la patología desde otros campos de la medicina y la sanidad, especialmente en el caso de los hematólogos, neurólogos y bacteriólogos, ya que muchas de las técnicas y el instrumental que se emplea en estas profesiones guardan estrecha relación con el modo de trabajo habitual de los patólogos.

Como es lógico, tantos años de formación y trabajo han de tener su recompensa, más allá de la propia satisfacción del trabajo bien hecho común a cualquier médico. Por eso la de patólogo es una especialidad relativamente bien remunerada en nuestro país.

Según los datos de la web especializada Redacción Médica, el sueldo medio bruto anual de los médico especialistas en España se sitúa en torno a los 65.000-70.000 euros. Obviamente, y como en cualquier otra especialidad dentro de la medicina, el sueldo final variará en función de muchos otros factores como los años de experiencia o el lugar de trabajo.

Cómo ser patólogo

Cursos de patología

Si bien el camino para acceder a la profesión de patólogo está bien marcado, como hemos visto en los párrafos anteriores, existen otros estudios y cursos con los que cualquier otro profesional del mundo de la sanidad pueda acercarse a esta especialidad y tal vez más adelante poder acceder a esta profesión.Hemos seleccionado algunos de los más interesantes:

Cursos de patología

Artículos relacionados

Sobre el autor Daniel Terrasa

Licenciado en Geografía e Historia. Redactor y blogger. Enamorado de los libros y de internet. Escritor en mis ratos libres.

sígueme en:

Deja un comentario:

2 comentarios
Add Your Reply