¿Qué es la pensión no contributiva de jubilación?

Tags:

Si tenéis 65 años y al menos habéis cotizado 15 tendréis la posibilidad de cobrar la dichosa jubilación; una pensión contributiva para la que habréis estado aportando durante vuestra vida laboral. Sin lugar a dudas un momento muy esperado por muchos, ¿verdad? Ahora bien, si por lo que fuera no habéis llegado a cumplir este periodo de cotización y queréis retiraros tendréis un problema, pues tendréis que acceder a una pensión no contributiva. Y digo que es un problema porque lo que recibiréis es mucho menor de lo que os tocaría de haber podido cotizar plenamente. Vamos a ver cómo funcionan este tipo de prestaciones.

Pensión no contributiva

Pensión no contributiva

¿Qué es una pensión no contributiva de jubilación?

Se le denomina “contributiva” a aquella pensión que ha sido obtenida mediante la cotización prolongada; es decir, a través de una contribución constante a las arcas de la Seguridad Social. De ahí que cuando no se haya cotizado lo suficiente pase a llamarse “pensión no contributiva”. Por tanto, tratándose de jubilación tenemos pensión contributiva de jubilación y no contributiva.

Por lo general a este tipo de pensiones optan personas que por una u otra razón legítima no han podido trabajar de manera regular; o que directamente no han trabajado. Aunque también es cierto que suelen optar a ella muchos que aún a pesar de haber trabajado de manera ininterrumpida no han cotizado lo suficiente. Por lo general por haber estado desempeñándose “en B” (sea porque se han pasado de “listos” o porque la empresa directamente no ha cotizado por ellos -casos ha habido-).

Por otra parte también os comento la pensión no contributiva de jubilación no es apta para personas que no han podido trabajar lo suficiente por causas de una invalidez. Para ello ya hay ayudas específicas. Os recomiendo que leáis el siguiente post “Ayudas para discapacitados”.

¿Qué hace falta para cobrar una pensión no contributiva de jubilación?

Como comprenderéis hay una serie de requisitos para cobrar optar a una pensión no contributiva de jubilación. Básicamente son los siguientes:

  • Primero de todo debéis carecer de la posibilidad de pedir una pensión contributiva, pues obviamente no son compatibles la una con la otra.
  • En lo relativo a la edad tendréis que tener por lo menos 65 años.
  • Tendréis que residir permanentemente en España. Para ello tendréis que haber tenido un permiso de residencia (extranjeros) durante al menos 10 años y haber estado viviendo en el país de manera ininterrumpida durante un periodo de 2 años inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud de la pensión no contributiva.
  • Tendréis que carecer de rentas que os generen ingresos iguales o superiores a los 5.164,60 euros anuales (2017). Que conste que esto puede verse afectado si vivís en un núcleo familiar con ingresos superiores a los estipulados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Tenéis más detalles en “Aplicación de pensiones no contributivas”.

Importe de la pensión no contributiva de jubilación

La pensión no contributiva de jubilación de la Seguridad Social tiene para 2017 un importe medio de 368,90 euros mensuales, que podrá ser superior o inferior en base a las circunstancias del interesado (básicamente circunstancias económicas).

¿Cómo tramitar esta pensión de jubilación?

IMSERSO

IMSERSO

¿Cumplís con los requisitos necesarios? Pues entonces simplemente tendréis que ir a una oficina del IMSERSO o a una de la Seguridad Social. Allí os indicarán, según vuestro caso particular, qué papeles debéis aportar. Pero vamos, que básicamente es el DNI, un certificado de empadronamiento y el formulario oficial rellenado. Y no, no hace falta que mostréis la vida laboral; ellos tienen acceso directo (de hecho es la propia Seguridad Social quien gestiona esto).

Artículos relacionados

Sobre el autor Jon Sainz

Programador industrial, blogger profesional y Coordinador de Contenidos de Cursos.com.

sígueme en:

Deja un comentario: