Piloto de Ultraligero (licencia ULM), un sueño al alcance de todos los bolsillos

Tags:

Una de las grandes aspiraciones que ha tenido el hombre desde su aparición ha sido la de volar. Algunas personas sitúan a realizar unas horas de vuelo como una de los grandes placeres de la vida. Dentro de las modalidades para volar que existen, una de las que entrañan menos riesgo y ha ganado muchos adeptos con el paso del tiempo es la que implica pilotar un ultraligero, para lo que es necesario superar unas pruebas y obtener una licencia que posibilita volar estos aparatos.

El mundo de la aviación ha evolucionado mucho con el avance de los tiempos. El sueño de volar para el hombre comenzó a hacerse realidad a principios del siglo XIX, cuando se perfeccionaron los primeros prototipos de aviones que comenzaron a sobrevolar los cielos con cierta seguridad. El avance de la técnica y la tecnología y la aparición de nuevos descubrimientos permitió que los aviones se convirtieran en máquinas cada vez más compactas y seguras y no tardaron mucho en aparecer los primeros aviones comerciales que pudieron albergar a decenas de viajeros a la vez y comenzaron las conexiones aéreas entre distintos países y ciudades.

En la actualidad está al alcance de la mano pilotar un ultraligero en modalidad individual o colectiva, lo que permite experimentar la experiencia de volar de una forma segura y con unos costes que, dentro del mundo de la aeronáutica, no se pueden considerar como demasiado caros o, al menos, no en exceso.

Requisitos exigidos para ser piloto de ultraligero

Las personas que estén interesadas en convertirse en pilotos de ultraligero deben tener en cuenta una serie de consideraciones que son de obligado cumplimiento antes de ponerse a los mandos de un aparato volador. Estos requisitos que se deben tener en consideración vienen marcados y establecidos por la Autoridad del Estado y por aquellas organizaciones que se engloban dentro de la Joint Aviation Authorities, que es el máximo órgano de la aviación.

El máximo sentido de estos requisitos es velar porque los aspirantes a ser pilotos no supongan un peligro para el resto de compañeros cuando se encuentren realizando actuaciones de navegación aérea. Por ello, durante la fase prueba, el aspirante nunca volará solo y siempre lo hará en compañía de un superior con experiencia de varias horas de vuelo salvo que el alumno cuente con una autorización expresa de un instructor de vuelo cualificado. En tal caso, significará que el aspirante está empezando a coger soltura y ha demostrado con su formación hasta ese punto que está capacitado para pilotar un ultraligero por sí solo.

En cualquier caso, los interesados en obtener una licencia de piloto privado, que es la que resulta necesaria para llevar de forma adecuada los mandos de un ultraligero, no podrán tener bajo ningún concepto una edad mínima de 17 años.

Al margen de la edad, los aspirantes deben cumplir otra serie de características y recomendaciones como son completar un mínimo de 15 horas de vuelo a modo de práctica. 4 de estas horas deben ser de instrucción con doble mando y una hora la debe completar el alumno pilotando solo antes de que pueda lograr la licencia necesaria. Además, los alumnos interesados en pilotar un ultraligero deben pasar previamente un reconocimiento médico en un centro autorizado y experto en pruebas relacionadas con la aeronáutica. Por norma general, las tasas derivadas de este reconocimiento las tiene que abonar el alumno interesado en pilotar.

La duración media de la fase de instrucción que resulta necesaria superar para pilotar un ultraligero es de medio año aproximadamente y el precio de la formación tanto teórica como práctica que recibe el alumno ronda los 2.000 euros en función del territorio y de las escuelas y tarifas que presenten las academias que preparan para pilotar un ultraligero en cada lugar. En el caso de que el aspirante requiera de clases de refuerzo o extras al margen de las estipuladas inicialmente para la formación es habitual que las escuelas o academias soliciten el abono separado e individual de estas enseñanzas de refuerzo. Cada clase de este tipo puede suponer un coste adicional de 100 euros aproximadamente por clase.

Licencia ULM

La licencia ULM es la documentación que resulta necesaria para todo aquel que esté interesado en llevar los mandos de cualquier aeronave que esté calificada como ultraligero, para lo que no debe presentar un peso que exceda los 450 kilos. Las especificidades que recoge esta licencia se encuentran estipuladas por el Real Decreto 123/2015 del 27 de febrero, que es el texto que recoge las condiciones de la Licencia y Habilitaciones de Piloto de Ultraligero. Para conseguir dicha licencia, los interesados deben superar un curso a modo de módulo formativo que tiene como objetivo lograr esta licencia. Para ello, también se tiene en consideración lo que recoge al respecto la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

En dicho curso para obtener la licencia ULM, el alumno recibe formación de índole teórica y práctica. Las clases se desarrollan de forma simultánea y ponen el foco especialmente en aquellos que tengan como objetivo ampliar los destinos y horizontes de sus viajes en vuelo a motor, ya sea dentro del territorio nacional o internacional.

Para comenzar con la formación prevista en el curso para contar con la licencia ULM, los interesados deben cumplir algunos requisitos tales como son tener la nacionalidad española o ser residente del espacio de la Unión Europea, ser mayor de edad o tener cumplidos los 16 años. En estos casos será necesario para el alumno que cuente con una autorización expresa de los padres para poder formar parte del curso. Además, los interesados deberán obtener el Certificado Médico Aeronáutico de Clase 2. Cumpliendo con estas características, los centros que se encargan de los cursos para expedir la licencia ULM emiten una Licencia de Alumno Piloto con la que los interesados pueden comenzar su instrucción teórica y de vuelo con la supervisión de un instructor autorizado.

Además, para presentarse a las pruebas teóricas y prácticas los alumnos deben tener en consideración que deben tener cumplidos los 18 años, tener los conocimientos necesarios adquiridos durante las clases previas y haber realizado un mínimo de 15 horas de vuelo. De ellas, lo habitual es que 3 de las horas las haya realizado el alumno volando solo y las 12 restantes como mínimo con doble mando e instructor.

Algunas de las materias que resulta necesario que el alumno domine con soltura para poder obtener la licencia ULM son comunicación, derecho aéreo, principios de vuelo, conocimientos generales del aparato tipo en el que se lleva a cabo la instrucción, procedimientos operacionales, performance, navegación, meteorología y actuaciones y limitaciones humanas.

Limitaciones de un piloto privado

Una licencia de piloto privado es aquella que posibilita a su titular llevar los mandos de una aeronave privada sin recibir ningún tipo de remuneración por ello. Por tanto, la principal limitación que tendrá es el tipo de aparato que podrá manejar y que, por tanto, no podrá realizar vuelos comerciales para grandes aerolíneas porque estos casos se entienden como una forma de vida que trasciende la intención que la legislación vigente reserva para los pilotos privados, a los que les marca una senda relacionada con el ocio o, al menos, que no tiene nada que ver con una profesión (Post relacionado «Cómo ser piloto de drones»).

Escuelas de pilotos privados

Dreamair                                               

Dreamair ofrece un curso de piloto privado por un precio que ronda los 9.000 euros en los que incluye un curso teórico de 100 horas de duración, otro de índole práctica de 45 horas, todo el material docente necesario para superar el curso como libros y cartas y los impuestos y tasas de vuelo. Sin embargo, el alumno deberá abonar por su cuenta el certificado médico necesario para empezar el curso y los honorarios del examinador de vuelo del examen final. El costo por este par de conceptos ronda los 350 euros.

L’Aeroclub

Uno de los cursos más completos para ser piloto privado lo ofrece L’Aeroclub. Los interesados en seguir la enseñanza pueden conocer el precio del curso poniéndose en contacto con la organización del mismo. La duración prevista para la realización de este curso es de 3 meses.

Aircatfly

Otra opción interesante que existe en el mercado es la que ofrece Aircatfly. Se trata del curso «Piloto aviación ultraligera» que presenta un precio de 2.700 euros. Se puede realizar en Barcelona en modalidad semipresencial y con una duración estimada de 9 meses para completar las 80 horas de formación que recoge el programa. Las clases de esta enseñanza se pueden seguir de manera virtual, mientras que los exámenes que son necesarios superar para lograr el título son presenciales. La organización deja libertad para el inicio del curso, por lo que los interesados no deben ajustarse a unas fechas o convocatorias concretas.

Si lo tuyo es volar y quieres probar otras formas de hacerlo, también te puede interesar cómo ser piloto de globos aerostáticos.

Artículos relacionados

Sobre el autor Alberto Gomez Aviles

sígueme en:

Deja un comentario: