Cómo ser piscicultor. Requisitos, sueldo y cursos

Tags:

Cerca del 50% del consumo mundial de pescado viene del pescado cultivado, y el porcentaje va en aumento año tras año, lo cual hace pensar que existe un brillante futuro laboral en este sector productivo, lleno de oportunidades. Puede que haya llegado el momento de apostar por esta profesión. Aquí te explicamos cómo ser piscicultor, qué requisitos se exigen para trabajar en este sector, cuáles son los mejores cursos para formarse y otras informaciones de gran interés.

pescado

Gran parte del pescado que consumimos procede de la piscicultura

 

¿Qué es la piscicultura?

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), define a la piscicultura (también llamada acuicultura), como una actividad económica enfocada al cultivo de organismos acuáticos que implica intervenciones en el proceso de cría para aumentar su producción.

Se trata de una actividad muy antigua que se remonta a la época del Antiguo Egipto y las civilizaciones mesopotámicas. En la época imperial romana hay numerosos testimonios de cultivos de ostras y peces en estanques. Sin embargo, hubo que esperar hasta el siglo XVIII para conseguir fecundar huevos de salmones y truchas de forma artificial, sentando así las bases de la piscicultura de nuestros días.

Las instalaciones de piscicultura industrial se conocen como piscifactorías. La morfología y el funcionamiento de cada una de ellas varía según el tipo de pez o marisco que se va a producir. He aquí algunos de los cultivos más frecuentes:

  • Carpicultura, centrada en el cultivo de la carpa común y de otros peces de agua dulce de clima no tropical. Es una de las modalidades de acuicultura más antiguas que se conocen.
  • Salmonicultura, dedicada principalmente al cultivo de salmones, truchas y especies similares.
  • Piscicultura tropical de agua dulce.
  • Piscicultura marina, cuya importancia comercial no deja de crecer año tras año. Algunos de los pescados que se producen en estas piscifactorías son el rodaballo, la lubina, el bacalao, el atún rojo o el lenguado, entre muchos otros.

A la lista anterior se podrían añadir también el cultivo en piscifactorías de camarones, moluscos bivalvos (almejas, mejillones, ostras, etc.) y también de algas.

Este vídeo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España nos muestra de forma muy didáctica e inspiradora el funcionamiento de esta industria, su importancia y sus posibilidades de futuro:

Qué hace un piscicultor

Las labores de un piscicultor son numerosas y variadas, y muchas veces dependen del tipo de producto con el que estén trabajando, que también puede ser muy variado: truchas, doradas o incluso mariscos como mejillones y vieiras. A continuación, una pequeña lista de las funciones que deben desempeñar:

  • Fecundación de las huevas o compra de alevines.
  • Cría de los ejemplares jóvenes. A medida que los peces van creciendo, se encargan de cambiarlos de tanques a piscinas, lagos o jaulas marinas.
  • Alimentación de los peces, un proceso que se puede hacer a mano o con la ayuda de máquinas automatizadas.
  • Pesaje y clasificación de los peces.
  • Limpieza y mantenimiento de estanques y tanques, así como de los equipos.

Un aspecto de especial importancia es el del cuidado de la salud de los peces. Un piscicultor debe estar siempre muy atento para poder detectar signos de enfermedad, así como estar permanentemente controlando la calidad del agua (temperatura, niveles de oxígeno, etc.) y usar los productos químicos necesarios para prevenir la propagación de enfermedades. Muchas veces, las piscifactorías acuden a los servicios de otros profesionales como por ejemplo los biólogos para recibir asesoramiento en este tipo de tareas.

Generalmente, los peces de una piscifactoría están destinados a la alimentación, por eso en algunas instalaciones la labor de sacrificio, envasado y conservación son llevadas a cabo también por los piscicultores, aunque no es lo habitual.

Piscicultor

Productos procedentes de la piscicultura en nuestros mercados

Requisitos para ser piscicultor

Como en tantas otras profesiones, lo ideal para convertirse en un buen piscicultor es tener la combinación perfecta entre la necesaria formación y una serie de habilidades.

Formación

No existe una titulación oficial requerida para ejercer una profesión dentro del ámbito de la piscicultura, aunque esto no quiere decir que no se necesite una formación adecuada para desempeñar este trabajo. Al final de este artículo encontrarás una serie de cursos especialmente pensados para los que quieran acceder a un puesto de trabajo en este sector.

Otras capacidades y habilidades

Además de contar con la formación adecuada, para ser piscicultor es necesario y deseable contar con una serie de capacidades y habilidades adicionales para poder realizar el trabajo de forma correcta:

  • Conocimientos básicos de biología, especialmente del mundo de los peces.
  • Buen estado de forma física, pues a menudo hay que realizar trabajos manuales, al aire libre y en todo tipo de condiciones climáticas.
  • Capacidad de observación y gusto por el detalle, por ejemplo para inspeccionar los peces en busca de enfermedades o controlar la temperatura de un tanque.
  • Capacidad de trabajo en equipo.
  • Saber nadar y, en algunos casos, también manejar embarcaciones pequeñas.

Este vídeo de la Piscifactoría Riópar, en la provincia de Albacete, es bien ilustrativo del trabajo diario de un acuicultor:

Sueldo de un piscicultor

Según las tablas que maneja la Federación Agroalimentaria del Sindicato CCOO para el sector de la acuicultura, el salario bruto anual de un trabajador oscila entre los 11.676,95 € de un auxiliar hasta los 21.330,76 € de un encargado o jefe de planta (datos correspondientes al año 2014).

Entre ambos salarios hay un amplio abanico de categorías (acuicultor oficial de 1ª o de 2ª, marinero, buceador acuicultor, etc) cuyo salario puede ser mayor o menor dependiendo de la formación, la experiencia y de la empresa donde desempeñe sus labores.

Cursos de piscicultura

Los siguientes cursos, especialmente concebidos para quienes aspiran a conseguir una ocupación laboral en el ámbito de la piscicultura, podrían ser tu pasaporte para conseguir un trabajo en este sector:

Especialista en Acuariofilia – IDEA

El Institut d’Estudis Aplicats (IDEA) ofrece este magnifico curso a distancia de Especialista en Acuariofilia con el que adquirir todos los conocimientos necesarios para el manejo y mantenimiento de acuarios en centros, comercios y domicilios. Consta de una parte eminentemente teórica y otra práctica con un enfoque claramente pragmático y orientado a la obtención de un puesto de trabajo.

Con este curso el alumno aprenderá los conocimientos básicos sobre piscicultura, mantenimiento y nutrición de los peces así como sobre el tratamiento de las enfermedades más frecuentes en los acuarios y las piscifactorías.

Para obtener más información acerca de este curso, haz clic en el siguiente enlace: Especialista en Acuariofilia.

Acuicultura para veterinarios – Carval Formación

Si eres veterinario y quieres ampliar tus horizontes profesionales en el campo de la piscicultura, este es tu curso. Se trata de una oferta formativa de 400 horas repartidas a lo largo de cuatro meses en modalidad a distancia/on line, a fin de que el alumno pueda compatibilizar el estudio con sus ocupaciones laborales o profesionales.

Además, el curso incluye un bloque de prácticas, la mejor manera de entrar en contacto con el mundo de la acuicultura y de adquirir experiencia.

Si te interesa este curso, puedes obtener más información aquí: Acuicultura para veterinarios.

Artículos relacionados

Sobre el autor Daniel Terrasa

Licenciado en Geografía e Historia. Redactor y blogger. Enamorado de los libros y de internet. Escritor en mis ratos libres.

sígueme en:

Deja un comentario: