¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico?

El futuro de la movilidad lo ha marcado Tesla con su gama de coches eléctricos. El problema es que muchos conductores no saben el dinero que van a dejarse cargando su vehículo. ¿Es más barato que la gasolina? La respuesta es sí. Por ello, te vamos a explicar lo que cuesta cargar un coche eléctrico.

Una vez se sabe las diferentes formas de cargar un coche eléctrico, vamos a ver cuánto dinero nos va a costar el proceso. Y aquí, hay que tener en cuenta que lo mejor es tener un cargador en casa.

Sí, cargar un coche eléctrico en casa es mucho más barato de lo que piensas

Antes de nada, decir que es imprescindible tener un garaje individual para instalar un punto de carga. ¿Vives en una comunidad de vecinos? Tranquilo, no se pueden oponer a su instalación, por lo que  no has de preocuparte por ese aspecto.

Lo que sí hay que tener en cuenta que un punto para cargar un coche eléctrico tiene un precio de entre 1.000 y 1.500 euros en función de las obras necesarias. Pero, hay ayudas para financiar el proceso, por lo que vale la pena.

Además, lo más lógico sería cargar un coche eléctrico por la noche, por lo que podremos sacarle el máximo partido a la tarifa reducida que ofrezca nuestr compañía eléctrica. Incluso hay tarifas específicas para ello. ¿Su nombre? Tarifa 2.0 DHS, con una potencia máxima de 10 kW. 

Aunque los precios pueden fluctuar ligeramente, lo normal es que el precio medio ronde los 0.15 euros el kWh.  Las baterías de cada coche eléctrico varía en función del modelo, pero lo más habitual es 40 kWh. 

De esta manera, lo más habitual, utilizando la mencionada Tarifa 2.0 DHS es que el precio mensual no supere los 25 euros. Sí, pagarás menos de 1 euro al día, y eso si realizas una media de 100 kilómetros diarios. Un chollo en toda regla.

¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico en un punto de carga autorizado?

Aunque, teniendo un punto de carga en casa, este punto no debería ser un problema, en alguna ocasión necesitaremos cargar nuestro coche eléctrico en el exterior.

Las posibilidades son realmente amplias, incluso hay opciones gratuitas. Un claro ejemplo lo tenemos en Feníe Energía. La compañía ofrece una red de puntos de carga gratis, aunque por ahora están principalmente en las grandes ciudades. Y es muy fácil encontrar taxis ocupando las plazas.

También hay municipios que ofrecen puntos para cargar un coche eléctrico de forma gratuita. Incluso algunos parkings permiten cargar gratis el coche eléctrico, tan solo se paga el estacionamiento.

Pero, centrémonos en las opciones de pago. Lo más normal sería que, si necesitas cargar un coche eléctrico, sea porque has realizado un viaje que supera la autonomía de tu vehículo. En este caso, es muy probable que acudas a una gasolinera. 

No pierdas el tiempo: todas las gasolineras tienen un precio muy semejante

En este caso, el precio suele ser el mismo en cualquier punto: 0.50 el kWh. De esta manera, una carga completa de 40kWh, la más habitual, tendría un coste total de 22 euros.

Una cifra notablemente superior a lo que pagarías en tu casa, pero que sigue siendo infinitamente más barata que si apuestas por un vehículo con motor de combustión. Más si tenemos en cuenta que la autonomía actual ronda los 300 kilómetros.

La diferencia de precio hace que apostar por una solución de este tipo sea la opción más rentable. Y, ahora que sabes cuánto cuesta cargar un coche eléctrico, ¿te animas a comprarte uno?

Deja un comentario