Prestación por hijos a cargo

Tags: ,

La denominada prestación por hijos a cargo consiste básicamente en una ayuda o subvención económica que se puede solicitar en la Seguridad Social. Seguro que en más de una ocasión te has preguntado si te puedes beneficiar de alguna ayuda por tener niños y la respuesta es afirmativa. Por medio de este artículo vamos a describir los requisitos necesarios, la forma de pedir la ayuda y los diferentes supuestos en que una familia puede beneficiarse de esta importante cantidad económica.

 

prestación por hijo a cargo

Prestación por hijo a cargo

Ayudas por hijos a cargo

La ayuda o prestación por hijos a cargo consiste en la concesión por parte de la Seguridad Social de una cuantía económica a las familias que tienen niños menores de 18 años. Se enmarca también a los hijos mayores de 18 años con una discapacidad del 65% y a los menores en situación de acogimiento o de adopción.

Familias que pueden solicitar esta ayuda

  • Familias monoparentales.
  • Familias con hijos menores de 18 años (inclusive los niños adoptados o en situación de acogida).
  • Familias con hijos mayores de 18 años que tengan un grado de discapacidad reconocido igual o mayor del 65%.

Requisitos

  • Residir habitualmente en España
  • No recibir ninguna otra prestación económica de las mismas características
  • Las rentas familiares de ingresos anuales totales no deben superar los límites establecidos

Ingresos límite para solicitar la ayuda por hijos a cargo

  • En el caso de tener a cargo un hijo menor de 18 años el límite es de 11.576,83 euros al año.
  • Por cada hijo menor los ingresos pueden aumentar un 15% adicional.
  • Cuando los hijos a cargo tienen una discapacidad, aunque no sean menores, no es necesario tener un límite de ingresos.
  • En familias numerosas con 3 hijos a cargo la cuantía no puede ser superior a 17.423,84 euros. Se suma 2.822,18 euros para cada hijo más.

Solicitud de prestación económica por hijos a cargo

Es importante saber que las familias (incluidas las monoparentales) tienen derecho a obtener una prestación económica por hijos a cargo. Se entiende que son los hijos que conviven dentro del núcleo familiar y dependen de sus padres económicamente para vivir. Una vez que los hijos encuentran un empleo y obtengan ingresos que superen el 100% del Salario Mínimo Interprofesional (655,20 euros al mes), ya no se considera que están a cargo de la familia.

La Seguridad Social denomina beneficiarios de las ayudas por hijos a cargo en los supuestos en que éstos no conviven durante algunas temporadas con ellos: bien porque están estudiando, por el trabajo del demandante, porque están siguiendo un tratamiento médico o rehabilitación, o por alguna otra cuestión parecida.

Tramitación de la solicitud

A la hora de tramitar la solicitud de la prestación por hijos a cargo es el Instituto Nacional de la Seguridad Social el organismo estatal que se encarga de gestionar y conceder las ayudas.

Debemos dirigirnos a un Centro de Información y Atención de la Seguridad Social para conseguir el modelo correspondiente de ayuda por hijos a cargo. Una vez cumplimentado, lo entregaremos en la Oficina pertinente con los originales y copias de los documentos necesarios:

  • DNI, NIE o NIF del beneficiario y de los hijos mayores de 14 años.
  • Libro de familia.
  • Certificado de empadronamiento.
  • Justificante de ingresos percibidos.
  • Sentencia judicial de separación o divorcio.
  • Demanda en trámite, convenio regulador o algún otro documento que certifique la separación de los cónyuges.
  • Certificado del grado de discapacidad de los hijos.
  • Formulario E-401 (en el caso de hijos que residan fuera de España).

A continuación, dejamos un vídeo donde se informa con detalle como se tramita la ayuda por familia numerosa:

Cuantías económicas de la prestación por hijos a cargo

La prestación por hijos a cargo corresponde a un ingreso económico que se realiza desde la Tesorería General de la Seguridad Social. La cantidad para cada beneficiario variará en función de las características familiares, de los hijos y de otras circunstancias. Si se quiere consultar más información dejamos el siguiente link de la web de la Seguridad Social.

En resumen, las cuantías económicas estipuladas para el año 2016 en concepto de ayudas por hijos a cargo se dividen en diferentes tramos que detallamos en los siguientes 4 apartados: hijos menores de 18 años sin discapacidad, hijos menores de 18 años con un grado de discapacidad igual o superior al 33%, hijos mayores de 18 años con discapacidad igual o superior al 65%, hijos mayores de 18 años con un grado de discapacidad igual o superior al 75%.

En cuanto al pago de las prestaciones por hijo se efectuará de forma semestral, cada 6 meses. Excepto para los beneficiarios que tengan hijos a cargo con discapacidad reconocida mayores de 18 años, que se hará mensualmente. Las cuantías ingresadas están exentas de declarar.

Hijos menores de 18 años sin discapacidad

En este caso las cuantías difieren por el número de hijos a cargo del beneficiario y van aumentando tal y como podemos ver en la siguiente tabla del año 2016:

tabla-prestacion-hijos

Tabla prestación por el número de hijos a cargo

Prestación por hijos menores de 18 años con discapacidad igual o superior al 33%

Cuando los hijos menores de 18 años tienen un grado de discapacidad igual o superior al 33%, la prestación económica equivale a 1000 euros anuales. 

En la solicitud y gestión de la ayuda no se tiene en cuenta los ingresos familiares.

Cuantía por hijos mayores de 18 años con discapacidad igual o superior al 65%

En el supuesto de que el beneficiario tenga un hijo con una discapacidad igual o superior al 65%, se concede una prestación de 4.414,80 euros al año.

No es necesario tener un límite de ingresos para poder cobrar esta ayuda.

Prestación por hijos mayores de 18 años con un grado de discapacidad igual o superior al 75%

La cuantía económica establecida para familias con hijos a cargo con un grado de discapacidad igual o superior al 75% para el año 2016 es de 6.622,80 euros anuales. 

Es necesario que el hijo del beneficiario sea dependiente, es decir, que requiera de los cuidados de otra persona. En este caso, tampoco se tienen en cuenta los ingresos familiares.

Artículos relacionados

Sobre el autor Rosa Sanz

Estudiante de psicología y especialista en arteterapia. Redactora, emprendedora y colaboradora de DREAM.

sígueme en:

Deja un comentario: