Psicología y Psicoterapia: Diferencias, formación y empleo.

Tags:

La Psicología es la ciencia que estudia la conducta humana. Esta ciencia pretende analizar y comprender los procesos mentales y del comportamiento de los seres humanos y sus interacciones con el ambiente físico y social. La única vía para ser psicólogo en España es mediante el Grado en Psicología en el que los alumnos deben cursar 240 créditos planificados en 4 años.

psicoterapia

Cuando las personas piensan en la profesión de psicología, imaginan a un profesional en su consulta atendiendo a pacientes, pero esto no es del todo cierto. Este artículo tiene como objetivo diferenciar la psicología con la figura del psicoterapeuta.

Ramas de la Psicología

Como he mencionado anteriormente, la psicología es la ciencia que estudia la conducta humana, y como ven, es algo muy general, y esta ciencia se puede aplicar a un amplio abanico de posibilidades, como las que se mencionan a continuación:

  • Psicología de la salud y psicoterapia: Es la rama con la que todo el mundo asocia a la psicología. Es el ámbito que se ocupa de la intervención a nivel emocional, cognitiva o conductual para trabajar los problemas y el malestar que vive una persona en un determinado momento de su vida. Las salidas profesionales en este sector pueden encontrarse en hospitales, centros de salud y centros privados de psicoterapia.
  • Psicología educativa: Es el ámbito de la psicología que se centra en la intervención y orientación del ámbito escolar y/o a nivel socioeducativo en general. El nicho laboral de esta rama de la psicología se encuentra en centros educativos, gabinetes psicopedagógicos privados, centros de educación especial, asociaciones u ONG´s.
  • Psicología forense: Es la rama de la psicología que se encarga de evaluar, analizar e interpretar datos psicológicos que sirvan de ayuda para un proceso judicial. La salida laboral de este ámbito de la psicología es como perito psicológico, ya sea en instituciones públicas o de forma privada.
  • Psicología social y comunitaria: La Psicología no sólo se interesa en los problemas psicológicos a nivel individual, sino que también analiza e interviene en problemáticas psicosociales de diferentes poblaciones. En este ámbito podrás trabajar en ayuntamientos, ONG’s, centros sociales, etc.
  • Psicología de las organizaciones: La intervención de este ámbito se centra en las experiencias en el contexto del trabajo y la organización desde una perspectiva individual, grupal y organizacional. Tiene por objetivo describir, explicar y predecir estas conductas, pero también resolver problemas concretos que aparecen en estos contextos.

Qué es la Psicoterapia

La psicoterapia es la intervención que realiza un profesional en el ámbito de la psicología. Consiste en un proceso en el que el/la psicoterapeuta ayuda a la persona a analizar la situación que le genere malestar de un modo que facilite la visualización de opciones para resolver sus problemas y poder detectar que factores contribuyen al mantenimiento de éstos. Se trabaja en equipo (terapeuta y paciente) para discernir entre aquellas cuestiones sobre las que deben de realizarse cambios, de aquellas otras sobre las que, por el contrario, sólo podemos aceptarlas e integrarlas como parte de nuestras vidas.

Qué estudiar para ser psicoterapeuta

Como ya sabemos, no todos los psicólogos son psicoterapeutas, pero todos los psicoterapeutas sí que deberían ser psicólogos. Por este motivo, el primer paso en cuanto a formación para ser psicoterapeuta es estudiar el Grado de Psicología.

En el grado de Psicología no te enseñan a ser psicoterapeuta, así que no tengas la expectativa de acabar el grado y montar tu consulta sin más. Necesitarás formación específica en psicoterapia. Mi recomendación es que huyas de masters de clases magistrales y vayas a lo más práctico posible. Recuerda, no siempre mayor precio significa mayor calidad, os lo puedo asegurar.

En el centro de psicoterapia ARC Psicòlegs, ofrecen un programa de formación práctica dirigido a personas ya licenciadas o a estudiantes de último año del Grado de Psicología que quieran iniciar su actividad profesional en la psicoterapia.

Este programa cuenta de clases teóricas y prácticas, análisis de casos reales, sesiones de supervisión de casos, y asistencia a sesiones reales como co-terapeuta observador. Todo ello hace que puedas aprender de esta profesión desde dentro y te ayuda a adquirir la confianza necesaria para emprender este camino por tu cuenta.

Empleo en la psicoterapia

La oferta laboral como psicólogo psicoterapeuta es más bien escasa, la salida principal de este sector pasa por el autoempleo como profesional autónomo. Actualmente, existen espacios de coworking y despachos de alquiler por horas y/o por módulos que te permiten emprender esta aventura como psicoterapeuta autónomo sin tener que hacer una gran inversión económica inicial. No obstante, los pacientes no acuden a ti sin más, sino que conlleva un gran trabajo de captación detrás, así que tendrás que aprender métodos de publicidad que de ten a conocer.

En el caso de que seas psicólogo/a, puedes optar por presentarte a oposiciones. Tienes más información en el siguiente artículo:

Oposiciones para graduados en psicología

Habilidades esenciales del psicoterapeuta

En la opinión de Ainhoa Plata, las habilidades esenciales del psicoterapeuta deberían ser:

  • Escucha activa: Esta habilidad es esencial para poder llevar a cabo una comunicación eficaz entre paciente – terapeuta. Se trata de la capacidad de escuchar a la persona con plena atención, pero no sólo atender a lo que la persona está expresando directamente a nivel verbal, sino en ir más allá, atendiendo a las emociones, creencias o pensamientos que subyacen en lo que está expresando.
  • Capacidad de análisis: Es la capacidad de identificar los problemas, reconocer la información significativa y poder detectar las piezas del puzzle que te faltan por completar. La necesitaremos desde el principio del proceso para detectar la demanda real del paciente y poder fijar los objetivos de la terapia.
  • Capacidad de improvisación: La psicoterapia es un arte que requiere mucha improvisación. Cuando a la persona acude a la sesión no sabes que “material” va a traer (ni el primer día ni el resto), así que vas a tener que ser capaz de trabajar con ello sobre la marcha, lo cual también te exige cierta rapidez mental.
  • Adaptación y flexibilidad: Puede parecer algo obvio, pero es un asunto que a veces agobia a los psicoterapeutas. No todas las personas avanzan como quisiéramos, o llegan a hacer todos los cambios que nos gustaría, y eso a veces nos puede llegar a generar frustración, sobre todo en los inicios de la profesión. Debemos adaptarnos a las necesidades, capacidades y recursos de cada caso concreto.

Artículos relacionados

Sobre el autor Ainhoa Plata

sígueme en:

Deja un comentario: