Diferencias entre publicidad y marketing

Tags:

Si bien los conceptos de publicidad y marketing suelen mencionarse siempre juntos, no significan lo mismo. Si queremos desarrollar una buena estrategia para potenciar la visibilidad de nuestra marca es fundamental entender las diferencias entre ambos para saber gestionar las campañas de forma eficiente, con el enfoque adecuado. Aquí te contamos para qué sirve la publicidad y para qué el marketing en el desarrollo de una firma.

Del buen trabajo del departamento de marketing y publicidad dependerá el éxito de una marca

Del buen trabajo del departamento de marketing y publicidad dependerá el éxito de una marca

Qué es y para qué sirve la publicidad

El término publicidad hace referencia a las estrategias que desarrolla una marca para llamar la atención sobre uno de sus productos o servicios. El objetivo del trabajo de los publicistas es convencer a los potenciales clientes acerca de nuestros productos, es decir, vender. Dicho trabajo se centra en la contratación de anuncios pagados que contienen mensajes de tipo persuasivo, cuyo objetivo es captar la atención del consumidor y exhortarlo a adquirir nuestro producto o servicio.

La publicidad tiene un lenguaje impersonal y está enfocada a un público muy amplio de consumidores. El objetivo fundamental es captar la mayor cantidad de clientes ocasionales posibles. Esto significa que lo que se busca no es la fidelización sino la venta del producto que se está promocionando. Y aunque, evidentemente, una cosa suele venir acompañada de la otra, tener claros los objetivos de cada operación es fundamental para desarrollarla con acierto. ¡No te pierdas este artículo con todo lo que debes saber para convertirte en un emprendedor!

Debemos aclarar que la publicidad forma parte del marketing y se desarrolla en conjunto con otras estrategias y herramientas desarrolladas para hacer visible la marca. En este trabajo conjunto, los publicistas serán los encargados de pactar la colocación de anuncios en lugares públicos, en medios periodísticos, a través de la mensajería privada, etc. y, posteriormente, de controlar los resultados que estas estrategias están consiguiendo, para saber si es necesario redefinir los métodos en caso de que no se alcancen los objetivos deseados.

La publicidad es una de las formas más directas de llegar al público, y sin duda, uno de los eslabones que contribuye exponencialmente a la consolidación de la marca. El trabajo en este sector de la compañía, por tanto, debe ser minucioso. Se requiere de mucho tiempo de investigación de mercado y también de la observación en torno a las estrategias publicitarias de la competencia, para poder ofrecer algo superior, que duplique en calidad y atractivo a los productos de nuestros competidores. La campaña publicitaria debe convencer a los potenciales consumidores de que el producto que nosotros lanzamos es único y novedoso. Para ello contamos con el lenguaje y la imagen. Dos herramientas que bien usadas pueden cambiar el mundo.

Qué es y para qué sirve el marketing

El marketing es un proceso complejo de planificación que tiene como objetivo la visibilidad de la marca. Dentro de sus estrategias se encuentran la publicidad, el Branded Content y la planificación de medios y redes sociales, entre otras. El objetivo es diversificar el trabajo en gente capacitada especialmente para cada tarea y realizar una planificación sistemática que se pueda ejecutar y controlar a través de diversos espacios, pudiendo alcanzar así a un público amplio.

Cuando se habla de marketing se suele decir, y esta quizá es la definición que más se adapta al concepto, que se trata de un conjunto de acciones que tienen como objetivo vincular a personas y grupos para intercambiar productos y valores entre sí y satisfacer así sus deseos y necesidades. Y sin duda, una buena forma de entender lo complejo del marketing es aislar los cuatro pilares en los que se fundamenta:

  • Precio. Saber encontrar el precio adecuado para los productos, teniendo en cuenta no sólo el coste de su producción sino el punto de vista del consumidor y sus finanzas.
  • Producto . Saber discernir las características que debe tener para resultar atractivo para el público al que va destinado.
  • Distribución . Encontrar los métodos eficientes para que los productos se encuentren disponibles para los clientes en el momento en el que los requieren.
  • Comunicación . Compartir los fundamentos de la empresa con los potenciales clientes; desarrollar contenido atractivo y que pueda servirles a los consumidores, no sólo dar a conocer nuestra marca y nuestros productos, sino hablar acerca de las emociones implicadas en su desarrollo.

La forma en la que esos pilares se ejecutan es a través de herramientas específicas, tales como la investigación de mercado (que permite conocer el panorama en torno a nuestro tipo de producto), las relaciones con los clientes (que incluye diversos tipos y grados de comunicación) y la publicidad (enfocada a hacer visible la marca en espacios públicos y privados).

Los mecanismos y procesos relacionados con el diseño, la prueba y la eficiencia de los productos, así como también la venta, es decir, lo concerniente a la elaboración del producto y su visibilidad en el mercado, también forman parte del plan de marketing. Esto significa que el éxito de toda compañía tiene una relación directamente proporcional con las buenas decisiones tomadas en este departamento, de ahí su importancia.

El departamento de marketing debe desarrollar una estrategia conjunta con cada uno de los subdepartamentos que le asisten y, a la vez, trabajar con cada uno de ellos de forma independiente si desea realizar una mercadotecnia eficiente y efectiva; esto significa que debe ser capaz de aprovechar al máximo los recursos económicos, sociales y humanos de los que dispone para desarrollar un plan de visibilidad y venta llamativo y exitoso.

Para que esto ocurra el trabajo de las diversas áreas y en conjunto debe ser coherente con lo que se ofrece y apostar por una estética y unos valores bien definidos para resultar atractivo en todas sus facetas. Esto traerá como resultado la confianza por parte de los consumidores, que es lo que necesita toda marca para consolidarse.

El marketing es uno de los terrenos más importantes a tener presente a la hora de crear una empresa. De las buenas decisiones en las estrategias dependerá el resultado, es decir la visibilidad de nuestra marca, es decir, el éxito de nuestros productos. Asimismo, para que un plan de marketing sea efectivo debe haberse desarrollado un estudio minucioso del comportamiento de los consumidores y del mercado y en base a eso haber encontrado métodos de visibilidad, publicidad y comunicación adecuados para el público al que va destinado nuestro producto o servicio.

Una buena publicidad debe lograr convencernos

Una buena publicidad debe lograr convencernos

Resumiendo. Marketing y publicidad son dos cosas diferentes. Mientras que el marketing tiene como objetivo la visibilidad y consolidación de la marca y la búsqueda de una ética y estética comercial, la publicidad se enfoca en vender, en persuadir a los consumidores y atraerlos para comprar sus productos. Dos cosas distintas pero que se retroalimentan.

Una marca no podrá conseguir sus objetivos si no tiene una estrategia de marketing que cuente con un buen departamento de publicidad, si no desarrolla campañas publicitarias que pongan en boca de todos sus productos y además que consigan ventas. Así que, a la hora de determinar el plan de acción de tu compañía debes tener en cuenta estas cosas y darle a cada una la importancia que se merece.

Artículos relacionados

Sobre el autor Tes Nehuén

Soy lectora, poeta y narradora. Como redactora web he colaborado con portales como www.infoviaje.net. Actualmente escribo reseñas y gestiono las redes sociales en la web literaria www.poemas-del-alma.com. Me gustan los libros (¡claro!), la naturaleza, la tecnología y los videojuegos.

sígueme en:

Deja un comentario: