fbpx

¿Cómo registrar un nombre comercial?

Tags: ,

Si echas un vistazo a tu alrededor seguro que puedes encontrar una gran cantidad de productos de empresas muy conocidas.  La marca y el nombre comercial son imprescindibles para cualquier empresa que vende sus productos en el mercado, por eso en esta ocasión te vamos a explicar cómo registrar un nombre comercial.

cómo registrar un nombre comercial

Louisehoffmann83 / Pixabay

En un entorno tan competitivo como el actual para las empresas es imprescindible poder diferenciarse del resto y ser fácilmente reconocibles para sus clientes potenciales. De ahí la importancia de proceder al registro de una marca o un nombre comercial, según corresponda.

Diferencias entre marca y nombre comercial

Existen conceptos que pueden llegar a ser bastante similares y es normal que se confundan, es lo que ocurre por ejemplo con el concepto marca y el concepto nombre comercial. Para acabar con esa confusión, vamos a ver en qué consiste cada uno de ellos a fin de poder entender mejor cómo registrar un nombre comercial.

¿Qué es una marca?

La marca es un signo distintivo a través del que los empresarios pueden distinguir los productos y servicios que ofrecen de los de su competencia.

La marca es reconocida incluso a nivel internacional y hace referencia al conjunto de factores que se relacionan con un producto o servicio.

Debe tener siempre un carácter distintivo, de forma que el consumidor final pueda diferenciar fácilmente los productos o servicios que se le ofrecen en el mercado.

Las marcas comerciales pueden ser:

  • Una o varias palabras con o sin significado: marcas denominativas.
  • Figuras, imágenes o símbolos: marcas figurativas.
  • Combinación de palabras, imágenes, figuras o símbolos: marcas figurativas.

Para saber más sobre el tema de las marcas puedes seguir leyendo nuestro artículo «¿Cómo registrar una marca?»

¿Qué es un nombre comercial?

El nombre comercial no representa productos o servicios, sino que sirve para identificar las actividades de una determinada empresa.

Se puede usar como nombre comercial:

  • El nombre de la empresa.
  • Una denominación inventada.
  • Denominaciones que hagan referencia al objeto de la actividad empresarial.
  • Anagramas y logotipos.
  • Imágenes, figuras o dibujos.
  • Una combinación de los elementos anteriores.

Principales diferencias entre marca y nombre comercial

Una de la principales diferencias entre marca y nombre comercial es el régimen jurídico de protección que se les otorga. Mientras que basta con registrar la marca a través de procedimientos internacionales para que la misma tenga protección a nivel mundial, en el caso del nombre comercial es necesario registrarlo en cada uno de los países en los que se quiera obtener protección para él.

El régimen legal y los trámites sobre cómo registrar una marca y nombres comerciales son similares, pero en el caso del nombre comercial existen varias peculiaridades.

Antes de continuar, y para terminar de aclarar la diferencia entre marca y nombre, vamos a usar un ejemplo. Coca-Cola es una marca que hacer referencia a un conjunto de refrescos, mientras que The Coca-Cola Company es el nombre comercial, al hacer referencia a una empresa que fabrica diferentes tipos de bebidas.

Un tema muy relacionado con el registro de nombres comerciales y marcas es el de la propiedad intelectual y la propiedad industrial. Puedes seguir leyendo sobre este tema en nuestro artículo “¿Qué es la propiedad intelectual y cómo se regula?”

Cómo registrar un nombre comercial

Consideraciones previas

Para saber cómo registrar un nombre comercial es importante tener en cuenta que cada empresa sólo puede registrar un único nombre comercial. Dicho nombre sólo puede transmitirse si hay una transmisión total de la empresa. Es decir, que no puede ser objeto de cesión ni licencia de forma independiente.

También es importante asegurarse de que el nombre o marca que se desea registrar no está ya registrado. Para ello lo más sencillo es acceder a la web de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y efectuar una búsqueda. Luego trataremos este tema más en profundidad.

Para que el registro se pueda hacer efectivo es imprescindible que el nombre que se quiere registrar sea lícito y que no entre en conflicto con otros derechos registrados con anterioridad. Si cumple eso requisitos, se podrá registrar sin ningún tipo de problema.

Presentación de la solicitud

La presentación se puede presentar, personalmente o a través de un Agente de la Propiedad Industrial, en la sede de la Oficina Española de Patentes y Marcas o bien en los servicios correspondientes de las Comunidades Autónomas; en las oficinas de Correos (en sobre abierto, con acuse de recibo y por correo certificado); en los Centros Regionales de Información de Propiedad Industrial, en las Áreas de Industria y Energía e incluso en las Delegaciones y Subdelegaciones de Gobierno.

A fin de agilizar los trámites se está dando un mayor impulso al registro telemático. Los interesados pueden iniciar el proceso de registro rellenando un formulario electrónico en la web de la OEPM. Esta vía no sólo es más rápida y reduce el papeleo, sino que además los usuarios se pueden beneficiar de una reducción de las tasas de un 15%.

Aquellos que no tengan residencia o un establecimiento serio y efectivo en el territorio de cualquier país de la Unión Europea deberán actuar ante la OEPM obligatoriamente a través de un Agente de la Propiedad Industrial.

Una vez presentada la solicitud el trámite de registro puede tener una duración de entre 8 y 15 meses.

Contenido de la solicitud

  • Instancia oficial correctamente cumplimentada, indicando: solicitud de registro de marca o nombre comercial, identificación del solicitante, nombre comercial que se quiere registrar, productos, servicios o actividades a los que se aplicará el nombre comercial.
  • Reproducción de la marca (si consiste en elementos gráficos o es tridimensional).
  • Documento que justifique el pago de la tasa.

La instancia se puede rellenar en cualquier idioma oficial admitido en España, aunque deberá ir acompañada de una traducción oficial al castellano. En el caso de documentos que se presenten directamente en la OEPM, sólo se aceptarán si están redactados en castellano.

Fecha de prioridad

La OEPM examina las solicitudes según su orden de llegada, por eso a cada solicitud se le da una fecha de prioridad, que corresponde con la fecha de presentación de la solicitud por primera vez en algún país que esté adherido al Convenio de la Unión de París.

Coste de registrar un nombre comercial

Dentro del proceso que explica cómo registrar una marca o un nombre comercial hay que tener en cuenta que en estos casos siempre será necesario pagar una tasa.

El importe de las tasas se actualiza de forma anual en la Ley de Presupuestos Generales del Estado. En 2017 la tasa es de 144,58€. Pero como se ha señalado anteriormente, el interesado obtendrá una reducción del 15% en el precio de la tasa si utiliza la sede electrónica de la OEPM para sus trámites.

nombre comercial

StartupStockPhotos / Pixabay

Requerimientos de pago fraudulentos

La propia Oficina Española de Patentes y Marcas está avisando a los interesados de que están llegando cartas o mensajes de correo electrónico fraudulentos en los que se requiere el pago de tasas en relación con nombres comerciales y marcas.

Se trata de una estafa en la que los estafadores hacen uso de la información publicada oficialmente por la OEPM. En algunos casos incluso se llegan a falsificar los membretes y sellos de la OEPM.

Desde esta institución se recomienda a los afectados revisar bien la documentación para garantizar que efectivamente es remitida por la Oficina Española de Patentes y Marcas y, en caso de duda, contactar directamente con ella a través de correo electrónico o por teléfono.

¿Cuánto dura el registro?

En España las marcas y los nombres comerciales registrados disfrutan de protección durante diez años desde la fecha de solicitud. Antes del vencimiento de esta protección el interesado puede renovar el registro por otro plazo de 10 años. Se pueden hacer un número indefinido de renovaciones del registro.

Localizador de nombres comerciales

Los nombres y marcas registrados deben ser únicos. Intentar registrar un nombre o marca que ya existe es un pérdida de tiempo y de dinero, de ahí la necesidad de asegurarse de que el nombre está libre antes de presentar la solicitud.

La propia OEPM pone a disposición de los usuarios un buscador para localizar nombres o marcas comerciales. Pero hay que tener cuidado, que no aparezca un nombre comercial igual o similar registrado no quiere decir que necesariamente se vaya a conceder el nombre comercial solicitado.

Protección del nombre en el extranjero

Cuando se hace el registro de un nombre comercial a través de la OEPM dicho nombre sólo queda protegido en España. Para obtener protección a nivel internacional habrá que proceder a registrar el nombre comercial en cada uno de los países en los que se quiera utilizar, ajustándose a su legislación interna.

La Unión Europea dispone de procedimientos que permiten proteger marcas y nombres comerciales dentro de todo el territorio de la Unión.

solicitud registrar nombre comercial

StartupStockPhotos / Pixabay

Ideas para escoger un nombre comercial

El nombre comercial es muy importante para operar en el mercado y diferenciarse de la competencia, pero también para atraer al público. Una incorrecta elección del nombre puede dar al traste incluso con la campaña de marketing mejor diseñada.

Hay que tener en cuenta que encontrar el mejor nombre no es sencillo. Es más, la tarea es tan compleja que ya incluso existen especialistas en “naming” que se encargan de asesorar en materia de denominaciones para empresas, productos, etc.

A la hora de elegir el nombre lo primero que hay que tener en cuenta es lo que se quiere comunicar. Para eso es necesario conocer el tipo de negocio, lo que hace la competencia y también a los clientes potenciales.

El siguiente paso es buscar las palabras adecuadas. A nivel práctico resultan mucho más fáciles de recordar aquellos nombres que no tienen más de siete letras, que sean fáciles de pronunciar e incluso que supongan una descripción implícita de los beneficios de los productos o servicios ofertados. Algo que nunca hay que olvidar es buscar siempre en el nombre comercial una connotación positiva.

Tras analizar estas cuestiones seguro que te vienen un montón de ideas a la cabeza, así que coge papel y lápiz y apunta la lluvia de ideas. Después de ella vas a tener un listado más o menos amplio de palabras entre las que tendrás que elegir la que más se adapta a lo que estás buscando.

Una vez que tienes claro el nombre que te gusta no te olvides de echar un vistazo en la web de la OEPM para saber si ese o uno muy similar ya ha sido registrado. Si no está registrado, es momento de comenzar los trámites para hacer el registro del nombre comercial.

Hoy el día el marketing digital comercial es algo imprescindible para cualquier empresa, así que no está de más revisar si el dominio correspondiente al nombre comercial que se quiere usar también está libre.

Si te interesa el tema del marketing digital puedes seguir tu lectura con nuestro artículo “¿Qué es el marketing online?”

Artículos relacionados

Sobre el autor Mayka Jimenez

Experta en Derecho, marketing digital y Redes Sociales. Me encanta escribir ¡y leer!

sígueme en:

Deja un comentario: