Cómo los robots te quitarán tu puesto de trabajo

¿Seremos sustituidos por los robots en nuestros puestos de trabajo? ¿Habrá mañana un robot periodista, un robot vendedor o un robot electricista? El futuro de la robótica está cada vez más cerca y la mayoría de personas se pregunta qué será de sus vidas, en qué trabajarán, cómo conseguirán dinero para vivir cuando las máquinas empiecen a ser más rentables en los empleos que los humanos.

Robots que nos quitaran el trabajo

Robots que nos quitaran el trabajo

¿Cómo influirán los robots en el empleo del futuro?

En una visita a la línea de montaje del inyector de combustible de ‘Standard Motor Products’ en Carolina del Sur, el redactor de “Atlántico” Adam Davidson se interesó por un curioso trabajador de allí que estaba soldando tapas en los inyectores. Adam Davidson preguntó por qué motivo usaban un robot en vez de utilizar una máquina y la respuesta fue que “Maddie” era mucho más económica que una máquina de fabricación.

La cuestión es que los robots se están haciendo con muchos empleos que anteriormente desempeñaban personas cualificadas y están abriendo una brecha muy importante en la sociedad. De alguna manera, se puede afirmar que el futuro está cada vez más presente.

En el relato conmovedor y complejo que hace Davidson, ‘Haciendo la vida en América’, revela algunos datos escalofriantes sobre hacia dónde se dirige la manufactura estadounidense. Es una cuestión de simple matemática: el robot Maddie cuesta mucho menos que una máquina de 100.000 dólares, por lo que su trabajo está asegurado.

El robot Baxter

El robot Baxter puede realizar el trabajo de varias personas

Otro ejemplo de robot trabajando como si fuera una persona es Baxter. En este enlace podemos ver como el robot Baxter hace una demostración de una tarea sencilla de fabricación en la sede de Rethink Robotics en Boston (EE.UU). Es curioso observar como se maneja y las expresiones faciales que tiene, pero la verdadera razón de ser de todo esto es que cuando las personas que están trabajando lo miran se puede saber instantáneamente si Baxter está desempeñando su labor adecuadamente y también qué hará a continuación.

El caso de Baxter es sorprendente porque al terminar una tarea se le puede enseñar a realizar cualquier otra, ya que es muy fácil y apenas lleva tiempo programar a los robots para que trabajen. En otros lugares de América, los robots son cada vez más baratos y más sofisticados, y están haciendo mejores y más avanzados trabajos.

Desde conducir automóviles, escribir artículos periodísticos y rellenar prescripciones hasta cuidar a personas. Los robots están desplazando a las personas con años de formación y entrenamiento a sus espaldas. Pero, cuáles son las probabilidades reales de que tu puesto de trabajo, tu empleo y toda tu carrera profesional pueda ser substituida por un robot. En el siguiente vídeo se muestra el alarmante futuro que nos espera:

Los robots y la Ciencia Narrativa, en un futuro cercano

Si eres aficionado a los deportes, es posible que hayas oído hablar sobre la Ciencia Narrativa. Pero si te dedicas a escribir sobre temas deportivos para ganarte la vida, indudablemente habrás oído hablar de la conocida como Ciencia de la Narrativa. 

Formando parte de un proyecto de investigación conjunto entre las escuelas de Ingeniería y Periodismo de la Universidad de Northwestern, la Ciencia de la Narrativa fue fundada oficialmente en 2010. Actualmente, está dirigida por un equipo multidisciplinar de expertos informáticos, periodistas y hombres de negocios cuyo objetivo es utilizar los datos estadísticos para crear relatos a través de la denominada Quill, (una plataforma de inteligencia artificial usada por esta empresa.)

Quill es uno de los robots que realizan las tareas propias de una persona, en este caso, de un periodista. Utilizando los datos introducidos en la plataforma de inteligencia artificial, se consigue crear historias en cuestión de segundos. Si queremos obtener más información sobre qué es la inteligencia artificial podemos pinchar este link para leer un artículo relacionado con este tema.

Cómo afectan los robots al periodismo

La web de deportes conocida como Deadspin desafió a la Ciencia Narrativa proponiendo como reto escribir un artículo de béisbol mejor que uno que habían encontrado publicado en un periódico local. En el relato, el reportero ocultó la cuestión principal -que el lanzador había hecho un juego perfecto- hasta el final de la historia. La Ciencia Narrativa utilizó los datos de los resultados de la plataforma de inteligencia artificial Quill y, consiguió un artículo que anunciaba el juego perfecto.

Los robots y la ciencia narrativa

Los robots tendrán una influencia decisiva en la ciencia narrativa

Pablo S. Torre es un antiguo redactor de ‘Sports Illustrated’ y en la actualidad trabaja para la revista ESPN. Según él varias cosas interesantes sobre cómo afectan los robots al periodismo y el objetivo final de los redactores se verán influenciados por la ciencia narrativa. Además, distingue entre la ligera ventaja de los periodistas y redactores de información frente a los periodistas deportivos.

Torre afirma: “Mi sensación es que un número creciente de lectores ocasionales están cambiando las estadísticas habituales, es decir, si están leyendo un resumen del partido, siempre tratan de identificar los momentos más interesantes del juego como parte de la tendencia general de leer un resumen rápido y mirar las viñetas más destacadas. Así que si los robots pueden aproximarse a realizar todo esto de forma parecida a la inteligencia humana, entonces el empleo del futuro periodista está en peligro.

A medida que la sociedad se mueva cada vez más hacia la brevedad, los datos y los hechos, el trabajo tendrá fechas límite y los reporteros de las agencias deportivas tendrán muchas dificultades para competir con los robots, que pueden poner un resumen rápido del juego basado únicamente en las estadísticas.

El puesto de trabajo de los farmacéuticos, ¿en peligro?

De forma similar que los periodistas, los farmacéuticos son otro grupo de profesionales cualificados cuyos puestos de trabajo están ahora en peligro debido a la presencia de la robótica.

En este caso, el robot se llama PillPick, ha sido creado por la compañía Swisslog y se ha instalado para completar y dar las recetas en la Universidad de California – Centro Médico de San Francisco. Aunque PillPick es muy grande y tiene un alto coste, es extraordinariamente eficiente y mucho más preciso que un ser humano.

Los robots pueden tener un aspecto más frío y no ser tan amables como el farmacéutico del barrio, pero eso no importa si realiza bien su trabajo y en un futuro puede ser mucho más efectivo si están programados para evitar equivocaciones médicas.

farmacéutica

Los robots influirán en la ciencia farmacéutica

Antes de la instalación del robot, se necesitaba en torno a la mitad de sus más de 100 farmacéuticos trabajando en el equipo de gestión y control de los medicamentos a los pacientes. Ahora, casi todos han sido reasignados a diferentes partes del hospital y realizan otras tareas que habían sido desatendidas por la cantidad de trabajo.

La instalación robótica tuvo un coste de 7 millones de dólares -el equivalente a menos de un año de sueldo para todos los farmacéuticos empleados- y cuando funciona a pleno rendimiento puede dispensar más de 10.000 dosis al día. Se ha comprobado que el robot rellena 350.000 recetas sin cometer un solo error.

En el futuro la sociedad será cada vez más dependiente de una gama amplia de medicamentos por diferentes enfermedades crónicas. Según los estudios realizados se estima que la demanda de farmacéuticos crecerá un 25% de aquí al año 2020. Y si tenemos en cuenta que tienen un salario medio anual de más de 110.000 dólares, los farmacéuticos humanos resultan bastante caros para los centros médicos.

Por esta razón, no es de extrañar que algunos hospitales compren un robot como PillPick para reemplazar sus equipos farmacéuticos, por ejemplo el Hospital Central de Benxi en China y el grupo hospitalario más grande de Singapur que hizo un pedido de cinco robots farmacéuticos. 

Los robots se están volviendo cada vez más rentables

No cabe duda de que los robots se están perfeccionando para tener muchas habilidades para ocupar puestos de trabajo simples y también aquellos más habilidosos que estaban reservados para un sector de la población. Es más, los robots se están convirtiendo en inversiones rentables para muchas empresas.

Baxter, el robot del que hemos hablado anteriormente perteneciente a la empresa Rethink Robotics con sede en Boston, se acaba de poner a la venta en el mercado por 22.000 dólares. Esta cantidad es aproximadamente lo que un trabajador de la línea de montaje humana podría ganar anualmente pero Baxter trabaja a pleno rendimiento, no necesita seguro de salud, ni período de vacaciones.

Los costes económicos de los robots son cada vez más rentables por lo que es cuestión de tiempo que los puestos de trabajo que ahora desempeñan la mayoría de personas estén condenados a ser substituidos.

En el siguiente vídeo podemos ver como Foxconn, la empresa china que fabrica muchos de los aparatos favoritos de los Estados Unidos pretende comprar un millón de robots para reemplazar a los trabajadores humanos:

¿Qué pasará con los robots en el futuro?

Es una incógnita el futuro de los robots en la sociedad y aunque existe mucha literatura y películas de cine que han abordado este tema de forma un poco catastrófica, a ciencia cierta, no podemos saber cómo afectará la presencia de los robots en el día a día. Sin embargo, en cuanto al empleo y las posibles soluciones económicas que puede conllevar el hecho de que los robots trabajen de forma continuada y nos substituyan en los puestos de trabajo, una opción es conseguir tal y como se explica en el siguiente artículo que los robots paguen la Seguridad Social y mantengan las pensiones de jubilación en el futuro.

Cuando las personas quieren construir una nueva industria, los gobiernos les obligan a realizar un estudio del impacto medioambiental para evaluar la incidencia que la fabricación va a tener en el entorno. Se fijan en lo que le va a ocurrir en la biodiversidad y, si se emite material tóxico, deben descubrir la solución para remediarlo. En el tema del empleo es necesario empezar a evaluar las ventajas y desventajas que los robots van a suponer para las empresas, la economía, la sociedad, etc.

Robots del futuro

¿Son peligrosos los robots para el futuro del ser humano?

¿Serán peligrosos los robots para la sociedad?

Illah Nourbakhsh, es un profesor de robótica de la Universidad Carnegie Mellon y autor del libro ‘Futuros del Robot’, en el que afirma que los robots con una “infrautilización crónica” podrían acabar siendo “muy malos”, sin embargo, asegura que no es demasiado tarde para cambiar esta situación y darle la vuelta.

Nourbakhsh dice también, que le gustaría ver estudios exhaustivos con diferentes evaluaciones de impacto en el empleo de los robots. Éstas requerirán del trabajo de empresas en transición para calcular, y posteriormente intentar aminorar, el daño que estaría haciendo el trabajo mecánico que realizan los robots en el mercado del empleo humano. “Necesitamos tener estos tipos de controles”, dice, “porque los directores de las empresas harán todo lo que necesiten para ganar más dinero, y la sustitución de los seres humanos por robots siempre les aportará más dinero”.

La responsabilidad de prevenir un mundo completamente invadido por el trabajo mecanizado no es sólo de los CEO y los gigantes empresariales. Nourbakhsh dice que los consumidores deberíamos empezar a preguntarnos lo que queremos ver en la sociedad del futuro. Si un servicio perfecto de los robots o las cualidades más amables como la empatía que únicamente las personas son capaces de ofrecer.

En cuanto a los peligros que los robots pueden suponer para la sociedad, lo cierto es que sin un plan alternativo para adaptarse a este nuevo paradigma, podemos esperar lo peor: agitación social, disturbios y el malestar general de la población civil. Si no se actúa con eficacia y previsión una de las consecuencias puede ser que el sistema socio-económico al completo se desmoronará sobre sí mismo. Esto puede conllevar repercusiones negativas en todos los sectores de la sociedad y la población será la que sufra las consecuencias.

No sabemos cómo será el futuro y hasta qué punto los robots serán peligrosos pero debemos adelantarnos y planificar estrategias en lugares donde ya están presentes y conocemos mejor como el del empleo. Por este motivo, es necesario cambiar nuestra visión del futuro del empleo para así adaptarse a los nuevos tiempos. Algunos apuntes sobre este tema están desarrollados en el ebook denominado “¿Hay trabajo en un futuro exponencial?”, que Cursos.com pone a tu disposición de forma gratuita.

Los robots pagarán la Seguridad Social y mantendrán las jubilaciones

Insistimos mucho en Cursos.com en el hecho de que es imprescindible conocer las tendencias sociodemográficas y socioeconómicas para entender como será el futuro del trabajo, para poder actuar en consecuencia y prepararnos con la formación que nos de las mejores oportunidades laborales.

En las 16 páginas de nuestro ebook gratuito hablamos sobre todo de las tendencias en tasa de Paro, pirámide poblacional, envejecimiento, tendencia de la automarización de los trabajos (tanto manuales como mentales), empleos que son más difíciles de robotizar y como prepararse para ello.

Como ejemplo de las tendencias de los países desarrollados, nos gusta poner a España como paradigma de la situación de aumento de la productividad, disminución del empleo y envejecimiento de la población.

Algunos de los gráficos que más remarcamos para ver la situación son sin duda el de pirámide de población española y su tendencia:

piramide-poblacion-espana-2016

 

piramide-poblacion-espana-2049

 

Ante esta situación ¿Quien va a mantener el actual sistema de pensiones donde cada vez hay más jubilados que cobran pensiones más altas y menos trabajadores en activo que cotizan cada vez menos?

afiliados-seguridad-social-2016 ingreso-gasto-seguridad-social

Bien, pues una de las soluciones que más se están empezando a proponer, y que antes parecía ciencia ficción es la de que los robots paguen Seguridad Social. Puntualizando más bien, sería que las empresas que usan robots para sustituir a humanos, paguen seguridad social para estas “personas electrónicas”.

Y no es algo que se le haya ocurrido a algún científico avanzado. Es algo que ya está estudiando la Unión Europea en este proyecto presentado al parlamento europeo.

Como comentamos en nuestro ebook, al final, las empresas se están beneficiando al sustituir robots por personal humano. En cierto modo son esclavos que no cotizan ni pagan impuestos. Así que ¿Por qué no proponer un impuesto por utilizarlos y que mantengan subvencionada a la sociedad que no encuentra trabajo?

Esta propuesta también ha sido uno de los pilares centrales del último referendum en Suiza donde se rechazó en junio de 2016 la propuesta para pagar 2500 francos suizos (Unos 2200 euros) mensuales a toda persona adulta, tuviera o no trabajo. La base por detrás la encontramos de nuevo en la robotización creciente del trabajo.

Sin duda un debate inquietante y chocante, que causará mucha fricción social entre los primeros colectivos que pierdan de manera masiva su trabajo. Ya estamos viendo revueltas de taxistas contra Uber, de mineros contra energías renovables o de lobby hotelero contra AirBnB. ¿En el futuro veremos manifestación de conductores de Uber contra el coche autónomo?

En cursos.com conscientes de la evolución exponencial de la tecnología y la dificultad de predecir estos cambios por las personas en general, tenemos como misión concienciar de las tendencias del futuro para reducir el gap entre empleo y formación, así como minimizar el impacto de la evolución tecnológica en nuestro bienestar. Para ello, editamos el ebook gratuito ¿Hay trabajo en un futuro exponencial? Donde intentamos analizar y responder a estas preguntas para orientar hacia una formación de futuro. Puedes descargar el Ebook Gratis aquí:

ebookImagehttp://cursos.com/ebook-cursos-com-hay-trabajo-en-un-futuro-exponencial/

 

 

About the Author Javier Lorente

Navarro, cosecha del 84, me gusta la tecnología, la ciencia y viajar.

follow me on:

Deja un comentario: