fbpx

Elección del sistema domótico inteligente

Tags: ,

De acuerdo con Wikipedia, se llamadomótica a los sistemas capaces de automatizar una vivienda o edificación de cualquier tipo, aportando servicios de gestión energética, seguridad, bienestar y comunicación; y que pueden estar integrados por medio de redes interiores y exteriores, sean cableadas o inalámbricas; y cuyo control goza de cierta ubicuidad, desde dentro y fuera del hogar. Se podría definir como la integración de la tecnología en el diseño inteligente de un recinto cerrado”.

Sistema domótico

Sistema domótico

Actualmente hay en el mercado diferentes soluciones para crear un hogar inteligente. En este artículo vamos a tratar de dar unas pautas para hacer una buena elección.

Aparte del precio (que finalmente es uno de los factores determinantes), ¿qué cosas debo exigir a la tecnología que implantemos?

¿Qué debe tener la tecnología domótica actual?

  • Internet y el teléfono móvil

    Por supuesto el sistema debe gestionarse desde cualquier parte del mundo, vía Internet, con mi teléfono móvil, tablet u ordenador. El “mando universal” debiera ser el Smartphone, nada de mandos adicionales.

  • Sistema abierto

    Existen sistemas domóticos propietarios y otros que emplean estándares (KNX, Lonworks, IP,…). El empleo de estándares abiertos nos permite incorporar elementos de diferentes fabricantes en el sistema, con la ventaja de tener más diversidad, mejores precios y no depender solo de una empresa suministradora. Es recomendable que se pueda utilizar aparellaje eléctrico estándar (mecanismos eléctricos) del que se compra en cualquier almacén eléctrico y elegir entre los múltiples fabricantes los detectores, sondas, electroválvulas,…

  • Sistema modular y ampliable

    La tecnología elegida ha de permitir abordar desde proyectos muy sencillos (vivienda con una instalación básica) hasta muy complejos (edificios, hoteles,…), es decir, que no exista limite al número de dispositivos o elementos del sistema y que, de forma modular, se pueda ampliar la instalación en el futuro.

  • Mantenimiento remoto

    El sistema elegido debe permitir el mantenimiento remoto de la instalación. Nos ahorrará visitas del técnico, nos ayuda para realizar mantenimiento predictivo y preventivo, podremos añadir nuevas programaciones o cambiar las existentes incluso sin la visita del especialista. Facilita la puesta en marcha inicial… pues se puede monitorizar remotamente la instalación; orientando y apoyando así al instalador que esté en una vivienda en cualquier parte del mundo.

  • Funcionamiento manual y automático simultáneo

    Porque la tecnología ha de servir para facilitarnos la vida, no para complicarla. Y en una vivienda conviven niños, ancianos, gente a la que le gusta la tecnología y gente a la que no. Por tanto, el funcionamiento manual (el funcionamiento “tradicional” de la vivienda, sin necesidad de usar nada diferente) debe estar garantizado, aun cuando se averíe o no se desee utilizar la domótica.

    Así, si “desconecto” la domótica, la casa debe seguir funcionando en el modo manual (o “tradicional”). Por ejemplo: si no puedo subir una persiana o apagar una luz con el móvil he de tener garantizado el poder hacerlo manualmente (aun con la Domotica averiada).

  • Sistema inteligente y flexible

    Que me permita crear de manera fácil y flexible ambientes (ejemplo: cuando llego por la noche a casa y con una sola orden, se abre la puerta de la cancela, entro con el coche al garaje donde se ha encendido la luz, se ha desactivado la alarma, etc… o cuando me voy de casa: se apagan luces, bajan persianas, se apaga la música, se activa la alarma…). Y dar inteligencia al sistema para que ejecute acciones bajo determinadas condiciones (ejemplos: si está el aire acondicionado de una estancia encendido y se detecta la apertura de una ventana más de un cierto tiempo, automáticamente se apaga dicho aire para ser eficientes, o que si llueve no se encienda el riego del jardín)

Estas son solo algunas de las cosas que debemos plantearnos antes de tomar una decisión.

Aparte de esto, yo personalmente soy ferviente defensor de la tecnología IP, la más extendida (millones de equipos funcionan con este estándar), la más rápida (Gigas de ancho de banda), la más flexible (cable UTP, fibra óptica, WiFi, PLC… para adaptarnos a cualquier medio físico) y la que más deprisa evoluciona (miles de fabricantes por todo el mundo desarrollando productos). Y sin necesidad de pasarelas traductoras de protocolos (IP la tiene nuestro móvil o hace funcionar Internet…). ¡Ah! Y en España, hoy el 80% de los hogares tienen red IP con un router WiFi.

Además, una sola red IP, y por tanto, una sola instalación, compartida por los elementos de automatización, seguridad, comunicaciones, ocio/multimedia y eficiencia energética. Y al tratarse de una red única, todos los elementos pueden interactuar entre sí, dotando de gran potencia al sistema.

¿Y dónde encuentro todo esto? Preguntárselo a aquellos que os ofrezcan sus tecnologías… Yo os puedo recomendar la tecnología de iPdomo.

Artículos relacionados

Sobre el autor Vicente Martínez Gómez

Valenciano con formación de Ingeniero, es el CEO de iPdomo desde la creación de la empresa en 1998. Cuenta con experiencia previa tanto en gerencia (6 años en ATV Informática) como en dirección de oficinas técnicas y responsable de automatización industrial. Bajo su dirección se han desarrollado diferentes tecnologías (domótica, automatización y eficiencia energética) patentadas y con múltiples premios.

sígueme en:

Deja un comentario: