¿Qué es una smart home?

Tags: ,

Hace ya varios años que la tecnología saltó al campo inmobiliario, permitiendo así que las viviendas pudieran disfrutar de funcionalidades que pocos años atrás hubieran sido impensables. Por ejemplo, ¿quién se hubiera imaginado en los años 80 que en estos momentos podríamos controlar las persianas desde la playa o calentar la casa mientras aún estamos en el trabajo? La domótica, que es la que está detrás de las smarthomes o viviendas inteligentes, ha permitido que nuestro hogar se convierta en algo más que una mera “cueva” con luces y frigorífico.

¿Qué es la domótica y qué nos permite hacer?

Un sistema domótico básicamente es aquel que, empleando componentes electrónicos controlados por software, es capaz de automatizar o centralizar muchas de las tareas diarias de una vivienda. Para ello se requiere de una compleja instalación consistente en sensores de diversos tipos, motores, alarmas, cámaras y mil y un dispositivos que estarán conectados a un punto de control. La gracia del asunto es que todo esto, si está bien configurado, puede manejarse desde un simple móvil o incluso a través de un SMS.

Las opciones son ilimitadas, y en la práctica se pueden crear procesos para todo lo que queráis. De hecho hay sistemas que están preparados para que los usuarios sin conocimientos técnicos puedan configurar nuevas funcionalidades. ¡Es posible que podáis mandarle desde el trabajo una señal al robot de cocina para que os tenga el arroz preparado para la cena! ¿No es increíble? Pues son bastantes cosas las que pueden hacer de manera generalizada. Vamos a ver las principales:

  • Control de luces y persianas

    El tema de las luces es realmente interesante, pues más allá de que podáis apagar desde la cama una luz que se ha quedado encendida en la otra punta de la casa podréis simular que hay alguien viviendo mientras estáis de vacaciones. ¿Por qué? Pues porque muchas veces los “amigos de lo ajeno” se fijan en el movimiento que hay en las casas para determinar cuál robar.

    Si ven que las luces tienen encendidos y apagados normales pasarán de largo; y si encima se acompaña esto de una subida y bajada de persianas controladas por el mismo software mejor que mejor.

  • Control de temperatura

    En las smarthomes la temperatura del ambiente es una de las cosas en las que más énfasis se pone, pues los clientes que viven en zonas frías o calientes agradecen que al llegar a casa la sensación térmica sea agradable. Para ello el software domótico estará conectado directamente al termostato, haciendo que el usuario pueda programar y determinar qué es exactamente lo que quiere encontrarse al llegar a casa.

    Ahora bien, mucho ojo con esta función, pues si abusáis de ella os encontraréis con que la factura eléctrica o del gas se dispara. Como con todo aquí también hay que andar con mil ojos.

  • Control de seguridad

    Lo que os comentaba acerca de la seguridad con las persianas y las luces puede que no llegue a ser suficiente con los cacos, así que existen complejos sistemas de seguridad pasiva y activa controlados por centralitas domóticas.

    Por ejemplo podréis saber en todo momento qué es lo que está pasando en vuestra casa accediendo a las cámaras y a los micrófonos de ambiente desde cualquier punto de Internet; o programar el sistema para que se ponga en contacto con la Policía en caso de que entre un ladrón. También se puede configurar para que bloquee a este en el interior hasta que llegue una patrulla, ¿no es fascinante? Y bueno, obviamente también tendréis funciones más futuristas como los sistemas de movimiento por láser. ¡Opciones hay a montones!

  • Control del hilo musical

    ¿Por qué no tener preparado un hilo musical para cuando lleguéis a casa? En este aspecto también se pueden hacer muchas cosas. De hecho hay gente que programa la casa para que por la noche le ayude a dormir cantándo una nana. Y que conste que no exagero, porque lo he visto con mis propios ojos.

  • Control del riego

    En las smarthomes que tienen jardín es frecuente que haya algún tipo de sistema de riego que permita a los habitantes de la casa controlar esta tarea de manera automática; aunque de querer también se puede regular bajo demanda empleando un simple smartphone conectado a Internet.

  • Control de la limpieza

    En algunas smarthomes os encontraréis con sistemas de limpieza integrada en centralitas domóticas. Es decir, que habrá por el suelo robots-aspiradora “dándolo todo” mientras los dueños están dormidos, trabajando o de vacaciones. ¡Se acabó el tener que deslomarse haciendo la limpieza! Ahora puede ser cosa de la tecnología.

Lectura recomendada: «¿Qué es una smart city?«.

¿Qué hay que estudiar para trabajar en el sector de las smarthomes?

La automatización es uno de los nichos laborales que más demanda tendrán en un futuro cercano, pues la tecnología está avanzando a un ritmo imparable y las posibilidades se amplían cada día más. Algo que por cierto hace que las necesidades de formación sean más exigentes. Así pues, ¿os gustaría saber en qué debéis formaros para desempeñaros como instaladores de domótica?

  • Técnico Superior en Sistemas Electrotécnicos y Automatizados

    Como era de esperar, si queréis convertiros en especialistas en smarthomes, lo mejor que podéis hacer es cursar la formación específica que hay para ello a nivel de ciclo formativo de grado superior.

    La podéis encontrar en centros de todo el país, y a lo largo de dos años aprenderéis electricidad y electrónica general, sistemas motorizados de baja potencia, control de elementos térmicos y de audio, programación de entornos domóticos y código general, etc. La verdad es que se trata de una oportunidad magnífica si podéis permitiros una dedicación plena a la instrucción.

    Tenéis más información en “Técnico Superior en Sistemas Electrotécnicos y Automatizados”.

  • Cursos de domótica

    Si tenéis bases de electrónica, electricidad o informática podréis plantearos la opción de hacer un curso específico; algo con lo que vayáis al grano. ¿Os interesa? Pues entonces echad un vistazo a nuestro buscador de cursos, ya que os encontraréis bastantes posibilidades relacionadas con las smarthomes.

  • Ingenierías eléctrica y automática

    Si provenís del ámbito universitario también podréis encontrar un hueco en este sector, y de hecho mejor retribuido (como podréis ver abajo). Ahora bien, no cualquier licenciado tiene los conocimientos necesarios, y por ello los perfiles más interesantes son los de los alumnos que han completado las ingenierías en automática, electricidad, informática, electrónica o telecomunicaciones. Estos profesionales, a poco que se amolden un poco al sector, tienen la capacidad necesaria para diseñar y gestionar planes íntegramente.

Cuánto cobra un técnico en domótica

El salario de los técnicos en domótica varía dependiendo de la formación, del tipo de instalaciones, de la experiencia, de la empresa donde se trabaje y de muchos más parámetros. Para que os hagáis una idea los recién llegados cobran entorno a 1.200 euros netos mensuales, mientras que un técnico con experiencia ronda los 1.600 euros netos mensuales. Claro está que en instalaciones “VIP” el salario puede ser mucho más elevado, pasando sencillamente de los 2.000 euros netos mensuales.

¿Os gustaría adentraros en esta profesión desde la universidad? Si habéis completado carreras como Ingeniería en Automática o Ingeniería Eléctrica tendréis la posibilidad no solo de realizar instalaciones, sino también de diseñar los circuitos y de operar a otro nivel. En este caso las retribuciones superan los 2.000 euros para los recién egresados y alcanzan sencillamente los 4.000 euros netos mensuales en aquellos que tengan experiencia en el sector.

Artículos relacionados

Sobre el autor Jon Sainz

Programador industrial, blogger profesional y Coordinador de Contenidos de Cursos.com.

sígueme en:

Deja un comentario: