Cursos de tecnología de los alimentos: ¿Cuáles son los mejores?

Tags:

Las dietas y los regímenes a la hora de comer están a la orden del día dentro de la sociedad actualmente. Cada vez es más común encontrar a gente que cuida con esmero lo que come y se esfuerza por llevar una alimentación que resulte lo más variada posible. La eclosión de los productos verdes o naturales también están a la orden del día. Dentro de este contexto, una de las opciones laborales que más adeptos está ganando en los últimos tiempos es la que representa la tecnología de los alimentos. Se trata de una salida profesional que está muy demandada en la actualidad porque forma a futuros trabajadores en un campo que está muy en boga. Los alimentos son un material muy sensible y su estudio se está popularizando mucho. De ahí que los cursos de tecnología de los alimentos estén proliferando y la oferta sea cada vez más variada y completa dentro del mercado de la formación de nuestro país.

¿Qué es la tecnología de los alimentos?

Resulta conveniente tener claro qué es la tecnología de los alimentos para poder comprender con plenitud por qué es una disciplina que tiene mucha importancia en nuestros días. Lo cierto es que la tecnología de los alimentos es una ciencia que tiene como principal objeto el estudio de la calidad de los alimentos. Se trata de una disciplina que también persigue garantizar la calidad química, microbiológica e, incluso, física de los productos alimenticios. La tecnología de los alimentos incide igualmente en todos los procesos de la elaboración de los alimentos como pueden ser el proceso inicial, empaque y embarque.

Otro enfoque a destacar de la tecnología de los alimentos es que tiene la misión de investigar y poner en liza nuevos productos partiendo del uso de materias primas que pueden ser tradicionales y no tradicionales. De hecho, la aparición de nuevos productos fruto de la innovación está posibilitando la creación de más materias que posteriormente se comercializan. Este campo se está explotando mucho en la actualidad y está experimentando un crecimiento muy considerable en los últimos años.

La tecnología de los alimentos es una ciencia que bebe de otras porque está íntimamente relacionada con otras disciplina para poder desempeñar sus funciones. De esta manera, la biología, la física, la química y hasta la ingeniería son temáticas que se aplican para estudiar la naturaleza de los alimentos. También sirven para detallar las causas y las consecuencias del deterioro de los alimentos. De igual manera, la tecnología de los alimentos aborda los principios que resultan fundamentales para el procesamiento de los alimentos.

Por todo lo expuesto, las personas que se dedican profesionalmente a la tecnología de los alimentos estudian y trabajan con los alimentos, pero abordando de primera mano la composición física y química que presentan los mismos y también la microbiológica. Dentro de la cadena profesional que engloba la tecnología de los alimentos, existen áreas de especialización. La reglamentación a nivel municipal, autonómico, estatal e internacional conlleva especificaciones que afectan a los productos alimentarios. Estas normativas deben ser tenidas en cuenta por el campo de la tecnología de los alimentos porque presenta aspectos concretos que afectan a cuestiones como la manera en la que los alimentos deber ser procesados, empacados, preservados, almacenados o distribuidos en función del territorio en el que se vayan a realizar las actividades.

Por otra parte, la tecnología de los alimentos también aborda desde una perspectiva profesional los principios por los que se rige la ciencia de los alimentos en aspectos tales como el procesamiento, empaque, distribución, uso, preservación y selección de los alimentos.

Grado en ciencia y tecnología de los alimentos

El grado en ciencia y tecnología de los alimentos tiene como misión principal dotar a los estudiantes que cursan esta enseñanza de la formación necesaria para que puedan desempeñar todas las capacidades relacionadas con los fundamentos de la ciencias de los alimentos, tanto en lo referente a las tecnologías de procesado, como en otras ramas como puede ser la calidad y la seguridad alimentaria. Además, uno de los aspectos interesantes del grado es que suele brindar a los alumnos la posibilidad de realizar prácticas en el ámbito geográfico de cada universidad y eso sirve para que los estudiantes tengan su primer contacto con las materias que vienen estudiando.

El grado en ciencia y tecnología de los alimentos acostumbra a presentar dentro de las universidades españolas una duración de 4 cursos académicos en los que los alumnos reciben formación por valor de 240 créditos europeos. Asimismo, es muy normal que las universidades tengan convenios con otras universidades a nivel internacional. Cuando esto sucede, el estudio de tecnologías de los alimentos se enriquece más si cabe porque los alumnos tienen ante sí la oportunidad de favorecerse de programas de intercambio gracias a los cuales pueden cursar una parte del grado en otras universidades del extranjero.

Asignaturas

Las competencias que adquieren los estudiantes del grado en ciencia y tecnología de los alimentos van enfocadas al conocimiento y adecuado tratamiento de los alimentos. Algunas de las materias que los alumnos abordan son tecnologías específicas de fabricación, análisis sensorial, innovación de alimentos, biotecnología alimentaria, tecnología culinaria, química de los alimentos, alimentos funcionales, microbiología de los alimentos y procesado alimentario. Estas asignaturas representan el núcleo más íntimamente relacionado con el sentido propio del grado, pero, de forma previa, en los primeros cursos, los estudiantes realizan un acercamiento a la tecnología de los alimentos cursando materias más genéricas, pero que sirven de mucha utilidad al alumno a la hora de preparar el terreno antes de abordar enseñanzas más específicas. Así por ejemplo, durante el primer ciclo de esta carrera universitaria se abordan materias como biología, física, química, empresa, informática, estadística, matemáticas o fisiología humana.

Otro papel importante en el grado en ciencia y tecnología de los alimentos lo desempeñan las asignaturas optativas. Con ellas, los estudiantes pueden ir especializando su formación, un aspecto que en el futuro puede ser muy útil para su entrada en el mercado laboral porque puede aportar una serie de conocimientos específicos demandados por las empresas que le pueden dar un valor añadido al perfil del candidato. Por eso, muchos tutores recomiendan a los alumnos que no se tomen a la ligera la elección de las asignaturas. Porque del acierto en este proceso puede depender el éxito laboral del futuro.

Competencias

Dentro del grado en ciencia y tecnología de los alimentos se pueden distinguir dos tipos de competencias que los alumnos adquieren cuando completan de manera exitosa la enseñanza universitaria. En un primer grupo se pueden ubicar las competencias generales, entre las que se encuentran varias capacidades tales como evaluar, optimizar y confrontar criterios en el momento de tomar decisiones, criticar de una forma analítica el área de especialidad que resulte objeto estudio en cada caso, elaborar proyectos de campo y redactar, representar, analizar e interpretar la documentación técnica aportada y los datos relevantes de cada rama de conocimiento. Asimismo, los alumnos desarrollan su capacidad creativa e imaginativa y también reciben conocimientos en materias técnicas, científicas y tecnológicas para aprender nuevos métodos, procedimientos y tecnologías en el ámbito de la formación.

Los alumnos también profundizan en competencias específicas. Algunos ejemplos de este grupo son la capacidad de planificar, innovar y desarrollar productos relacionados con la alimentación, identificar y poner en marcha procedimientos orientados a controlar los procesos que intervienen en los procesos de los alimentos, evaluar y planificar las partes que influyen en los procesos que se utilizan para la fabricación de los alimentos, decidir los mejores métodos de fabricación en función de las materias primas a las que el alumno deba sacarle partido y comprender la variedad de microorganismos existentes y que pueden resultar tóxicos en la elaboración de los alimentos. De igual manera, los estudiantes conocen las tecnologías más usadas en la elaboración de los alimentos guardando los criterios óptimos de calidad, seguridad, estabilidad y aceptación por parte del consumidor final.

Los interesados en cursar el grado en ciencia y tecnología de los alimentos tienen varias vías para acceder a los estudios. Pueden solicitar matrícula aprobando la modalidad de cualquiera de las ramas de bachillerato y la selectividad, por medio de un ciclo formativo de grado superior o con las pruebas específicas de acceso a la universidad para mayores de 25 ó 45 años.

Tecnología de los alimentos en la UNED

En la última oferta de grados universitarios publicada por la UNED para el presente curso escolar 2017-18 no se encuentra el de ciencia y tecnología de los alimentos. Sin embargo, la UNED sí tiene en su oferta formativa el «Máster en Ciencias Agroambientales y Agroalimentarias» que está íntimamente relacionado. Este curso busca el conocimiento de técnicas eficientes aplicadas al terreno de la producción agrícola. Puede ser el trampolín perfecto para que el alumno pueda empezar una carrera investigadora o se inicie en el mercado laboral. Esta enseñanza lleva dos convocatorias y en ambos casos ha recibido una respuesta muy interesante por parte del público interesado.

Salidas profesionales en tecnología de los alimentos

Las alternativas que puede encontrar en el mercado laboral una persona que ha estudiado tecnología de los alimentos son muy variadas y amplias. Algunos de los puestos relacionados con esta materia son técnico en laboratorios de servicios y de control calidad y técnico de control de calidad de alimentos e industrias alimentarias. También se puede trabajar con el grado en ciencia y tecnología de los alimentos en las administraciones públicas, Hacienda, en investigación y desarrollo, en servicios de promoción y venta, en gestión de la empresa alimentaria, en educación general de los consumidores o como profesor de universidad o en enseñanzas medias. La legislación alimentaria es otra de las posibles salidas profesionales (Post relacionado «Cursos de Auxiliar de Enfermería. Requisitos, empleo y sueldos»).

Másters en tecnología de los alimentos

Universidad Autónoma de Madrid

El «Máster Universitario en Nuevos Alimentos» de la UAM es una de las opciones más interesantes para cursar un máster sobre tecnología de los alimentos. Se ofertan 30 plazas en modalidad presencial para impartir un total de 60 créditos europeos. La enseñanza depende de la Facultad de Ciencias y se imparten en los idiomas español e inglés.

Universidad de Murcia

La Faculta de Veterinaria de la Universidad de Murcia organiza el «Máster en Nutrición, Tecnología y Seguridad Alimentaria» en el que se imparten 60 créditos europeos en modalidad presencial durante un año de clases. La organización comunica la existencia de becas y ayudas para los estudiantes. Cada curso se ofertan 25 plazas para esta enseñanza.

Universidad de Sevilla

Otra opción interesante la representa el «Máster Universitario en Tecnología e Industria Alimentaria» de la Universidad de Sevilla. La enseñanza presenta un año de duración en el que los alumnos reciben formación equivalente a 60 créditos europeos con un precio de 820,8 euros.

Universidad Politécnica de Valencia

En Valencia la universidad politécnica organiza el «Máster Universitario en Ciencia e Ingeniería de los Alimentos». Se reparten 60 créditos europeos y una de sus principales ventajas es que cuenta con cofinanciación del Ministerio de Educación y de la Fundación Agroalimed.

Artículos relacionados

Sobre el autor Alberto Gomez Aviles

sígueme en:

Deja un comentario: