Test Psicotécnicos: ¿En qué consisten, que evalúan y para qué sirven?

¿Sabes por qué motivo son tan importantes los test psicotécnicos a la hora de seleccionar a los candidatos, ya sea para entrar a trabajar en una gran empresa o bien para superar unas oposiciones? Pues ahora no te lo vamos a decir, pero más adelante sí.

Porque ya sabes que para poder obtener tu plaza como Policía Nacional, Guardia Civil, funcionario de Correos o simplemente portero de una discoteca, tendrás que superar una serie de pruebas entre las que se encuentran los test psicotécnicos, ¿verdad?

Pero es que en el ámbito privado cada vez están más extendidos en los departamentos de Recursos Humanos, puesto que ayudan a obtener información objetiva del candidato, algo que ayuda mucho a la hora de seleccionar a los mejores.

Y antes de empezar, nos gustaría que vieras este interesantísimo vídeo con el que podrás conocer los secretos de las series de fichas de dominó utilizadas en los test psicotécnicos:

Qué son los Test Psicotécnicos

Podemos considerar los test psicotécnicas como pruebas psicológicas diseñadas para evaluar de una manera objetiva las habilidades y aptitudes de los candidatos a un puesto de trabajo concreto sin la intervención subjetiva del evaluador.

Lo que se busca en general con estas pruebas objetivas es recopilar información acerca de las personas que aspiran a un puesto de trabajo aportando datos que complementan a diversos factores de personalidad como la actitud, intereses, capacidades o valores.

Una vez que ya se han obtenido los resultados, se establece un perfil del candidato que se contrastará con los requeridos por la empresa o entidad seleccionadora y si encajan, el aspirante habrá superado esta prueba.

Una de las ventajas de los test psicotécnicos es que permiten hacer mediciones de la conducta del futuro trabajador, permitiendo así diagnósticas y predecir cuáles serán los comportamientos de los empleados en el futuro.

Eso sí, estas pruebas no son todas iguales, ya que dependen de diversos factores como el nivel profesional, el cargo o los niveles gerenciales, competitivos o administrativos y de la empresa en la que se realizan.

Uno de los motivos por el que son tan empleados es porque aportan una información real, que no se puede tergiversar a voluntad. Esto quiere decir que, aunque quieras engañar en los test psicotécnicos, se verá que lo has intentado y será perjudicial para ti.

Para qué sirven los Test Psicotécnicos

Aunque ya te hemos dado algunas de las razones por las que son usados tan ampliamente los test psicotécnicos, no está de más que te demos información sobre para qué sirven. Algunas funciones son las siguientes:

  • Conseguir que los procesos de selección sean más eficientes, ya que no solo permiten que se administren de manera tanto individual como grupal, sino que también se pueden pasar de manera online, algo muy necesario en los tiempos que corren.
  • Permitir que la empresa obtenga información valiosa, fiable y de alta validez predictiva.
  • Comprobar que los valores y principios del candidato se adaptan perfectamente a la cultura de la empresa.
  • Anticipar si se producirá una óptima sincronización con el rol y ver así si tiene la actitud correcta para el puesto.
  • Descubrir el estilo de comunicación del candidato.

Por cierto, no queremos cerrar este apartado sin dejarte claro que los test psicotécnicos no son juicios sobre la personalidad.

Test Psicotécnicos
¿Sabes para qué sirven los Test Psicotécnicos?

Qué evalúan los Test Psicotécnicos

Ya te hemos dicho que estas pruebas evalúan diversos factores psicológicos del candidato, pero, ¿cuáles son? Para ello, te los vamos a detallar describiéndote los diversos tipos de test psicotécnicos que se emplean habitualmente:

  • Test de aptitud verbal: buscan conocer tanto la aptitud verbal del candidato como su capacidad para expresar y comprender distintos conceptos (orales y escritos). Estos test están formados por diversos tipos de ejercicios:
    • Ortografía
    • Vocabulario
    • Comprensión verbal
    • Definiciones
    • Sinónimos y antónimos.
  • Test de aptitud espacial: miden las capacidades del candidato para diferenciar:
    • Distancias
    • Posiciones en el espacio
    • Volúmenes
    • Formas
    • Recreación mental de objetos en dos y tres dimensiones. Se suelen usar pruebas de rompecabezas o rotación y construcción de figuras.
  • Test de atención-concentración-retención: analizan el nivel de concentración y atención del candidato ante una tarea monótona y repetitiva. Se suele recurrir a ejercicios de:
    • Actividades de memoria visual con figuras
    • Memoria lectora (números y palabras).
  • Test de aptitud numérica: se evalúan las capacidades de los candidatos para:
    • Realizar, comprender y trabajar con operaciones de tipo numérico
    • Manejar y razonar con números de una forma rápida y hábil.
    • Los ejercicios que más se emplean para su evaluación son:
      • Operaciones simples: sumas, restas, multiplicaciones y divisiones)
      • Operaciones Complejas: ecuaciones, potencias, raíces, fracciones o problemas matemáticos.
  • Razonamiento abstracto: miden básicamente la capacidad de organización y observación lógica del candidato a través de la extracción de una conclusión rápida y adecuada partiendo de una serie de datos y usando la lógica deductiva. Para evaluar este razonamiento abstracto se suelen utilizar las siguientes pruebas:
    • Series de letras
    • Series de figuras
    • Series de monedas
    • Series de números.
    • Operaciones matemáticas
    • Ejercicios con dibujos, monedas o incluso dominós

Deja un comentario