Cómo hacer una tienda online gratis

Tags: , ,

Si tienes un negocio y has decidido dar el salto a Internet seguro que este post te va a interesar. ¿Quieres hacer una tienda online? ¿Quieres que tu empresa dé un salto cualitativo y cuantitativo? Pues con estos consejos sabrás como hacer una tienda online gratis en muy poco tiempo.

Tienda online

Según el último estudio de ecommerce de IAB, tres de cada cuatro internautas españoles ya compra por Internet habitualmente. Además, de media, cada español gastó en 2016 hasta 80 euros en esas compras online y la frecuencia de adquisición telemática también creció, hasta 2,9 veces al mes.

Con estas cifras, es normal que cada vez más pymes y pequeños negocios se lancen a ‘cazar’ nuevos clientes a través de sus páginas web.

Dicho esto os recomendaría que os informarais sobre Google Actívate, el programa de formación de la compañía norteamericana que está dando mucho de qué hablar enlos campos del marketing online y del ecommerce. Si en cambio tenéis un comercio o una empresa con empleados, tampoco deberíais perderos la ocasión de echar un vistazo al post de cursos bonificados para empresas.

Cómo hacer una tienda online gratis en 6 cómodos pasos

Tanto si vas a vender directamente tus propios productos como si quieres convertirte en un escaparate para otras marcas, estos son los pasos que debes tener en cuenta para crear tu comercio online:

1.Piensa un nombre para tu marca y registra el dominio web

Aunque parezca obvio, lo primero que tendrás que hacer para crear una tienda online es pensar (o repensar) el nombre que le vas a dar a tu tienda online. Si tu idea parte de cero y no hay una tienda física previa, sé original y piensa un naming que sea fácil de recordar, que se pueda asociar al producto o servicio que vas a vender por Internet y que también sea fácil de escribir. Recuerda que a los buscadores les encanta que todo tenga el mayor sentido posible, por lo que si estás pensando en incluir en tu nombre el producto que vendes, adelante.

Después de elegir el nombre, crear un logo y una imagen de marca, tendrás que comprobar que tienes un dominio disponible. Es decir, el nombre de tu web.

Para poder registrar un dominio tendrás que hacerlo a través de alguno de los registradores oficiales que existen. En ellos puedes comprobar si están disponibles y, en ese caso, podrás comprarlos según el precio que te indiquen. Algunos de los más populares son: Arsys, 1and1, Name o Hostgator

 

2.Elige el hosting para tu tienda online

Cuando hayas registrado tu dominio, necesitarás una empresa de hosting que será la que almacene todos los datos y toda la información de tu tienda online y de tu web en general.

Existen múltiples empresas para adquirir los servicios de hosting pero tienes que tener en cuenta diversos parámetros, como la localización, el precio, la velocidad, el almacenamiento… Todo dependerá del tipo de tienda online que quieras desarrollar. En los últimos cambios de los algoritmos de los buscadores, la velocidad de carga y la velocidad de respuesta de los servidores son también fundamentales para el SEO y el posicionamiento web.

Hay muchas empresas de hosting, como Nominalia, Acens o dinahosting, entre otras.

 

3.Escoge el CMS que mejor se adapte a tu tienda online

Si tu tienda online la vas a manejar tú directamente, deberás tener muy en cuenta cuál va a ser el CMS (Sistema gestor de contenidos, en sus siglas en inglés) que vas a utilizar. Cada CMS se especializa en un tipo de negocio diferente y tú tendrás qué analizar hasta dónde quieres llegar y la infraestructura que vas a necesitar.

Además, cada uno está indicado para un perfil diferente en función de la especialización que tenga el futuro webmaster y sus habilidades para manejar códigos y herramientas web.

Entre los CMS más famosos están Prestahop, Drupal, Joomla o el archiconocido WordPress. Deberás estudiar qué modelo de tienda online quieres desarrollar y cuál de esos CMS se acomoda más a tus necesidades reales.

Eso sí, ten en cuenta que en poco tiempo tu negocio podría despuntar y tendrías que volver a cambiar toda la estructura de tu web, por lo que es mejor ser precavido y pensarlo a la hora de decantarse por uno u otro.

 

4.Elige el modelo de negocio que vas a explotar: atento al dropshipper

Tanto si vas a vender productos o servicios que haces tú mismo o si vas a vender los que hacen terceros, tienes que tener muy en cuenta la infraestructura que vas a desarrollar para que esos artículos lleguen a tus clientes.

Si empiezas con un negocio de cero, tu tienda online no podrá competir con Amazon o El Corte Inglés (o quizás sí). Por ese motivo, quizás te interese la modalidad dropshipper, algo con lo que el propio Amazon revolucionó el ecommerce. Con este método, tu distribuidor se encargará directamente de enviar el producto al cliente sin tener que pasar por tus instalaciones.

Es decir, tu tienda online se convertirá en una simple pasarela para conectar al producto con el cliente final.

 

5.Métodos de pago en la tienda online: cuantos más, mejor

Desde el inicio del ecommerce, el principal escollo que encuentran los usuarios para comprar online es la inseguridad que les dan algunos sitios web. Por ese motivo es importante posibilitar que el cliente pueda pagar de la forma que más cómodo se sienta.

De esta manera, damos a nuestro a negocio una importante credibilidad, algo que redundará en nuestras ventas.

Existen básicamente 4 métodos de pago:

Método contrareembolso: quizás es el más engorroso, pero es uno de los métodos que da más fiabilidad a los clientes que todavía no se fían demasiado del comercio electrónico.

Paypal: es otro de los métodos que prefieren utilizar esta pasarela de pago frente a las tarjetas de crédito o débito convencionales.

Transferencia bancaria: todavía muchos usuarios se decantan por este método al sentirse más seguros que con una operación con tarjeta.

Tarjeta bancaria: es el método más rápido y popular. Este método supondrá un pequeño coste para el dueño de la tienda online, ya que los bancos suministrarán el TPV al negocio a cambio de una pequeña comisión por su uso.

 

6.Una campaña de marketing online para el lanzamiento del ecommerce

Una vez que ya tengas diseñada tu web y tu tienda online tendrás que poner a trabajar toda tu estrategia de marketing online para que el SEO te ayude a posicionar por encima de tu competencia. Además de buenos productos, necesitas que la gente los encuentre, por lo que toda ayuda será poca.

Es recomendable crear un blog y redes sociales para difundir tus productos de una forma diferente. Apúntate al marketing de contenidos, es decir, a la creación de post y artículos donde ‘vendas’ de una forma diferente y amena los artículos que los usuarios pueden comprar en tu tienda.

Con el blog podrás hacer análisis y listados pormenorizados de diferentes productos y atacar keywords (palabras clave) que te interesen en buscadores. Además, al estar actualizado, los buscadores también premiarán a tu dominio y te ayudará a posicionar por encima de tu competencia.

Para que se puedan difundir entre más usuarios, es recomendable también crear tus redes sociales. A través de Facebook, Twitter o Instagram serás capaz de dar más publicidad a todos tus productos. También te ayudará a interactuar con tu audiencia.

Además, podrás adentrarte en la publicidad online, con campañas de SEM en Google Adwords o en las principales redes sociales, de tal manera que con presupuestos ajustados serás capaz de llegar a mucha más gente.

Artículos relacionados

Sobre el autor Rubén Folgado

Periodista especializado en economía. He trabajado en El Mundo y Expansión. Experto en SEO y Social Media.

sígueme en:

Deja un comentario: