Tinnitus. Síntomas, cura, tratamiento y recomendaciones en nuestro curso/guía

Tags:

Quizás no sepas qué son los Tinnitus, pero si te decimos que son sonidos que escuchas continuamente aun en el total de los silencios, seguro que ya te estás haciendo una idea de lo que pueden ser y de las molestias que pueden llegar a generar a quienes los padece.

Tinnitus

¿Te imaginas cómo se debe sentir una persona que en todo momento y lugar no puede dejar de escuchar un sonido que está continuamente retumbando en sus oídos? Pues esa ansiedad y angustia es con la que viven todas estas personas que padecen los Tinnitus.

Pero a pesar de este panorama tan desolador, también tenemos que decir que los Tinnitus se pueden tratar. Y no solo eso, sino que actuando directamente sobre ciertos hábitos diarios, podremos ser capaces de prevenir su aparición, lo que nos evitaría pasar por todo lo anterior.

Para que te vayas haciendo una idea de lo molesto que puede llegar a ser los Tinnitus, te dejamos este vídeo que simula diversos sonidos que se pueden escuchar en el caso de padecerlos. Te vas a sorprender.

Qué son los Tinnitus o Acúfenos

Lo primero que tenemos que decir es que a los Tinnitus también se les conoce como acúfenos. La única diferencia es que este último término es el empleado en España y el primero de manera internacional, por lo que nosotros vamos a utilizar más este último.

Lo Tinnitus o acúfenos son una experiencia perceptiva mediante la cual escuchamos golpes o sonidos en el oído pero sin que exista una fuente exterior que sea el origen de estos. Es por tanto una experiencia totalmente subjetiva. Escuchamos sin que existan sonidos.

Generalmente el término Tinnitus se utiliza para hablar de cualquier tipo de sonido que surge en nuestros oídos o en la cabeza y que solamente escucha la persona afectada. Suelen ser como pitidos o zumbidos que aparecen de manera intermitente pero sin que acaben nunca.

Las personas que padecen estas molestias suelen describir los sonidos como “ruidos en la cabeza”, “tintineos en el oído”, “grillos” o utilizan una gran variedad de términos como siseos, zumbidos o rugidos. Como puedes comprobar, no existe un único tipo de sonido con el que se puedan identificar todas estas personas que padecen los Tinnitus.

Características de los Tinnitus

Aunque nos pueda parecer extraño, sufrir de Tinnitus es algo más frecuente de lo que podemos pensar. Se estima que alrededor del 30% de la población ha padecido en algún momento de sus vidas esta dolencia. Un 15% lo sufren de manera continuada y cerca del 3% lo viven como un auténtico problema, interfiriendo habitualmente en el sueño, en el estado emocional y la vida social.

Aunque esta patología pueda estar presente en niños, es mucho más frecuente en adultos, aumentando su presencia a medida que se incrementa la edad. Suele aparecer normalmente alrededor de los 45 años y su desarrollo se eleva de forma progresiva entre los 50 y los 60 años.

Al principio se pensaba que el origen de los Tinnitus se debía a problemas existentes en el oído, pero al comprobar que había casos en los que una vez desaparecida la causa de su aparición los sonidos se seguían escuchando, se llegó a la conclusión de que son de origen neurológico.

Actualmente hay un consenso entre los investigadores de que los Tinnitus son un trastorno neurológico, y por tanto todas las investigaciones están orientadas prácticamente en este sentido.

Respecto a la hipoacusia, aunque no se ha encontrado una relación de causa-efecto entre ambos, sí se ha comprobado que la severidad de los Tinnitus padecidos tiende a aumentar con el grado de hipoacusia que se padece. Cerca del 90% de las personas con Tinnitus, padecen algún grado de hipoacusia.

La enfermedad o síndrome de Ménière

Un caso en el que es muy habitual que surjan los Tinnitus es en la enfermedad o síndrome de Ménière. Ten en cuenta que hay veces que se confunden y que como verás ahora, no son lo mismo.

El síndrome de Ménière es una enfermedad que afecta al oído interno. Aunque todavía a día de hoy no se conocen las causas, se cree que es debido a un exceso de fluido en esta parte del aparato auditivo.

Se caracteriza porque produce vértigos o mareos severos acompañados de Tinnitus, pérdida de la audición que aparece y desaparece y una gran sensación de dolor en la zona. Suele afectar a un único oído y es causa común de la sordera.

Las personas que padecen el síndrome de Ménière tienen ataques precedidos de Tinnitus que pueden acabar en pérdidas del equilibrio y en caídas. Los que solo padecen de acúfenos no llegan a experimentar estos síntomas, aunque los suyos son muy molestos ya de por sí.

Causas de los Tinnitus

En la aparición de los Tinnitus existe un amplio abanico de causas posibles. De hecho, cualquier patología que esté relacionada con el aparato auditivo, lleva asociado el desarrollo de los acúfenos.

Las patologías que pueden causar los Tinnitus tienen un rango muy extenso de grados de severidad, que pueden ir desde una simple acumulación de cera en el conducto auditivo hasta infecciones y tumores acústicos.

Entre las causas más comunes encontramos:

  • Complicaciones auditivas:
    • Trauma acústico crónico
    • Síndrome de Ménière
    • Sordera súbita
    • Hipoacusia neurosensorial
    • Presbiacusia
    • Otoesclerosis
  • Exposición a ruidos fuertes: es la causa más común.
    • Trabajar en entornos ruidosos durante muchos años sin utilizar un adecuado equipo de protección.
    • Escuchar música con auriculares durante mucho tiempo y a un alto volumen.
    • Utilización frecuente de armas fuego.
  • Uso habitual de ototóxicos, que veremos en el siguiente punto debido a su importancia.
  • Golpes en la cabeza con daño en el córtex auditivo.
  • Estrés y ansiedad.

Si sufres de Tinnitus, ten en cuenta que aunque su origen esté en el oído, actualmente reside en el córtex auditivo del cerebro. Recuerda que los acúfenos son un trastorno neurológico según las últimas investigaciones.

Fármacos que generan Tinnitus (ototóxicos)

De todas las causas que hemos mencionado anteriormente, el empleo de fármacos ototóxicos es quizás el primer motivo por el que surgen los Tinnitus. Estos medicamentos se caracterizan porque tienen como efectos secundarios dañar las estructuras vestibulares y coclear del oído.

Cuando las estructuras vestibulares son afectadas, surgen los Tinnitus e incluso se puede llegar a la pérdida total de audición. En el caso de verse dañada la estructura coclear, los síntomas son vértigos, mareos y ataxia o dificultad de coordinación de los movimientos.

A continuación te dejamos un listado con los diversos grupos de fármacos ototóxicos:

  • Salicilatos: es el caso de la aspirina. En dosis pequeñas no suelen presentar complicaciones, pero en elevadas se relacionan con los Tinnitus, precedentes de una futura sordera. Sus efectos son reversibles normalmente.
  • Antibióticos aminoglicósidos: estos fármacos pueden causar daños tanto vestibulares como cocleares y el tipo de lesión varía según el antibiótico que se emplee. Un ejemplo es la amicacina y la gentamicina.
  • Antineoplásicos: dentro de este grupo de medicamentos, los que más capacidad tienen de generar Tinnitus son los derivados del platino. Aunque la sordera progresiva que pueden generar suele ser reversible, no es así en dosis altas.
  • Diuréticos potentes: producen acúfenos únicamente si se emplean dosis elevadas y estos son irreversibles si se combinan con otros fármacos ototóxicos como los antibióticos aminoglicósidos.
  • Quinina: aunque no está permitida su comercialización en España, es un medicamento que se importa del extranjero para tratar enfermedades específicas como la malaria. En tratamientos prolongados y en dosis elevadas, provoca de manera permanente la aparición de los Tinnitus e incluso sordera.

Te dejamos un vídeo en el que te explican más a fondo que son los ototóxicos:

Síntomas de los Tinnitus

Los Tinnitus son reconocidos por su principal síntoma que consiste en oír constantemente un ruido que puede tomar diversas formas. Desde zumbidos y sonidos siseantes hasta pitidos agudos, pasando por sonidos de campanillas, grillos o ronroneos. A veces es descrito como el ruido blanco propio de las estaciones de radio.

Otro síntoma es que puede hacer que la persona que los padece no consiga mantener una conversación con normalidad o no logre poner toda su atención y por tanto concentrarse en la tarea que esté realizando.

Un momento en el que se puede detectar los Tinnitus es a la hora de dormir, puesto que en el silencio ambiental, podemos percibir con más claridad estos sonidos. El problema es que suele conllevar problemas de sueño e interferir en el descanso nocturno.

Dentro de los síntomas psicológicos de los Tinitus tenemos que destacar la alteración del carácter, la irritabilidad e incluso una profunda desesperanza al pensar que es un problema que no tiene solución y con el que se tendrá que vivir el resto de la vida.

Cómo se diagnostican los Tinnitus

Si has detectado en tí alguno de estos síntomas, es posible que estés padeciendo de Tinnitus. En ese caso, es recomendable ir a tu médico de cabecera y presentarle tu caso. Lo más habitual es que te derive al otorrinolaringólogo para que busque la causa y establecer así el mejor tratamiento.

Este especialista se encargará de realizarte una exploración exhaustiva. Para ello es muy probable que te pida una serie de pruebas entre las que encontramos las siguientes:

  • Entrevista: en un primer encuentro el especialista realiza una serie de preguntas para ir delimitando la dolencia e ir obteniendo información que ayude a un buen diagnóstico.
  • Otoscopia: es una sencilla exploración del oído externo e interno con un aparato que ilumina la zona para su mejor observación.
  • Exploración de puntos dolorosos craneofaciales y cervicales: mediante las manos, el especialista buscará alguna lesión causante de los acúfenos.
  • Audiometría: es una prueba que mide la sensibilidad auditiva para las diversas frecuencias del sonido.
  • Análisis de sangre: mediante una simple analítica se pueden observar posibles inflamaciones, infecciones y niveles anormales de serotonina, cortisol o vitamina B12.
  • Timpanometría con Reflejo Estapedial: se requiere a la hora de evaluar la movilidad de la membrana del tímpano durante la variación de la presión del aire.
  • Prueba de emisiones acústicas: con esta prueba se mide el eco que genera el oído interno. Si no existe es porque hay un daño en esta zona.
  • Audiometría del tronco cerebral (BAER): gracias al uso de electrodos esta prueba mide la actividad de las ondas cerebrales ante ciertos sonidos.
  • Prueba de equilibrio: se usa para medir el estado físico y funcional del órgano del equilibrio situado en el oído interno.

Factores que empeoran los Tinnitus

Independientemente del tipo de tratamiento que se siga, hay una serie de factores que si se evitan pueden ayudar a mejorar nuestra salud auditiva e incluso tienen la capacidad de prevenir su aparición. Te dejamos cuáles son:

  • Ruidos fuertes: si no hay más remedio, deberemos usar equipos de protección como tapones o auriculares de protección para evitarlos.
  • La ingesta de alcohol y el consuma de drogas aumentan significativamente la aparición de la dolencia en muchos individuos.
  • Sustancias estimulantes como la cafeína, la teína, las bebidas de cola e incluso el chocolate también influyen negativamente en la salud de nuestros oídos.
  • Entre los muchos efectos dañinos, el de generar acúfenos es uno más de la nicotina.
  • Fármacos ototóxicos: es recomendable que la persona con Tinnitus le informe a su médico de su dolencia para que no le recete este tipo de medicamentos.
  • Estrés/ansiedad: se ha demostrado que vivir en calma ayuda a disminuir la intensidad de los acúfenos.

Tratamientos frente a los Tinnitus

Aunque a día de hoy no existe ningún tipo de tratamiento que sea cien por cien efectivo, sí hay disponibles diversas alternativas que ayudan a mejorar los Tinnitus e incluso en algunos casos a eliminarlos totalmente.

Estos tratamientos disponibles a día de hoy son:

  • Amplificación mediante audífonos: mediante estos aparatos se logra disminuir e incluso eliminar los acúfenos en aquellas personas con cierta pérdida auditiva. Permiten que el paciente escuche los sonidos de ambiente y no los Tinnitus.
  • Simuladores de sonidos: son aparatos semejantes a los audífonos pero que emiten un sonido elegido por el paciente más agradable que el del Tinnitus.
  • Terapia de Reentrenamiento de Tinnitus: a partir de la exposición a sonidos estables de banda ancha se consigue reeducar al cerebro para que no haga caso de los acúfenos. Esta terapia tiene una duración de un año más o menos.
  • Tratamientos farmacológicos: la diversas investigaciones han llegado a la conclusión de que ciertos medicamentos son efectivos en el tratamiento de esta dolencia:
    • Antihistamínicos: como la Hidroxicina y la Dexclorfeniramina.
    • Anticonvulsivos: tenemos la Pregabalina, la Oxcarbamacepina y la Gabapentina.
    • Ansiolíticos: estamos hablando del Halazepam, el Alprazolam y el Clonazepam.
    • Antidepresivos: por ejemplo la Agomelatina, la Fluoxetina y la Paroxetina.
    • Antidopaminérgicos como lal Sulpirida.
    • Vasodilatadores: son los más usados porque inhiben la síntesis de la dopamina en el cerebro. Aquí tenemos la Cinarizina y la flunarizina.
  • Tratamiento dental: efectivo en los casos cuyo origen está en problemas de la articulación mandibular.
  • Terapia psicológica: la modificación de conducta, los grupos de apoyo y el manejo del estrés son técnicas que han demostrado todo su potencial a la hora de tratar los Tinnitus.
  • Implantes cocleares: recomendados para personas con poca audición o pérdida completa de la misma.
  • Tratamiento de Estimulación Eléctrica: se emiten impulsos eléctricos a la cóclea gracias a los electrodos colocados cerca de los oídos. Aunque ha resultado ser efectiva en algunos casos, también se han constatado empeoramientos. Está en fase experimental.
  • Suplementos dietéticos: normalmente se emplean medicamentos de la medicina natural muy usados en fitoterapia. En “20 Hierbas medicinales esenciales para cuidar la salud” puedes encontrar aquellas que mayores beneficios tienen sobre nuestro sistema auditivo.
  • Otros: en muchos casos, los pacientes han referido mejoría usando diversos tratamientos alternativos como la hipnosis, la acupuntura, la quiropráctica y diversas técnicas de la medicina holística como el Reiki y la Medicina Tradicional China. Incluso existen aplicaciones para móviles para solucionar este problema de salud.

A continuación te dejamos un vídeo que te muestra cuáles son los mejores alimentos para el tratamiento de los Tinnitus:

Grados de discapacidad por los Tinnitus

El sistema sanitario de nuestro país ofrece una serie de ayudas y derechos a aquellas personas que sufren de Tinnitus. Para ello, como ya te imaginarás, se deberá pasar por un Tribunal Médico que es el que certificará oficialmente el grado de discapacidad.

Dependiendo del nivel de afectación existen distintos tipos de incapacidad: Temporal, Permanente Parcial, Permanente Total, Permanente Absoluta y Gran Invalidez. La discapacidad ya se referiría a la total ausencia de capacidad para realizar cualquier actividad laboral.

Si quieres saber qué documentación hace falta y qué tramites debes realizar para solicitar la incapacidad, deberás ponerte en contacto con la administración de tu comunidad autónoma, puesto que son estas quienes gestionan este tipo de trámites.

Artículos relacionados

Sobre el autor Carlos Póstigo

Psicólogo especializado en desarrollo personal. Formador y escritor de temática psicológica y de crecimiento personal.

sígueme en:

Deja un comentario: