fbpx

Requisitos para trabajar en un ambulatorio

Tags:

El ambulatorio es un lugar por el que todos pasamos alguna vez en la vida. Es más, lo normal es acudir a él más de una vez y más de dos. Las personas que nos atienden en un ambulatorio representan, por tanto, una parte muy importante. Los perfiles que se pueden reunir son muy variados pasando por médicos, enfermeros, celadores o trabajadores administrativos. Todos tienen su cuota de importancia y cada uno de ellos desempeña una función que es vital para el correcto funcionamiento del ambulatorio. En este artículo vamos a ahondar en los requisitos, fórmulas y alternativas que existen en la actualidad en nuestro país para trabajar en un ambulatorio, una alternativa que congrega una demanda muy importante de plazas, según los datos más recientes que obran en poder de los organismos públicos.

Trabajar en un ambulatorio

¿Qué es un ambulatorio?

Lo primero que resulta aconsejable cuando una persona está interesada en trabajar en un ambulatorio es conocer qué es este centro. Dentro de una primera definición, podemos afirmar que un ambulatorio es un centro de atención primaria en el que el paciente puede ser atendido de situaciones o dolencias que no revisten especial gravedad ni implican su hospitalización.

Los ambulatorios representan la base de la pirámide sobre la que se asienta el sistema nacional de nacional de salud por lo que se refiere a los centro de atención. En el escalón más básico encontramos al ambulatorio, el cual, puede pertenecer a ámbitos rurales o urbanos en función del número de habitantes de la población en la que se encuentre ubicado. En grandes núcleos, los ambulatorios pueden llegar a presentar especialistas pertenecientes a varias especialidades médicas y poder realizar estudios y diagnósticos específicos.

De esta manera, en el ambulatorio se llevan a cabo técnicas que no requieren que el paciente sea hospitalizado. Ni tan siquiera que el usuario deba permanecer mucho tiempo en el centro. Pruebas como resonancias magnéticas, radiografías, ultrasonidos y reconocimientos se realizan en los ambulatorios. También se pueden llevar a cabo técnicas funcionales como toma de muestras que posibilitan que el paciente se pueda retirar una vez se la han practicado.

¿Quién trabaja en un ambulatorio?

Trabajar en un ambulatorio

A la hora de decantarse por la opción de trabajar en un ambulatorio resulta muy útil tener claro cuáles son exactamente los puestos laborales que acostumbran a repartirse dentro de este tipo de centros, una cuestión que resulta esencial para enfocar el puesto que se puede ajustar mejor a la formación y capacidad que pueda presentar cada aspirante. Lo cierto es que son varias las ramas profesionales que confluyen en un ambulatorio y cada una de ellas tiene una importancia capital. Posiblemente, la piedra angular en los ambulatorios la representen los médicos. Los que se encargan de la medicina general están presentes en todos los ambulatorios para realizar supervisiones y primeros diagnósticos de los pacientes que acuden a ellos. Son los encargados de determinar si los usuarios deben seguir algún tratamiento específico para combatir el motivo que les ha llevado a la consulta o si, por ejemplo, es aconsejable que acudan a un especialista para abordar la dolencia desde un punto de vista más próximo.

Los especialistas también están presentes en muchos ambulatorios de nuestra geografía. Sobre todo los que desempeñan su trabajo en áreas muy comunes como pueden ser ginecología o pediatría. También hay con relativa frecuencia trabajando en los ambulatorios otros especialistas como traumatólogos y odontólogos.

Otro perfil profesional que no es raro encontrar en la actualidad trabajando dentro de los ambulatorios es el del fisioterapeuta. El aumento del ejercicio físico por parte de la población está provocando de forma implícita también un aumento de las pequeñas lesiones para cuyo tratamiento resulta indispensable el papel que ejercen los fisioterapeutas. Por ello, se trata de un perfil que está cada vez más presente en los ambulatorios.

De igual manera, en cada ambulatorio o centro de salud es habitual encontrar trabajando a una matrona que tiene como principal función marcar algunas pautas durante el embarazo de las gestantes. Su labor es muy útil y por eso es una figura que está presente en los ambulatorios con mucha normalidad.

Fuera del terreno que se encuentra más próximo a la medicina, encontramos trabajando en los ambulatorios al personal administrativo que se encarga de la organización y funcionamiento interno del centro. Se encarga de lo que se conoce comúnmente como «papeleo». Su importancia también es muy grande porque aspectos como las citas para las consultas, la realización de pruebas o análisis clínicos y cualquier tarea administrativa pasa por sus manos, por lo que la organización del centro depende en buen grado de su trabajo.

Auxiliar administrativo de los servicios de salud

Al hilo de lo que comentamos en el párrafo anterior, conviene extenderse en la figura del auxiliar administrativo. Lo hacemos porque representa una salida laboral que tiene muchos adeptos cada año y porque se encuentran procesos selectivos que van a ver la luz próximamente que representan una buena opción para aquellos que estén buscando un empleo estable y con garantías de cara al futuro.

Dentro de un ambulatorio, el trabajo que desempeña el auxiliar administrativo se puede considerar como relativamente sencillo, pero eso ni mucho menos nos debe encaminar al pensamiento de que sea prescindible. Las funciones que desempeña un auxiliar administrativo dentro de un ambulatorio tienen mucha importancia porque afectan de manera directa a la organización interna del centro. Las labores de índole administrativa son muy variadas dentro de un ambulatorio y es preciso que se lleven a cabo correctamente para que no aparezcan problemáticas futuras. Un auxiliar administrativo debe ser ordenado en su trabajo para que las tareas que tiene bajo su responsabilidad se lleven a cabo de forma correcta.

Las funciones que desempeñan los auxiliares administrativos en los ambulatorios vienen marcadas por lo que dictaron en 1994 las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social cuando determinaron el papel que tendría en el sistema el cuerpo de administrativos dentro del colectivo del personal sanitario. La verdad es que las funciones exactas que llevará a cabo un auxiliar administrativo dentro de un ambulatorio pueden estar sujetas a la carga de trabajo y la organización que exista en cada centro, pero se pueden determinar algunas como muy posibles. Entre ellas, se encuentran las relacionadas con la atención al público. También podemos fijar otras como tareas de mecanografiado de documentos, realización de tareas administrativas asistenciales, tramitación de expedientes, tratamiento de datos informáticos, recepción de llamadas, organización de expedientes, apoyo material u operaciones matemáticas que no supongan cuentas de gran magnitud ni complejidad.

Trabajar en un ambulatorio

Requisitos para trabajar en un ambulatorio

Como hemos señalado, los perfiles profesionales que se congregan en un ambulatorio son muy variados. Están relacionados, primordialmente, con el mundo de la sanidad, pero ya hemos visto como también tienen cabida los auxiliares administrativos. Por tanto, la manera más directa para trabajar en un ambulatorio es la de lograr una plaza de empleo público que dote al trabajador de una estabilidad económica y laboral a largo plazo. Para ello, resulta requisito indispensable superar alguno de los procesos selectivos que se convocan en las oposiciones de sanidad.

Conviene, por tanto, a los interesados que estén atentos a las convocatorias que se vayan produciendo en aquellos cuerpos que más se ajusten a sus intereses, requisitos y necesidades. No es lo mismo, por ejemplo, aspirar a trabajar en un ambulatorio como médico de familia que como enfermero, fisioterapeuta, traumatólogo, limpiador o auxiliar administrativo. Una vez lograda la plaza necesaria, el aspirante podrá, o bien elegir destino o solicitarlo o, si no ha superado el proceso, pero sí ha conseguido entrar en alguna bolsa de empleo, esperar a que lo soliciten para trabajar como interino.

Celador de los servicios de salud

Trabajar en un ambulatorio

Posiblemente, junto al cuerpo de auxiliares administrativo al que ya nos hemos referido en este artículo, el de celadores sea otro de lo más reclamados para las personas interesadas en trabajar en un ambulatorio. Se trata de un colectivo que también desempeña un papel importante dentro de los ambulatorios. Algunas de sus funciones serán entregar correspondencia, así como trasladar y entregar y documentación; guardar y preservar las instalaciones que tenga la administración, trasladar medicamentos a las áreas de servicio que lo requieran, mover pacientes que así lo necesiten en camillas o sillas de ruedas, suministrar información a los pacientes que les trasladen alguna consulta que ellos puedan resolver o realizar diversos recados dentro del funcionamiento del ambulatorio (Post relacionado «Cursos Celador Hospitales. Requisitos, Empleo y Sueldos»).

La plaza de celador de servicios de salud se obtiene mediante oposición. Los requisitos para poder participar en los preceptivos procesos son:

-Tener la nacionalidad de alguno de los estados miembros de la Unión Europea o bien de algún país con el que España tenga suscrito un tratado internacional.

-Tener el certificado de escolaridad o presentar las condiciones de obtenerlo hasta el último día de plazo para la presentación de instancias cuando se convoquen los procesos selectivos.

-En el caso de las comunidades autónomas que presenten dos idiomas oficiales, en los requisitos se puede incluir también el conocimiento de aquel idioma que resulte propio de la comunidad autónoma en cuestión.

Los interesados en concurrir a alguna convocatoria de oposiciones de celadores del servicio de salud deben tener en cuenta que el temario, salvo pequeñas modificaciones, será el siguiente:

  1. La Constitución Española de 1978.
  2. Estructura del sistema sanitario público.
  3. El derecho a la asistencia sanitaria.
  4. La organización del trabajo en las institituciones santiarias.
  5. El personal subalterno. Funciones del celador y del Jefe de Personal Subalterno.
  6. Higiene y aseo del enfermo. Movilización y transporte.
  7. El celador en las habitaciones de los pacientes.
  8. Funciones de asistencia al personal sanitario.
  9. El traslado de documentos y objetos.
  10. Actuación del celador en Admisión y Accesos.
  11. Actuación del celador en quirófano.
  12. El celador en la Unidad de Cuidados Intensivos.
  13. Actuación del celador en la sala de autopsias y mortuorio.
  14. Relación del celador con los familiares de las personas fallecidas.
  15. El celador en la Unidad de Psiquiatría.
  16. Las urgencias.
  17. El almacén y los suministros.
  18. La farmacia.
  19. Medio ambiente en los centros sanitarios.
  20. Seguridad y salud en los centros sanitarios.
  21. Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud.
  22. Real Decreto 485/1997, de 14 de abril.

Cursos administrativos sanitarios

MasterD

Los cursos para administrativos sanitarios representan una buena manera para recibir formación muy necesaria para trabajar en un ambulatorio. Una de las opciones más interesantes es la que pone en el mercado la Academia MasterD. La organización deja libertad al alumno tanto para el inicio de la enseñanza como para la duración de la misma. El precio se debe consultar directamente con la academia.

Universidad A Distancia de Madrid

La UDIMA pone en marcha en febrero el «Máster Universitario en Gestión Sanitaria». Se trata de una enseñanza oficial que se puede cursar a distancia al precio de 5.100 euros. Está orientada a gente interesada en profundizar con mucho detenimiento en el trabajo dentro del ámbito sanitario.

Artículos relacionados

Sobre el autor Alberto Gomez Aviles

sígueme en:

Deja un comentario: