¿Cuánto tarda en cargar un coche eléctrico?

El fabricante Tesla ha marcado un antes y un después en la industria de la automoción. Aunque ya había soluciones de este tipo disponibles en el mercado, la compañía de Elon Musk ha revolucionado el sector. ¿Valoras comprar un vehículo de este tipo y te preocupa cuánto tardaría en cargar un coche eléctrico? Te resolvemos todas las dudas.

Teniendo en cuenta que más del 25 por ciento de los conductores españoles valoran la posibilidad de hacerse con un vehículo eléctrico a la hora de comprar un coche, está claro que en un futuro cada vez más cercano, encontraremos cientos de miles de puntos de recarga para coches eléctricos.

¿Cuántas horas debo esperar para cargar un coche eléctrico?

Antes de nada, hay que tener en cuenta un factor muy importante a la hora de cargar un coche eléctrico: el tipo de recarga. Actualmente, hay cuatro modelos principales, Superlenta, Green Up, Semi rápida- Wallbox y Rápida. Pero no solo eso.

También hemos de saber que actualmente hay dos cables diferentes para cargar la batería de nuestro coche eléctrico: Menekes y Flexi Charger. Y ojo, que el futuro pasa por la carga por inducción, de la mano de Tesla como no podía ser de otra manera.

 Antes de hablar del tiempo necesario para cargar un coche eléctrico, hay que recordar algunos conceptos. Para empezar, la potencia, que se traduce en watios, o l“W”, se sabe al multiplicar la tensión, en voltios o “V”, por la intensidad, en amperios o “A”.

El resultado es la capacidad para hacer un trabajo durante un tiempo determinado, como cargar la batería de un coche eléctrico. Ya hemos visto que hay cuatro sistemas diferentes para cargar. Veamos las diferencias.

Diferencias entre las diferentes formas de cargar un coche eléctrico

Para empezar, la principal diferencia la tenemos en la comunicación entre el punto de recarga y nuestro coche eléctrico. cuanto mejor sea, más rápido cargará. Para establecer este criterio, se numeran del 1 al 4 estos puntos ,siendo el 4 el más potente. 

Carga Superlenta

Si queremos cargar el coche en nuestro hogar, lo más normal es utilizar un enchufe Schucko, el habitual en cualquier vivienda. Además se usará un cable Flexi Charger, que ofrece 10 amperios y 230 voltios, alcanzando los 2.3 kW de potencia. 

Como podrás suponer, en este caso estamos ante la carga superlenta. Al carecer de una base de recarga con protección, la autonomía por hora que se recupera al utilizar este sistema para cargar un coche eléctrico es mínima. 

Con este sistema, una batería de 22 kWh tarda 13 horas en alcanzar el 80 por ciento, mientras que una batería de 24.2 kWh tardaría 12 horas.

Carga Green Up

Este segundo sistema, ofrece una potencia de 3.1W, muy parecido al de la Carga Superlenta. ¿Qué diferencia hay entonces? Pues que este sistema para cargar un coche eléctrico se situa en puntos fijos, utilizando un cable Flexi Charger, siendo mucho más fiable y seguro. Ideal para dejar el coche por la noche.

Carga semirápida Walbox

El sistema Walbox ya llega preparado para ser un punto que permitirá cargar un coche eléctrico mucho más rápido. Para empezar, cuenta con cable Mennekes, por lo que es capaz de cuidar la batería del coche, además del sistema eléctrico al que se conecta.

De esta manera, hay una mayor armonización de la potencia, consiguiendo unas cifras mucho mejores: carga una batería de 22 kWh en 3 horas, 24.2 kWh en 6 horas, 33 kWh en 6 horas y los modelos más potentes, con 60 kWh en 9 horas.

Carga superrápida

El modelo más completo, permite soportar una potencia de 43 kW a través de tomas trifásicas de 62 amperios utilizando un cable Mennekes. ¿El resultado? Una velocidad de carga endiablada.

De esta manera, podrás cargar un coche eléctrico con baterías de 60 kWh en tan solo 60 minutos. ¿Buscas un vehículo menos potente? En solo 30 minutos tendrás cargada una batería de 24 kWh.

Deja un comentario