Portada / Blog / Cómo ser abogado. Requisitos, formación y sueldo

6 agosto, 2020 - Jon Sainz

Los abogados son los especialistas en el manejo de leyes, pudiendo desenvolverse ante tribunales o mismamente en consultorías. De hecho, gracias a su amplio conocimiento de la Ley y de las empresas, suelen tener muchas oportunidades en cargos intermedios y altos de grandes empresas. Eso por no hablar de las oposiciones, que son otra de sus grandes bazas.

Abogado

Sea como sea se trata de una de las profesiones más importantes dentro del catálogo profesional español, así que vamos a ver qué hay que estudiar, cómo es el trabajo que pueden desempeñar, cuánto pueden cobrar y qué posibles especializaciones existen.

¿Qué hay que estudiar para ser abogado?

Lo primero que hay que hacer es estudiar el grado de Derecho, y si tenéis la idea de practicar la abogacía ante tribunales habréis de estar también en posesión de un Máster en Acceso a la Abogacia. Esto significa que tendréis que estar en la universidad, como poco cinco años (carrera +máster).

Hay universidades, como la UNED, que ofrecen a los alumnos la posibilidad de hacer grados combinados; de tal manera que al terminar estos salgan con dos carreras universitarias (normalmente derecho y ADE). Obviamente esto significa que habrá que estudiar más años (normalmente dos años más). 

Por otra parte también hay universidades que permiten el acceso a la titulación emitida por dos universidades, como es el caso de los dobles grados de la UCM; y universidades que combinan titulaciones para expedir un único certificado. 

En resumen, lo más habitual es hacer la carrera de Derecho en solitario. Pero que de haber, hay más opciones. También son más complejas para entrar por las notas que piden de la EBAU.

Mejores universidades para estudiar derecho

UAM

La mejor universidad de España para estudiar derecho es la Universidad Autónoma de Madrid. Después le siguen la Universidad Carlos III, la Pompeu Fabra, la Ramón Lull y la complutense de Madrid. Y no, no es que me haya sacado los datos de la chistera; vienen de un trabajo bastante extenso que hace el diario El Mundo todos los años. 

Especializaciones

Una vez el estudiante ha terminado el Grado de Derecho puede especializarse en diversos ámbitos profesionales:

  • Derecho civil. Se especializan las relaciones contractuales, y especialmente en aspectos hipotecarios, compraventas, arrendamientos, préstamos, créditos, consumo, etc.
  • Derecho penal. Se especializan en denuncias, querellas, faltas, delitos, etc.
  • Derecho mercantil. Se centran en lo relacionado al mundo de la empresa y los negocios: constitución de sociedades, contratos mercantiles, fiscalidad para autónomos, gestión corporativa, etc.
  • Derecho de familia. Se especializan en relaciones familiares: contratos prenunciales, divorcios, regímenes económicos, pensiones alimenticias, reconocimientos de patria potestad, incapacitaciones, etc.
  • Derecho administrativo. Sanciones administrativas (multas, por ejemplo), expropiaciones forzosas, procesos contenciosos-administrativos, reclamaciones por responsabilidad patrimonial a la Administración, etc.
  • Derecho sucesorio. Apectos relacionados con la tramitación de herencias, desheredaciones, etc.
  • Derecho laboral. Se ocupan mayormente de la relación empresa-trabajador. Son especialistas en contratos laborales, relaciones sindicales, accidentes laborales, finiquitos, despidos, pensiones, procedimientos de la Seguridad Social, etc.
  • Derecho militar. Se trata de los abogados que están especializados en el código jurídico militar y que representan a los soldados, suboficiales y oficiales en casos que corresponda a los juzgados castrenses.
  • Derecho eclesiástico. Se trata de la especialidad que se enfoca en la Iglesia Católica y sus normas. Por lo general representa a miembros del clero en tribunales eclesiásticos, pero también son quienes están mejor preparados para gestionar temas de divorcios eclesiásticos.
https://www.youtube.com/watch?v=BZPH1xcD0tQ

Salidas laborales

Los abogados tienen muchas salidas laborales, las principales son:

Cuánto cobra un abogado

Un abogado recién titulado y sin experiencia está cobrando un salario cercano a lo que estipula el Colegio de Abogados correspondiente. Más o menos unos 1.300 – 1.500 euros netos mensuales. En este caso debéis tener en cuenta que este profesional, al no tener rodadura, además de que no es un gran activo para la empresa puede incluso llegar a ser un gasto por su necesidad de formación. De ahí ese salario.

Ahora bien, la cosa cambia al cabo de los 3 años, pues ahí ya ha cogida una experiencia que sí acabará siendo provechosa para el despacho; lo que hará que su remuneración suba hasta situarse entre los 1.800 y los 3.400 euros netos. No está mal, ¿verdad? Pues la cosa va mejorando, ya que al llegar a los 4-5 años nos plantamos con salarios que se sitúan entre los 3.750 y los 6.600 euros netos por mes. ¿Mucho? Una vez superados los 10 años de experiencia las remuneraciones suelen ser superiores a los 10.000 euros netos mensuales.

Así a ojo puede parecer que son sueldos muy elevados, pero a decir verdad pasa algo parecido a lo que sucede con los controladores aéreos; que llevan en sus manos mucha responsabilidad. Tened en cuenta que un error de un abogado o una mala coordinación suya con un procurador puede hacer que un despacho pierda un cliente al que la compañía factura medio millón de euros por ejercicio; cuando no directamente que acabe entrando en prisión alguien inocente (que lamentablemente se dan casos).