fbpx

Capacidad del cerebro humano. ¿Cuánto utilizamos?

Tags:

Seguramente en alguna ocasión habréis escuchado decir aquello de que el ser humano emplea únicamente el 10% de la capacidad cerebral, ¿verdad? Se trata de una afirmación realmente extendida que incluso emplean creencias tales como la cienciología para dar cobertura a su doctrina (este rumor les da pie a pensar que en la “parte oculta” del cerebro podemos tener capacidades innatas como la telequinesia). De hecho incluso hay quien afirma que esto es debido a que la estructura craneal, a fin de pasar por el útero, debe renunciar a desarrollarse plenamente. Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto?

Desde el punto de vista de la ciencia actual esta afirmación es errónea, ya que no hay certeza alguna de que esto sea cierto. Es más, a través de los escáneres cerebrales puede observarse cómo el cerebro emplea todas las capas y áreas para procesar los diferentes estímulos. Así pues, ¿de donde viene esta creencia?

Se cree que el origen de la confusión radica en una frase que se le asignó erróneamente a Einstein: “sólo utilizamos el 10% de nuestra capacidad cerebral”; en un fragmento de texto del neurólogo Pierre Flourens, quien a inicios del siglo XX, en plena experimentación con ratones, dejó por escrito “Sólo aprovechamos una pequeña parte de nuestros recursos mentales y físicos”; o incluso al hecho de que solo el 10% de las células del cerebro sean neuronas. Fuentes hay varias, pero realidades una.

Espacio Limitado en el cerebro. Necesitamos olvidar aprendizajes anteriores para hacer hueco a nuevos conocimientos

Según los descubrimientos y resultados obtenidos por científicos en estudios con ratones, necesitamos olvidar aprendizajes anteriores para hacer hueco a nuevos conocimientos. De confirmarse en personas, podrían ayudar a olvidar experiencias traumáticas

Mientras estás leyendo esto (y aprendiendo sobre este nuevo estudio), tu cerebro está tratando activamente de olvidar algo.

Lo sentimos, pero eso es lo que los científicos del Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL) y la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla descubrieron en un nuevo estudio publicado el viernes (18 de marzo) en un documento de acceso abierto en ‘Nature Communications’.

Ésta es la primera vez que una vía en el cerebro se ha relacionado con el olvido – para borrar los recuerdos de forma activa”, dice Cornelius Gross, que dirigió el trabajo en el EMBL.

Trabajando con los ratones (dejo el “los” porque ya se han nombrado anteriormente), Gross y sus compañeros estudiaron el hipocampo, una zona del cerebro conocida por ayudar a dar forma a los recuerdos. La información llega a esta parte del cerebro a través de tres vías diferentes. A medida que se forman los recuerdos, las conexiones entre las neuronas a lo largo de la ruta principal se hacen más fuertes.

Cuando bloquearon esta ruta (células grano del giro dentado), los científicos descubrieron que los ratones ya no eran capaces de aprender. * Pero sorprendentemente, el bloqueo de esa ruta principal también da lugar al debilitamiento de las conexiones, lo que significa que la memoria en realidad se está borrando.

El espacio limitado en el cerebro

Gross propone una explicación: “Hay espacio reducido en el cerebro, por lo que cuando estás aprendiendo, tienes que debilitar algunas conexiones para hacer espacio a otras”, dice Gross.

Curiosamente, este esfuerzo activo para olvidar sólo ocurre en las situaciones de aprendizaje. Cuando los científicos bloqueaban la ruta principal hacia el hipocampo, la fuerza de las conexiones permanecía inalterable.

Los descubrimientos se hacían utilizando ratones genéticamente modificados, pero los científicos demostraron que eso es posible al producir un fármaco que activa esta vía del “olvido” en el cerebro sin la necesidad de la ingeniería genética. Este enfoque, dicen, podría ayudar a las personas a olvidar las experiencias traumáticas.

  • Pero si los ratones habían aprendido esa asociación antes de que los científicos detuvieran el flujo de la información en la ruta principal, aún podrían recuperar esa memoria. Esto confirmó que esta vía está involucrada en la formación de recuerdos, pero no es indispensable para evocar esos recuerdos. Esto último implica probablemente a la segunda ruta en el hipocampo, según conjeturan los científicos.

Resumen del estudio de «Borrado rápido de la memoria del hipocampo después de la inhibición de las células grano del giro dentado»

El hipocampo es crucial para la adquisición y recuperación de recuerdos puntuales y contextuales. No queda claro si la circunvolución dentada, una entrada principal del hipocampo, también desempeña un papel en la recuperación de la memoria. Aquí combinamos la inhibición neuronal específica de tipo celular con las mediciones electrofisiológicas de la plasticidad del aprendizaje asociado en el comportamiento de los ratones al demostrar que las células grano del giro dentado no son necesarias para la recuperación de la memoria, pero en su lugar tienen un papel inesperado en el mantenimiento de la memoria.

Además, demostramos el potencial de traducción de nuestros resultados al mostrar que la activación farmacológica de un receptor inhibitorio endógeno expresado selectivamente en células grano del giro dentado puede inducir a una pérdida repentina de la memoria del hipocampo. Estos descubrimientos abren una nueva vía para el borrado selectivo de los recuerdos puntuales y contextuales.

Artículos relacionados

Sobre el autor Javier Lorente

Navarro, cosecha del 84, me gusta la tecnología, la ciencia y viajar.

sígueme en:

Deja un comentario: